Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 259 Noviembre de 2020

Javier Mirallas, presidente de ICS

Juan Comas

 

Javier Mirallas es presidente de ICS, una firma con dos áreas de negocio; por un lado, ICS Solutions, destinada a dar apoyo a empresas en proceso de restructuración, concurso u otras circunstancias y por el otro, ICS Intelligence, que ofrece servicios de inteligencia para empresas.

 

Usted es experto en inteligencia corporativa, pero ¿cómo definiría este concepto?

La inteligencia corporativa se refiere al uso de todos los datos y herramientas para facilitar a las empresas la toma de decisiones. El dominio del entorno, la tecnología y el uso adecuado de la información, permite anticiparse a los problemas y planificar con garantía su solución. Los aspectos económicos, políticos, tecnológicos, sociales y normativos interaccionan en el mundo de la empresa, obligando a una visión estratégica y coordinada de los mismos a través de un método global de análisis.


¿Y cómo lo aplican desde ICS Intelligence?

Nuestra operativa se basa en el análisis multidisciplinar, aunando los conocimientos de especialistas en el ámbito de la política, la industria, los negocios, la universidad, la comunicación, la ciencia forense y la ciberseguridad.


¿Las empresas prestan suficiente atención al diseño de programas de inteligencia corporativa?

En absoluto. Las empresas cometen el error de pensar que términos como ‘inteligencia’ son propios de películas de espías o de grandes empresas y se equivocan. Trabajar con herramientas de inteligencia sirve para prevenir riesgos y amenazas que pueden afectar a la reputación de una empresa hasta condenarla incluso al cierre.

Actualmente, y más desde la pandemia, las empresas han empezado a reforzar sus canales digitales. Los riesgos a prevenir y los problemas que se pueden evitar, así como la planificación estratégica en la toma de decisiones, requiere de la intervención, de forma indispensable, de la ciberinteligencia. 


¿Falta cultura de antelación, de anticiparse a los posibles riesgos?

Efectivamente. España es un país de pymes, sólo en nuestro país hay más empresas que en Francia y Alemania juntas debido a la fragmentación del mercado y eso lleva a los empresarios a confundir, en muchas ocasiones, lo urgente con lo importante. En ICS analizamos los riesgos y ayudamos a los empresarios a tomar decisiones de carácter preventivo o de futuro que van a favorecer su crecimiento como empresa y le van a ayudar a evitar muchos problemas.  


Usted preside la Cámara de Comercio Brasil-Cataluña. ¿Cuál es su misión?

La Cámara de Comercio Brasil-Cataluña (CCBC) es una asociación sin ánimo de lucro inaugurada en 2011, cuyo principal objetivo es fomentar y facilitar las relaciones económicas entre Brasil y Cataluña, actuando como punto de encuentro entre las empresas catalanas con presencia o interés en Brasil y las empresas brasileñas que desean instalarse en Cataluña como puerta de entrada a España y Europa. Cuenta actualmente con cerca de 200 empresas asociadas y mantenemos una colaboración leal con la Cámara Brasil-España de la que nos orgullecemos de ser parte activa.


¿En qué punto están las relaciones comerciales entre Cataluña y Brasil?

Muy intensas y a la vez con mucho camino por recorrer. Las empresas catalanas suponen una cuarta parte de la actividad de las empresas españolas con Brasil, pero las compañías del conjunto de España, y con ellas las catalanas, tienen aún mucho caudal de crecimiento. Actualmente, el ámbito de la maquinaria, el farmacéutico, el turístico, el energético y el de las infraestructuras son lo que acumulan las principales inversiones. El compromiso del Gobierno de Brasil en el capítulo de las privatizaciones, abre una ventana de oportunidades muy grande junto a las reformas que se están llevando a cabo. 


Usted ha escrito mucho recientemente sobre la importancia de las instituciones europeas para hacer frente a la pandemia ¿Está Europa a la altura del momento difícil que estamos viviendo?

Siempre es necesaria más Europa, más unión, más trabajo conjunto. Europa es un espacio de libertad, el mejor invento político de los tiempos recientes. Es normal que Europa zozobre, hacer frente a las amenazas procedentes de un no acuerdo para el Brexit, la posición poco amistosa de USA y la relación de vecindad difícil con Rusia suponen un reto para la presidenta de la Comisión y el presidente del Consejo. A todo esto, se ha venido a sumar la pandemia y ahí la respuesta europea ha sido económica y políticamente importante en un marco de alta incertidumbre.

Ahora corresponde a los estados miembros estar a la altura de la propuesta económica de Europa y saber prepararse a nivel presupuestario y administrativo para recibir los recursos pactados y construir sin vacilar “Los Estados Unidos de Europa”.


Leopoldo Satrústegui Pérez de Villaamil, director general de Hyundai Motor España

Carmen Peñalver

 

“Recientemente ha hecho 28 años desde que inicié mi relación con Hyundai y durante los mismos he tenido la gran suerte de poder pasar por distintos departamentos de la empresa, lo que me ha dado una visión muy global del negocio. Siempre me ha sorprendido la capacidad de superación de los coreanos, así como la facilidad y velocidad de adaptación en entornos difíciles. La manera que tienen de gestionar las crisis a base de trabajo y superación, una cultura del trabajo que ha hecho que Hyundai sea el cuarto fabricante mundial y que se haya reforzado después de cada crisis. Todo este esfuerzo se ha impregnado en el ADN de nuestra compañía y seguramente sea el mayor aprendizaje de estos años”, explica Leopoldo Satrústegui, director general de Hyundai Motor España.

 

¿Qué define la cultura y los valores de Hyundai?

El lema de nuestra marca, Progress for Humanity, es la filosofía que nos distingue y nos hace seguir evolucionando como compañía. Hyundai tiene el ambicioso objetivo de mejorar la vida de las personas a través de la innovación. Somos una de las compañías de automoción que más invierte en I+D y este compromiso no sólo se traduce en el desarrollo de tecnología de vanguardia dirigida a la movilidad, sino también en compromiso innovador de Hyundai con sus clientes y trabajadores.

