Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 221 Mayo de 2017

Iñaki Basterreche, consejero director general para España y Portugal de RBS

Juan Comas

The Royal Bank of Scotland (RBS) está de doble celebración. Por un lado, cumple diez años de actividad en España durante los cuales ha conseguido posicionarse como uno de los mejores bancos del país a pesar de ser una marca desconocida cuando llegó a España; y por otro, ha conseguido unas cifras de negocio realmente buenas gracias a un cambio de estrategia a cinco años vista, al mando de la cual está su consejero y director general para España y Portugal, Iñaki Basterreche, Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Deusto y MBA por el IESE.

¿Cómo ha cambiado el Banco desde su nombramiento como Country Head de RBS para España y Portugal en marzo de 2009?
Mi llegada a la compañía coincide con la puesta en marcha del nuevo plan estratégico del banco tras la compra de ABN AMRO en 2007. En ese momento, la entidad decidió cambiar al completo su equipo gestor, eso sí, sin incluir ni un sólo consejero del gobierno británico a pesar de que somos un banco con participación pública. Por esta razón, mi primera labor desde que accedí al cargo fue la puesta en marcha de la nueva estrategia de la compañía a cinco años vista (2009-2013) y con hitos a cumplir en el primer y tercer año. Los principales cambios que conllevaba esta estrategia era la concentración del banco en determinados clientes y productos y la identificación de una lista de países prioritarios, entre los cuales se encuentra España. Decidimos centrar nuestras operaciones en aquellos negocios que ofrecían una mayor rentabilidad para nuestros accionistas y en aquellos productos que podían aportar mayor valor añadido a nuestros clientes.

¿Cuáles son los principales servicios que ofrecen y a qué tipo de clientes se dirigen?
Ofrecemos cinco tipos de productos o servicios: en primer lugar, productos relacionados con la deuda como, por ejemplo, préstamos bilaterales y bonos; en segundo lugar, nos dedicamos a la renta variable, que abarca salidas a bolsa, bonos convertibles y ampliaciones de capital. El tercer tipo de producto que ofrecemos son los derivados de tipo de cambio, de interés, inflación o materias primas. También nos dedicamos al asesoramiento en procesos de fusión entre empresas y adquisiciones y, por supuesto, en quinto lugar, al cash management internacional. Si por algo nos caracterizamos es por ser un banco mayorista y por esta razón sólo tenemos dos tipos de clientes, las grandes corporaciones del IBEX 35 y las instituciones financieras.