Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 227 Diciembre de 2017

Zhu Bangzao, embajador de la República Popular China en España

José Luis Guerrero

Se llama Zhu Bangzao. Es un hombre afable, que siempre sonríe, lo que le hace sentirse muy a gusto al interlocutor. Vehemente en sus respuestas, para que el entrevistador salga satisfecho. Educado en las formas, gusta del modo de vida occidental que conoce bien por haber estudiado en la Universidad de Ginebra y haber trabajado en Europa. Es consciente de que China es actor protagonista de la escena internacional, por el asombroso progreso que ha desarrollado en las últimas tres décadas, fruto de la reforma y la apertura de su país al mundo, claves que nos desvela en esta entrevista.

En una economía globalizada, China emerge como una de las grandes potencias económicas mundiales. ¿Cuál es el papel que el Gobierno y las empresas chinas van a desarrollar en el mundo occidental?
A raíz de la apertura -hace treinta años-, China ha participado activamente en la globalización económica; en este proceso nos hemos desarrollado y hemos contribuido al desarrollo mundial. China tiene 1.300 millones de habitantes, lo que representa un gran mercado para los productos e inversiones extranjeras. Cooperamos con otros países introduciendo tecnologías, experiencias y capitales. Se establece una cooperación de mutuo beneficio y ganancia compartida entre China y los demás países. A comienzos de la apertura china contribuíamos con un 3% a la economía mundial, ahora contribuimos alrededor del 50%. La integración en las economías occidentales es indispensable en la globalización; y los contactos con Occidente en materia económica, cultural y científica son para beneficio recíproco. En el futuro, la globalización económica no va a cambiar.

¿El Banco de China ha venido a Madrid para captar ahorro o financiar inversiones?
El Banco Comercial e Industrial de China es el mayor banco del mundo. Llegó a Madrid en enero. Su principal cometido es facilitar los lazos comerciales y las inversiones recíprocas entre China y España, para ofrecer facilidades financieras; y presta servicios a particulares chinos, españoles y a los turistas chinos. Creo que la presencia de este banco responde a la buena coyuntura de las relaciones entre los dos países. Otros bancos potentes de China también piensan venir a España.