Durante los momentos más duros del confinamiento, con nuestra actividad comercial reducida a 0, movilizamos todos nuestros recursos disponibles a través de la iniciativa #YoCedoMiCoche para poner nuestra flota de vehículos a disposición del personal sanitario y así ayudarles en sus desplazamientos. Con la relativa vuelta a la normalidad, hemos puesto en marcha un plan de financiación flexible, #CompromisoHyundai, para ayudar a nuestros clientes ante la incertidumbre económica.  Creo que ambos ejemplos, reflejan los valores que nos distinguen en nuestro día a día y demuestra que la motivación de Hyundai como marca y compañía va más allá de fabricar y vender coches.

 

Hyundai ha conseguido duplicar sus ventas en España en los últimos cinco años. ¿Qué factores, dentro de Hyundai y en el propio mercado, han sido los determinantes para conseguir este gran crecimiento?

Para mí una de las claves de los buenos resultados de Hyundai, ha sido el saber responder a las demandas de la sociedad con dos principios: un producto de calidad a un precio competitivo unido a un diseño moderno, innovador y muy atractivo. Ofrecemos una gama muy amplia que cubre todos los segmentos y, además, dentro de un mismo modelo de coche ofrecemos diferentes tecnologías.  Por ejemplo, el modelo IONIQ es el primer vehículo del mundo concebido con tres sistemas diferentes de propulsión electrificados.

Además de un buen producto, apostamos por una relación de confianza con nuestros clientes, con múltiples ventajas exclusivas, como nuestro reconocido compromiso de garantía de cinco años y el compromiso de devolución durante el primer mes, que recientemente y como medida post-COVID para dar aún más confianza a nuestros clientes, se ha ampliado hasta un año para el caso de pérdida de empleo.

Un pilar fundamental de nuestros buenos resultados de estos cinco años ha sido nuestra red de concesionarios que ha creído en nosotros y ha sido capaz de seguir el ritmo que les marcábamos desde la filial.

Como reconocimiento a todo ello, un informe reciente de EY ha calificado a Hyundai como una de las mejores compañías para afrontar la crisis. En concreto el segundo cuatrimestre de 2020, Hyundai Motor Company se ha posicionado como la segunda compañía del sector del automóvil más rentable, con un margen de 2,7%, aumentando su valor en el mercado. Estos datos nos indican que vamos por el buen camino y que estos son los pasos que debemos seguir para alcanzar nuestros objetivos.


¿Ha entrado o piensa entrar Hyundai el día de mañana en el canal de venta 100% online?

La transformación digital, se ha visto acelerada con la crisis del coronavirus. Y en Hyundai, queremos responder a las necesidades de nuestros clientes para acercarles nuestros productos. Este verano en Hyundai Motor España hemos puesto en marcha ONLINE STORE, que se trata del primer paso para la venta de vehículos por internet, pero siempre de la mano de los concesionarios.

A través de esta plataforma digital, el cliente tiene acceso a todo el stock disponible de vehículos con posibilidad de entrega en 15 días, así como información orientativa de los precios y opciones de financiación.


Javier Cendoya Irezábal, director general de Grupo Edelvives

Carmen Peñalver

 

Edelvives se fundó hace 130 años y hoy día tiene 8 unidades de negocio. Fueron los Hermanos Maristas los que a finales del siglo XIX llegaron desde Francia para fundar la institución en España y para sentar las bases de esta editorial. A partir de ese momento empezó una historia apasionante de éxitos, desgracias, liderazgo y reconversiones. Han acompañado en sus estudios a todas las generaciones anteriores con su Catón, el Libro de España, su cartografía que presidía buena parte de las escuelas de mediados del siglo pasado, sus libros de Aritmética... Hoy son una empresa agradecida con la herencia recibida y conocedora de que crecieron a “hombros de gigantes”.

 

 ¿Cómo es Edelvives en la actualidad: presencia en el mundo, proyectos, etc.?

Edelvives es una empresa compleja y poliédrica, inconformista y exigente, que en el momento actual está presente, en alguna de sus formas, en veintiocho países. Estamos bien introducidos en Latinoamérica, en Europa y recientemente hemos puesto los ojos en los mercados orientales fundamentalmente con proyectos de índole digital. Trabajamos en el sector educativo con nuestros libros de texto y con una línea importante de literatura infantil y juvenil. Además, nuestra imprenta y nuestra logística dan servicio a otras empresas del sector en Europa y América.


¿Cómo ven ustedes el mundo educativo en España?

Lo vemos lleno de oportunidades. El sector educativo ha dado una lección en estos días estando muy por encima de las dificultades y de la ausencia de criterios y de recursos. Dada la enorme complejidad que tenía gestionar esta situación imprevista y descomunal, sólo puedo tener palabras de admiración y de agradecimiento hacia la gestión realizada desde los colegios. Y hacerles llegar desde aquí todo nuestro ánimo para liderar el reto que tenemos por delante. Desde Edelvives les podemos aportar experiencia, entusiasmo, ayuda en la regeneración de los espacios escolares, colaboración en los procesos de digitalización que emprendan, certificaciones, formación, e incluso plataformas de gestión de primer nivel. Estoy convencido que todo el ámbito educativo saldrá fortalecido de esta emergencia. Somos unos privilegiados trabajando para mejorar la educación en los distintos países en los que estamos presentes.


¿Cómo ha reaccionado Edelvives a esta situación de crisis COVID-19, tanto a nivel interno como hacia la comunidad educativa?

Decidimos actuar de forma muy rápida. Por un lado, una semana antes de decretarse el estado de alarma ya estaba la práctica totalidad de la plantilla de Edelvives trabajando desde casa para conseguir mayores niveles de seguridad y para posibilitar la conciliación familiar. Tengo que decir que teníamos tan interiorizada la digitalización de nuestros procesos que logramos mantener una absoluta normalidad. Nada se paró. No hicimos ningún ERTE y conseguimos un nivel de servicio óptimo para estar a la altura en momentos complicados para los docentes y familias. Por otro lado, fuimos los primeros en poner a disposición de toda la comunidad educativa todas nuestras plataformas digitales, con una respuesta sencillamente conmovedora del profesorado. Y me alegró mucho que el resto de editoriales nos siguieran en ese camino. Hemos aprendido mucho en estos meses y, con seguridad, saldremos fortalecidos de esta situación.


¿Cuáles son los grandes proyectos en los que están trabajando en la actualidad?

Nos gusta concentrarnos en proyectos que tengan impacto en nuestra sociedad, que hagan posible nuestro ideal de ayudar a educar personas que sean capaces de transformar el mundo. Nuestra intención es tratar de ser tan relevantes como genuinos y humildes, poniendo el acento, el foco, en aquello que sea retador y coherente con nuestra forma de entender la empresa. Por ello hemos empezado a exportar a Japón nuestra tecnología y nuestras plataformas digitales; estamos compartiendo con grupos editoriales inmensos nuestro modelo de Supply Chain para conseguir niveles óptimos de eficiencia en la gestión productiva y del stock; hemos lanzado desde nuestra incubadora de empresas la “Academia de Inventores” que está ya revolucionando los sistemas de aprendizaje; hemos lanzado el modelo “Universo Edelvives” que nos está permitiendo relaciones distintas con los colegios, los docentes, las familias y los alumnos. Hay mucha pasión y mucha ilusión detrás de cada uno de los proyectos en los que decidimos embarcarnos.

 

¿Qué papel juegan en su organización los denominados “socios”, o sea, Dell EMC, Samsung, etc.?

Para nosotros trabajar con aliados de primer nivel es una manera de participar en nuestro negocio. Son relaciones estables, llenas de sentido común, que nos aportan un conocimiento y un impacto reputacional inmenso. Es un halago que empresas como Dell EMC, Samsung, Google, Macmillan, se hayan fijado en nosotros para trabajar juntos en proyectos de enorme impacto para la sociedad y para nuestro mundo educativo. No es nada común en nuestro sector, pero empezamos con estos acuerdos hace más de diez años y los resultados son increíbles.


Beatriz Lascaray, directora general para Iberia de Atradius Collections

Manuel de los Santos


En Atradius Collections están listos para apoyar a las empresas en cualquier etapa desde la facturación de sus servicios y/o productos hasta el cobro de sus facturas.

Tienen diversos servicios que pueden ser adaptados a las necesidades de sus clientes, independientemente del tamaño de su negocio y del sector empresarial en el que operen.

Creen que un enfoque amistoso y proactivo produce mejores resultados en el cobro de facturas pendientes, por ello su servicio de recobro Amistoso en deudas B2B, es el más solicitado por su agilidad y eficacia, especialmente en las circunstancias actuales, permitiendo mejorar la liquidez de la empresa acreedora más rápidamente.

Concretamente en estos últimos meses, han lanzado su plataforma de recobro “online”, AGORA, a través de la cual, cualquier empresa con una deuda impagada puede obtener presupuesto gratuito en pocos minutos y enviarles sus facturas impagadas de una manera sencilla para que se encarguen de su gestión inmediata, pudiendo monitorizar la evolución de las acciones de cobro en cualquier momento y con la opción de contactar “online” con el gestor que se encarga de su tramitación. El acceso a dicha plataforma se realiza fácilmente a través de su “web” http://www.atradiuscollections.com/es

No obstante, si la vía amistosa no diera sus frutos, la reclamación judicial de la deuda y de créditos en concurso de acreedores a través de su amplia red global de abogados y profesionales en todo el mundo, pueden facilitarse como vías alternativas de cobro.

Aparte de esta asistencia esencial, Atradius Collections ofrece servicios colaterales a la gestión de cobro de facturas impagadas relacionados con el entorno financiero, disponibles también en su “web”.

 

¿Cuántas oficinas y partners componen su red y para cuántos países?

En la actualidad, Atradius Collections cuenta con 33 oficinas propias en los 5 continentes, desde donde prestamos un servicio global a nuestros clientes en todo el mundo, gestionando la deuda en el idioma del deudor.   

Nuestra red global de abogados cuenta con más de 400 profesionales, más agencias de cobro locales en todo el mundo que conocen la cultura, idioma y sistemas legales de sus deudores

Para ayudar a apoyar nuestra presencia global y nuestro conocimiento local, somos miembros de asociaciones nacionales como Angeco en España, Unirec en Italia, CSA en UK, BDIU en Alemania, IACC en USA y Femca (Federación Europea de Asociaciones de Gestión de Créditos) entre otras, que promueven las buenas prácticas en la gestión de deudas.

Igualmente, trabajamos de la mano de Channel partners de primer nivel como Iberinform, Bisnode, Dun & Bradstreet, FIS, HPD Software e InterGest Worldwide entre otros, que nos dan cobertura como proveedores de información digital, así como en el entorno bancario y financiero.


El COVID-19 está afectando en mayor o menor medida a todos los países del orbe. ¿Cuál es su valoración del impacto de esta pandemia en los meses que llevamos padeciéndola, tanto en la empresa española como en los países en los que opera Atradius?

El COVID-19 ha afectado a más de la mitad de la población mundial, y ha provocado que muchas industrias, fábricas y empresas de todo tipo hayan reducido su actividad habitual, trabajando en condiciones muy restringidas; e incluso cesando temporal o definitivamente sus actividades.

En la Eurozona, los países del Sur, particularmente castigados a nivel sanitario desde el principio de la pandemia y con medidas de restricción más estrictas, han sufrido aún mayores estragos económicos por la estructura de su tejido empresarial básicamente compuesto de pequeñas y medianas empresas. También son países altamente dependientes del Turismo, sector que se encuentra en la primera línea del impacto.

Hay sectores especialmente golpeados, como Metalurgia, Automoción, Construcción, Textil, Bienes de Consumo duraderos y Servicios que presentan un alto riesgo de impago y se prevé su empeoramiento en el corto plazo, estos dos últimos por la caída del consumo doméstico. 

En cambio, no todo el impacto es negativo, ya que el aumento en la inversión de I+D está haciendo que algunos sectores crezcan en estos tiempos de crisis, como son el Biosanitario, Alimentación, Electrónica y Logística, este último por el crecimiento de las ventas online.

Según las previsiones, la economía mundial podría llegar a reducirse un 5% durante 2020, en lugar de crecer hasta el 2,5% como se preveía el año pasado, lo cual nos da una pista clara de lo que se avecina en los próximos meses, aderezado con el elevado nivel de incertidumbre.

Los últimos informes realizados por algunos de nuestros partners indican que la disolución de empresas en el mes de septiembre aumentó un 43% desde el inicio de la pandemia. Las previsiones sobre el aumento de las insolvencias globales hasta final de año alcanzan una media del 25%, superándose en España debido a la composición sectorial de su economía.

De ahora en adelante, La duración y profundidad de la recesión vendrán condicionadas por la capacidad de las distintas economías para gestionar las restricciones sanitarias, evitar los confinamientos y desarrollarse en un contexto de distanciamiento social.


Gema Alejandra Botana García, directora de Desarrollo de Negocio de Wolters Kluwer Formación

Paloma Serrano

 

Wolters Kluwer es una compañía global líder en el mercado de soluciones de gestión y servicios de información, formación y “software” para profesionales del Derecho, Administración Pública, Asesoría, Empresa, Salud y Educación. La compañía tiene una cifra de negocio de 4.612 millones de euros anuales (2019), emplea a 19.000 personas en todo el mundo, y opera en 180 países. Wolters Kluwer tiene su sede en Alphen aan der Rijn (Holanda) y sus acciones cotizan en la Bolsa de Ámsterdam (WKL) y están incluidas en los Índices AEX y Euronext 100. Wolters Kluwer Formación se constituyó en el año 2011.

 

En Wolters Kluwer Formación, en concreto, tienen ustedes tres áreas de negocio, ¿cuáles son?

Efectivamente, una primera área de negocio es nuestro propio catálogo de cursos online impartidos en nuestro Campus, pensados para profesionales y creados por profesionales. Estamos especializados en materias como el Compliance (penal, privacidad, tributario, laboral, etc.) por su enorme repercusión empresarial. Con nuestros cursos damos respuesta inmediata a novedades como el Derecho Concursal, objeto reciente de una gran reforma, o el trabajo a distancia, regulado por primera vez en nuestro país. También nos ocupamos de abordar la formación en materias con gran impacto práctico: reclamaciones por accidentes de trabajo, gestión de nóminas y Seguridad Social, Excel y proyecciones financieras para empresas y despachos, o el exitoso Programa en Controllers (PECEI). Y también contamos con ‘Talleres virtuales’ organizados en sesiones de entre 60 y 90 minutos en tiempo real abordando asuntos prácticos de especial interés como, por ejemplo, los efectos del COVID-19 en las cuentas de 2020.

En nuestra segunda área de negocio nos ocupamos de “construir” proyectos formativos ad hoc para empresas y organizaciones que, tras compartirnos sus objetivos formativos, adaptamos y personalizamos de acuerdo a sus necesidades específicas, incluyendo recursos de animación que van adquiriendo más protagonismo con el paso del tiempo. Así, hemos recurrido a un cómic para formar en la prevención de los delitos de corrupción contextualizando en situaciones que podían darse dentro de la compañía destinataria del proyecto. También hemos recurrido a la creación de una “mascota” que fue la conductora de una formación en seguridad informática organizada en varias etapas. Sin olvidar la gamificación, de la que hemos verificado su alto valor de aprendizaje. Trabajamos en equipo con nuestros clientes para lograr una formación con la que se identifiquen y conseguir que incorporen inmediatamente sus aprendizajes a sus desempeños.

Por último, la tercera área de negocio se dedica a la preparación de recursos formativos para ser utilizados directamente por nuestros clientes en sus plataformas. Se trata de contenidos preparados en distintos formatos destacando su integración con nuestra Biblioteca Digital Smarteca donde se posibilita un uso individualizado que permite trabajar directamente sobre el formato digital efectuando y resaltando contenidos, marcadores de página o comentarios, notas e inclusión de dosieres que pueden consultarse también off line. Este sistema resulta enormemente ágil para actualizaciones de contenidos jurídicos, ya que permite incluir links a nuestra base de datos cuando se produce cualquier cambio normativo.


¿Cuándo se puso en marcha Wolters Kluwer Formación?

Wolters Kluwer Formación se constituyó a finales de 2011. Contar con una compañía global líder en el mercado de soluciones integrales de gestión y servicios de información como es Wolters Kluwer nos ha permitido ofrecer una formación con los recursos tecnológicos más punteros e innovadores, donde la creatividad es una invitada constante, facilitando no sólo el aprendizaje, sino también el trabajo de enseñanza. Pero la tecnología en formación debe ir necesariamente acompañada de “humanismo”, que aportan tanto el profesorado que comparte su expertise y su valiosa experiencia, como la coordinación académica que se ocupa del seguimiento para garantizar un aprendizaje eficiente al apoyar y orientar durante todo el proceso formativo.


¿Puede decirse que se ha abierto una nueva dimensión de la formación en profesionales y en empresas con la crisis propiciada por el COVID-19?

Totalmente. La nueva realidad en que nos encontramos precisa que todos debamos enfrentarnos a un nuevo contexto que exigirá de nuevas competencias y habilidades donde la formación se erige como un “socio” confiable y crítico que deberá trabajar en equipo con todos los equipos de la empresa.


Entonces, ¿ahora la formación va a representar una nueva oportunidad?

La formación siempre es una oportunidad, ya que es aprendizaje y, por tanto, cambio, adaptación y evolución. Pero ahora y más que nunca, es una oportunidad, y para que realmente lo sea, debe focalizarse en aprendizajes vinculados a los desempeños profesionales más demandados.

 

José Cruz García González, director general España de GDP, Consultoría e Internacionalización

Manuel de los Santos

 

“Vine a España para realizar mis estudios de postgrado con la idea de regresar a ejercer como abogado en México.  Me llamó mucho la atención el hecho de que siendo tan importantes las relaciones históricas y empresariales entre los dos países, a diferencia de la relación entre México y Estados Unidos, no hubiera firmas de origen español en México y mexicanas en España que dedicaran sus servicios exclusivamente a las relaciones empresariales entre los dos países, por lo que consideré, inicialmente, que podría ser un nicho interesante en el cual desarrollarme profesionalmente y hacer mi vida en España, país que considero y quiero como mi segunda patria”, explica José Cruz García González, director general España de GDP, Consultoría e Internacionalización.

 

Cuando a un empresario le surge la idea de poder diversificar su negocio a través de la internacionalización, ¿cómo puede llegar a la conclusión de que esa internacionalización es conveniente para él en el mercado destino, de acuerdo con el producto o servicio que maneja?

Como especialistas en temas de internacionalización y expertos en el mercado español y mexicano, nos gustaría mucho que todas las empresas, o todas las que fuera posible, tomaran la decisión de internacionalizarse. Sin embargo, sugerimos siempre a nuestros clientes que si no lo tienen totalmente claro, no se aventuren a un proceso de internacionalización sin realizar un estudio del mercado objetivo que les permita conocer a fondo si el producto o servicio que quieren ofrecer es viable y cuenta con verdaderas posibilidades de éxito. A través de nuestro programa GDP Enlaza, ayudamos al empresario en la toma de decisiones, apoyándolo con la información del país de destino y de la situación, demanda y posibilidades de éxito en su nicho de mercado como un paso previo a la internacionalización jurídica. Buscamos, cuando menos, ahorrarle gastos innecesarios y derroche de dinero en un proceso de internacionalización que, basados en el estudio realizado y contrastado, no tendría el éxito deseado o encontraría más competencia de la que originalmente se pensaba.  Por el contrario, al validar oportunidades podemos colaborar en la aceleración de su penetración de mercado, desarrollo de negocio, implantación y administración de su filial en destino reduciendo significativamente sus costos operativos.

Una vez que un empresario toma la decisión de internacionalizar su negocio o su empresa, ¿cuál es el papel que juega una consultora como GDP en la realización y el éxito de ese proceso?

Con el paso de los años estoy cada vez más convencido de que en todo proceso de internacionalización, sobre todo de pequeñas y medianas empresas, es fundamental hacerse acompañar por una consultora experta, ya que la internacionalización es un proceso que exige además del dominio del marco jurídico de destino, un conocimiento y entendimiento profundo del mercado desde el punto de vista social, cultural, económico y hasta político. Entre México y España, es cierto que hablamos el mismo idioma, pero no necesariamente el mismo lenguaje empresarial o cultural”. Nuestras culturas y formas de comunicación difieren en muchas ocasiones a la hora de enfrentarse ante un posible cliente, empleado o conflicto empresarial. 

Teniendo en cuenta la situación económica actual que azota a nivel internacional y de la que México no es excepción, y a las noticias sobre inseguridad que prevalecen en diferentes zonas del país, ¿cuál es el mensaje que se ofrece al empresario español para que vaya a México con la confianza de que su negocio tenga oportunidades allí? ¿Cómo se demuestra que México es un país de oportunidades?

Lo primero, como mencioné antes, es realizar un buen estudio y validación de mercado.

Es además importante comprender qué características tiene México como mercado potencial, ya que al contar con una población de más de 124.000.000 y una superficie de 1.964.375 km2, en su totalidad ofrece un número infinitamente mayor de posibles consumidores y oportunidades de negocio que otros países del entorno, según qué sector de la economía o nicho de mercado.  El tamaño de su economía también representa un dato para tener en cuenta.  El PIB de México en 2019 que según datos oficiales fue de 1.124.447 millones de euros, representa la suma del PIB de Argentina, Colombia, Chile y Perú juntos. Sólo por citar algunos ejemplos de economías individuales que actualmente también están en el mapa de internacionalización para España; el PIB de México es 2.79 veces más grande que el de Argentina, 3.88 veces más grande que el de Colombia, 4.46 veces más grande que el de Chile y 5.89 veces más grande que el de Perú.

Sin lugar a duda México es un país estratégico para la internacionalización de las empresas españolas.

En los últimos años los gobiernos de México se han esforzado en fortalecer la seguridad en zonas en donde por su naturaleza o posición geográfica, son las de mayor desarrollo empresarial, turístico, y en resumen económico. Pero también cabe mencionar a todo el que viaja a otro país, sea México o cualquier otro, que la prudencia y el sentido común son los mejores aliados a la hora de moverte fuera de tu territorio.


José-Martín Castro Acebes, presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos

Felipe Alonso

 

La Asociación Española de Vehículos (AER) es la organización más representativa de esta forma de adquisición de vehículos en España, fundada el 30 de octubre de 1995, acaba de cumplir sus primeros 25 años, y al frente de la misma se encuentra un profundo conocedor del sector, José-Martín Castro Acebes, que ha desarrollado, entre otras responsabilidades, la de ser consejero-director general de las sociedades que daban soporte al Renting negocio del “leasing” y “renting” en la red del Banco Santander.


Usted ha sido elegido presidente de la asociación el pasado mes de junio, ¿cuál es su hoja de ruta?

Mi hoja de ruta es muy sencilla, porque realmente lo que queremos es continuar con la trayectoria que ya tenía la asociación. El proceso ha sido muy fácil en mi nombramiento, porque tenía un respaldo unánime, y lo que vamos a hacer es   continuar con el impulso del renting, que tiene un buen posicionamiento tanto en el espacio económico, como social. Lo que queremos es continuidad, esa es la realidad.


La asociación representa a la mayor parte de las empresas que se dedican al renting de vehículos.

El   95 %   de todas las compañías que ofrecen renting y que lo hacen abierto al público en todos los segmentos, están asociadas y si no lo están son colaboradores. En cuanto las entidades empiezan a tener un cierto peso se inscriben en la asociación. Desde AER tratamos de hacer promoción del producto y que tenga visibilidad en la sociedad y en las instituciones.


Para los que somos profanos, ¿qué es el renting?

Una forma de disfrutar de los vehículos, se puede decir a la carta, con un todo incluido, desde mantenimiento, hasta seguro, pasando por impuestos, averías… menos el combustible y las multas, que los debe pagar el cliente. Con una cuota mensual. Con un contrato de determinado tiempo, que de media se sitúa en cuatro años, y que al terminar el mismo puede cambiar el vehículo por otro. Es muy curioso observar, y lo hacen las compañías de vehículos, que cuando hay un contrato de renting, el nivel de fidelización de los clientes es muy superior a cuando no lo hay.


Hace unos años esta forma de adquirir un vehículo estaba reservada únicamente para empresas, y ahora parece que va más a particulares.

Se ha producido un gran cambio desde hace unos cuatro años con el mercado de clientes particulares. De hecho, el renting está duplicando su número de clientes año tras año en el mercado de particulares. Es un mercado enorme y está muy dividido, porque existen muchas clases de clientes y tenemos que llegar a cada uno de ellos. De todas formas, se puede afirmar que el renting está ayudando a que nuevos colectivos disfruten de un vehículo, en un momento en el que se busca una estabilidad y para determinadas personas comprarse un automóvil significaría un gran desembolso. De esta forma, con un pago mensual se pueden desentender de todo lo que tiene que ver con el vehículo, claro está, excluyendo la gasolina y las multas.


¿Cuál es el perfil de los particulares que acuden al renting?

Muy variado, porque, como ya he dicho, el mercado de particulares es enorme. De momento, quizás, donde más está funcionando es con personas que están más ligadas a una actividad profesional, porque ya están familiarizados con este tipo de productos, pero lo que sí estamos viendo es que cada vez hay un cliente nuevo que todavía no hemos identificado muy bien, y ahí te encuentras perfiles de todo tipo: gente joven, de otras edades que se ajustan al último euro el presupuesto familiar. Estamos explorando ese mundo. Pero lo que sí está claro es que se está consiguiendo popularizar el coche hacia segmentos que no tienen una gran capacidad económica, pero que, sin embargo, sí demandan una solución óptima de movilidad.


Es decir, que el renting está acercando más al particular al vehículo.

Exacto. Especialmente a ese particular que se ha instalado en un modelo donde ajusta muy bien sus finanzas personales, y que no quiere tener sorpresas, porque quiere saber lo que va a pagar, y no quiere incrementar los gastos. Lo que desea es saber cómo encaja en su presupuesto sus gastos. Y en ese modelo funciona perfectamente el renting, que no le da ningún susto, a la hora de cualquier problema con su vehículo.


¿Cómo ha evolucionado el renting en los últimos años? ¿Cómo se ha beneficiado el mercado de la venta de vehículos en España?

El renting está ayudando, desde luego, al mercado. Es, posiblemente, de todos los productos el que está teniendo un mejor comportamiento durante los últimos diez años. Actualmente, estamos en una tasa del 20% del total de ventas, lo que quiere decir que de cada 5 coches que se compran en España, uno se está matriculando por renting. Si nos fuéramos 8 años atrás estábamos prácticamente en un 15%, es decir, vamos ganando un punto por año.

 

Antonio Cebrián Alarcón, presidente de la Asociación Amigos Empresarios

Juan Comas

 

La Asociación Amigos Empresarios (AAE) es una institución sin ánimo de lucro de empresarios, emprendedores y autónomos, que nace en España para luchar por la supervivencia y el crecimiento de las empresas en estos tiempos convulsos de crisis económica y sanitaria. Su presidente, Antonio Cebrián Alarcón, un hombre forjado en el mundo de la empresa y el asociacionismo, ha sido durante los últimos 20 años vocal electo del Pleno de la Cámara de Comercio Industria y Servicios de Madrid, colaborando en sus objetivos como presidente de la Comisión Consultiva de Patrimonio. Arrastra una experiencia profesional como empresario durante 50 años, ostentando además durante muchos de ellos la presidencia de la Asociacion Nacional de Fabricantes de Productos de Hormigón (ANDECE).

 

¿Cómo surge la Asociación Amigos Empresarios y por qué?

La actual Asociación Amigos Empresarios (AAE), inicialmente creada en julio de 2019 bajo el nombre Asociación Amigos de la Cámara, tiene su origen en la inquietud e iniciativa de un reducido y cualificado número de empresarios con gran experiencia en una larga trayectoria de actividad vinculada durante los últimos 20 años con la economía nacional y sus empresas. Consecuencia de ello, de su ánimo e ilusión, comenzaron a llevar adelante un proyecto de integración y ayuda a los empresarios, autónomos y emprendedores madrileños propiciando su acercamiento activo a la institución.

La definición de los objetivos pronto tuvo consecuencias al propiciar la afiliación de empresarios y emprendedores de ámbito estatal, sobrepasando la función inicial de su ámbito de influencia regional.  La gravedad de la crisis sanitaria y económica sobrevenida por la pandemia del COVID-19 ha acelerado el proceso de expansión del ámbito de la Asociación que, atendiendo la demanda de sus asociados, se convirtió en el Proyecto Amigos bajo la denominación como marca de ASOCIACION AMIGOS EMPRESARIOS, ampliando su radio de acción a todo el territorio nacional.

La AAE es independiente y desarrolla su proyecto atendiendo las necesidades que las pymes le transmiten, sin ningún condicionamiento o limitación previos, más allá de los principios éticos que son la base fundamental de su existencia.


¿Cuáles son los principales objetivos de esta Asociación?

La AAE ha construido su mensaje sobre la base del lema “Juntos para la supervivencia y el crecimiento de nuestras empresas”, desde una plataforma colaborativa de integración multisectorial participada transversalmente por empresarios, autónomos y emprendedores, tanto directos, como compartidos por asociaciones, entidades y organizaciones.

Nuestros objetivos se resumen en dos: la creación de una plataforma de contactos que permita la interactuación colectiva, con objeto de conseguir un beneficio común y amplio en materia de negocio y un músculo efectivo y potente de representatividad ante las Administraciones Públicas. Y por otro, la defensa de un “espíritu empresarial” y de una “cultura empresarial” que ha sido capaz de soportar y levantar situaciones de crisis económica en la historia de nuestro país.


¿Cuál es el público al que se dirige y el ámbito geográfico en el que desempeña sus actividades? ¿Quién puede ser socio?

Le voy a contestar citando literalmente lo que al efecto nuestro Manifiesto pone de relieve: “La Asociación Amigos Empresarios no hace acepción de procedencia de sus socios, ni de localismos, profesiones, edades, sexo, religión o ideología política”. Nuestro reto es mantener el espíritu empresarial como garantía del desarrollo económico y bienestar social, con el fomento de la participación y el intercambio de iniciativas, propuestas y conocimiento.


¿Cómo se puede recuperar la cultura y el espíritu empresarial, y por qué son tan importantes en estos momentos tan convulsos de crisis económica y sanitaria?

La experiencia empresarial y profesional de los promotores de la AAE y de las personas que integran su Comité Ejecutivo y sus Órganos de Gobierno, ha dado lugar a que se ponga especial énfasis en la formación de emprendedores de nueva generación, fomentando en ellos un espíritu y una cultura empresarial de servicio a la sociedad.

Consideramos que es esencial que la sociedad civil y las Administraciones Públicas contemplen a los empresarios como creadores de riqueza y puestos de trabajo, vitales y necesarios como estabilizadores de bienestar y mantenimiento de un Estado de Libre Mercado, donde los principios y derechos de los ciudadanos estén garantizados por encima de todo.


¿Podemos afirmar que se trata de una iniciativa independiente, al margen de ideologías políticas, tan determinadas o definidas en este momento?

Absolutamente sí. En la AAE no entendemos otra política que no sea la económica que afecta directamente a los empresarios. No somos partidistas y defendemos los principios de libertad de mercado y respeto a la propiedad privada, seguridad jurídica y física, y derechos civiles.


TRIBUNA DE OPINIÓN - Liderar es acompañar

José Miguel Sánchez

 

Psicólogo motivacional, experto en empresa y deporte. Profesor IE Business. Coach ejecutivo y autor de los libros “El viaje del líder”, “La experiencia de resetearse” y “Poderoso como un niño”.

www.jmiguelsanchez.com

 

En las sesiones de coaching, que hago con profesionales en organizaciones, me encuentro habitualmente a líderes que me dicen que no tienen tiempo para dedicar a sus equipos, porque no llegan a todo.

Recuerdo un directivo de una compañía internacional que me dijo recientemente, que su labor no era la de verse con su gente continuamente. Su labor era pedirles que llevaran a cabo sus tareas con profesionalidad. “Yo necesito que ellos saquen su trabajo adelante y, como mucho, el mío es el de asegurarme de que esto ocurre”.

Tras esa frase, se halla un tipo de liderazgo más tradicional, donde el jefe reparte tareas y los colaboradores las llevan a cabo. El contacto entre ellos se circunscribe a los momentos de seguimiento, principalmente cuando surge algún tipo de conflicto u obstáculo en el camino.

Sin embargo, desde hace unos años, este liderazgo ya no sirve. Si además pensamos que una parte de nuestro liderazgo se produce en remoto, es todavía menos útil. Por tanto, hemos de trabajar desde un lugar diferente para llegar, influir e inspirar a nuestros colaboradores a que den lo mejor de ellos mismos.


En primer lugar, hemos de saber auto gestionarnos. Vivimos momentos de mucha presión, de excesiva tensión y con noticias continuas en prensa que provocan mucha incertidumbre en las personas. Esta incertidumbre, si no está bien gestionada, puede generar emociones contaminantes que nos harán disminuir nuestro rendimiento como líderes. Me refiero a accesos de ira, si los resultados del equipo y los propios no son los esperados, algo demasiado común en estos momentos. Situaciones donde la frustración se hace con nosotros, porque no hemos manejado bien las expectativas y, en algunos casos, síntomas que pudieran corresponder a estados depresivos asociados a una situación que ya lleva con nosotros 8 meses y a la que no se le ve final. Todo ello puede ser consecuencia de un estrés continuado, que necesitamos gestionar adecuadamente para poder vivir en este momento de cambio. Es por ello, que muchas organizaciones están trabajando en programas de coaching, liderazgo e incluso de gestión emocional para ayudar a las personas que tienen equipos a su cargo, a aprender a liderarse bien a ellos mismos, como primer paso para liderar mejor a sus colaboradores.


En segundo lugar, hemos de conocernos muy bien. Para liderar es clave el conocimiento de nosotros mismos, tanto en situaciones habituales como en situaciones novedosas, como las que vivimos actualmente. Para ello, además de hacer lo que ya hacemos bien, es interesante atrevernos y probar nuevas cosas que antes no hacíamos. Soy consciente de que lo fácil es seguir haciendo aquello que nos sale bien y que dominamos. Sin embargo, el entorno es tan diferente al de hace unos años que necesitamos mostrarnos con el coraje suficiente para explorar nuevas opciones, que nos permitan implementar acciones no probadas antes.


En tercer lugar, debemos mantener la motivación. Sé que a veces es complicado, pero no hacerlo no debería ser ni siquiera una opción. Cuando trabajamos sin motivación lo hacemos entonces desde la obligación. Esto genera un malestar y un coste personal tan alto que no nos permitirá dar lo mejor de nosotros en aquello que estemos llevando a cabo. Hemos de encontrar siempre la motivación dentro de nosotros mismos, para desde ahí, suplementarla con motivadores externos. Lo contrario, es más complicado que nos funcione, sobre todo si queremos que lo haga en el medio o largo plazo.


En cuarto lugar, debemos mostrar empatía. Una palabra a veces demasiado manida e incluso denostada por algunos. Sin embargo, en mi experiencia trabajando con profesionales de los 5 continentes, de casi todas las edades y razas y de ambos géneros, me atrevo a aseverar que es una de las claves del éxito en cualquier ámbito de la vida de una persona. Cuando un líder es capaz de entender, de ponerse en el lugar e incluso de leer a sus colaboradores, clientes, amigos, parejas o hijos, tiene la mayor parte del trabajo hecho. La empatía nos permite comprender para después tomar la decisión que más beneficie a las personas involucradas. Sin esa comprensión, trabajaremos desde nuestro punto de vista que, en la mayoría de las ocasiones, no será el más acertado.


En quinto y último lugar, hemos de evolucionar en nuestras habilidades sociales. Ahora con tanta comunicación virtual, el proceso de influencia ya no es el mismo. La escucha ha de ser más rigurosa, lo que decimos con palabras y gestos debemos cuidarlo más para que llegue a la otra persona de la manera más acertada posible. En definitiva, basar nuestro liderazgo emocional en una comunicación efectiva, que genere resultados mutuamente beneficiosos.

Concluyendo, liderar ya no se trata de repartir tareas, sino de acompañar profesional, intelectual y, sobre todo, emocionalmente al equipo para conseguir los objetivos planteados y gestionar juntos los obstáculos que irán surgiendo, según vayan avanzando en el viaje de transformación en el que los líderes se encuentran en estos momentos.


Ana Argelich, presidenta y directora general de MSD en España

Juan Comas

MSD es una compañía biofarmacéutica líder mundial que proporciona medicamentos y vacunas para resolver las enfermedades que suponen un mayor desafío a nivel mundial. Tiene su sede central en Kemnilworth (Nueva Jersey, EEUU). Actualmente está a la vanguardia de la investigación para avanzar en la prevención y el tratamiento de las enfermedades que amenazan a las personas y a las comunidades de todo el mundo, incluyendo cáncer, enfermedades cardiometabólicas, enfermedades animales emergentes y enfermedades contagiosas infecciosas como el VIH y Ébola.

Desde hace 128 años el grupo biofarmacéutico proporciona medicamentos y vacunas para combatir enfermedades. ¿Cuáles son sus áreas terapéuticas principales?
Nuestras principales áreas terapéuticas son la oncología, las enfermedades infecciosas y las vacunas.
Además, somos una de las pocas compañías que sigue investigando para desarrollar nuevos antibióticos, clave para combatir uno de los grandes desafíos para la salud a nivel mundial: las resistencias a los antimicrobianos.

¿Cuáles han sido sus grandes cifras en 2019, o sea, cifra de negocios, empleados, países en que actúan, etc.?
Nuestra compañía cuenta con 71.000 empleados a nivel global. En 2019 obtuvo unos ingresos de 40.150 millones de euros e invirtió en I+D más de 8.500 millones de euros. En España, donde somos 1.390 empleados, nuestra cifra de negocio fue de 1.213 millones de euros.

MSD se instaló en España en 1968. En nuestro mercado actúan con dos Divisiones. Háblenos de ellas y de la planta de fabricación en Salamanca.
En efecto, contamos con una trayectoria consolidada, de más de medio siglo, en España.
En Salud Humana somos la tercera compañía en nuestro país, con una cuota de mercado del 5% y unas ventas de 1.074 millones de euros.
En Salud Animal somos los primeros, con una cuota de mercado del 19% y 139 millones de euros en ventas. La planta de Salamanca, dedicada a medicamentos y vacunas de uso veterinario, emplea a 290 trabajadores, se fabrican más de 90 referencias y se exportan productos a 50 países.
La fortaleza de nuestras dos divisiones en España nos refuerza en nuestra apuesta por el concepto “One Health”, una única salud, imprescindible para responder a los desafíos de salud actuales desde un concepto integral de la salud de los animales y de las personas.

Cuéntenos acerca de las prioridades estratégicas diseñadas por MSD para los próximos años. ¿Qué líneas de negocio pretenden potenciar y cómo están llevando a cabo la implementación?
Nuestro objetivo fundacional es el de salvar y mejorar la vida de las personas a través de la investigación y el desarrollo de medicamentos innovadores, vacunas y productos de salud animal.
Y a eso es a lo que nos dedicamos, centrando nuestros esfuerzos en la oncología, las enfermedades infecciosas y la prevención a través de las vacunas, atendiendo también a patologías cardiovasculares de gran prevalencia como la diabetes o las inmunológicas, como la artritis o la psoriasis.
Para el futuro, seguiremos esta línea y continuaremos esforzándonos frente al cáncer, donde todavía queda mucho por hacer; el VIH o las enfermedades respiratorias. 

El impacto del COVID-19 en la sociedad ha sido y sigue siendo muy relevante. ¿Cuál ha sido la aportación del sector farmacéutico para ayudar a resolver los problemas derivados de esta crisis?
La implicación de nuestro sector ha sido fundamental para que la sociedad pueda enfrentarse a la pandemia.
La industria biofarmacéutica ha trabajado desde el primer momento para desarrollar nuevos tratamientos efectivos y vacunas; actualmente hay más de 150 proyectos de I+D en marcha en todo el mundo. Además, se ha reforzado la actividad en las plantas de producción, garantizando que en ningún momento les faltaran sus tratamientos a los pacientes.
Por otra parte, también tenemos el compromiso de mantener el empleo. En nuestro caso, ese empleo es mayoritariamente estable, cualificado y diverso, siendo más de la mitad mujeres.

¿Y particularmente por parte de MSD a nivel global y en España?
El esfuerzo de MSD ha sido notable y hace que me sienta orgullosa de trabajar en esta compañía. Hemos mantenido y reforzado nuestra labor investigadora, y hemos firmado dos acuerdos para desarrollar potenciales vacunas contra el SARS-CoV-2 y una colaboración para el desarrollo de un antiviral. También participamos en iniciativas globales como la de la Fundación Bill y Melinda Gates frente a la COVID-19.
En paralelo, nos hemos adaptado para asegurar la continuidad del suministro de nuestros medicamentos y vacunas. Todo ello con el compromiso absoluto de cuidar de la seguridad de nuestros empleados y de dar soporte a los profesionales sanitarios en la medida en que lo necesitaran.
Además, estamos ayudando directamente a aquellos más afectados por la pandemia, destinando a nivel global más de 30 millones de dólares a planes de ayuda mundiales, nacionales y locales para combatir la COVID-19.