Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 258 Octubre de 2020

Ana Argelich, presidenta y directora general de MSD en España

Juan Comas

MSD es una compañía biofarmacéutica líder mundial que proporciona medicamentos y vacunas para resolver las enfermedades que suponen un mayor desafío a nivel mundial. Tiene su sede central en Kemnilworth (Nueva Jersey, EEUU). Actualmente está a la vanguardia de la investigación para avanzar en la prevención y el tratamiento de las enfermedades que amenazan a las personas y a las comunidades de todo el mundo, incluyendo cáncer, enfermedades cardiometabólicas, enfermedades animales emergentes y enfermedades contagiosas infecciosas como el VIH y Ébola.

Desde hace 128 años el grupo biofarmacéutico proporciona medicamentos y vacunas para combatir enfermedades. ¿Cuáles son sus áreas terapéuticas principales?
Nuestras principales áreas terapéuticas son la oncología, las enfermedades infecciosas y las vacunas.
Además, somos una de las pocas compañías que sigue investigando para desarrollar nuevos antibióticos, clave para combatir uno de los grandes desafíos para la salud a nivel mundial: las resistencias a los antimicrobianos.

¿Cuáles han sido sus grandes cifras en 2019, o sea, cifra de negocios, empleados, países en que actúan, etc.?
Nuestra compañía cuenta con 71.000 empleados a nivel global. En 2019 obtuvo unos ingresos de 40.150 millones de euros e invirtió en I+D más de 8.500 millones de euros. En España, donde somos 1.390 empleados, nuestra cifra de negocio fue de 1.213 millones de euros.

MSD se instaló en España en 1968. En nuestro mercado actúan con dos Divisiones. Háblenos de ellas y de la planta de fabricación en Salamanca.
En efecto, contamos con una trayectoria consolidada, de más de medio siglo, en España.
En Salud Humana somos la tercera compañía en nuestro país, con una cuota de mercado del 5% y unas ventas de 1.074 millones de euros.
En Salud Animal somos los primeros, con una cuota de mercado del 19% y 139 millones de euros en ventas. La planta de Salamanca, dedicada a medicamentos y vacunas de uso veterinario, emplea a 290 trabajadores, se fabrican más de 90 referencias y se exportan productos a 50 países.
La fortaleza de nuestras dos divisiones en España nos refuerza en nuestra apuesta por el concepto “One Health”, una única salud, imprescindible para responder a los desafíos de salud actuales desde un concepto integral de la salud de los animales y de las personas.

Cuéntenos acerca de las prioridades estratégicas diseñadas por MSD para los próximos años. ¿Qué líneas de negocio pretenden potenciar y cómo están llevando a cabo la implementación?
Nuestro objetivo fundacional es el de salvar y mejorar la vida de las personas a través de la investigación y el desarrollo de medicamentos innovadores, vacunas y productos de salud animal.
Y a eso es a lo que nos dedicamos, centrando nuestros esfuerzos en la oncología, las enfermedades infecciosas y la prevención a través de las vacunas, atendiendo también a patologías cardiovasculares de gran prevalencia como la diabetes o las inmunológicas, como la artritis o la psoriasis.
Para el futuro, seguiremos esta línea y continuaremos esforzándonos frente al cáncer, donde todavía queda mucho por hacer; el VIH o las enfermedades respiratorias. 

El impacto del COVID-19 en la sociedad ha sido y sigue siendo muy relevante. ¿Cuál ha sido la aportación del sector farmacéutico para ayudar a resolver los problemas derivados de esta crisis?
La implicación de nuestro sector ha sido fundamental para que la sociedad pueda enfrentarse a la pandemia.
La industria biofarmacéutica ha trabajado desde el primer momento para desarrollar nuevos tratamientos efectivos y vacunas; actualmente hay más de 150 proyectos de I+D en marcha en todo el mundo. Además, se ha reforzado la actividad en las plantas de producción, garantizando que en ningún momento les faltaran sus tratamientos a los pacientes.
Por otra parte, también tenemos el compromiso de mantener el empleo. En nuestro caso, ese empleo es mayoritariamente estable, cualificado y diverso, siendo más de la mitad mujeres.

¿Y particularmente por parte de MSD a nivel global y en España?
El esfuerzo de MSD ha sido notable y hace que me sienta orgullosa de trabajar en esta compañía. Hemos mantenido y reforzado nuestra labor investigadora, y hemos firmado dos acuerdos para desarrollar potenciales vacunas contra el SARS-CoV-2 y una colaboración para el desarrollo de un antiviral. También participamos en iniciativas globales como la de la Fundación Bill y Melinda Gates frente a la COVID-19.
En paralelo, nos hemos adaptado para asegurar la continuidad del suministro de nuestros medicamentos y vacunas. Todo ello con el compromiso absoluto de cuidar de la seguridad de nuestros empleados y de dar soporte a los profesionales sanitarios en la medida en que lo necesitaran.
Además, estamos ayudando directamente a aquellos más afectados por la pandemia, destinando a nivel global más de 30 millones de dólares a planes de ayuda mundiales, nacionales y locales para combatir la COVID-19.

María Jesús Cardete Quintero, directora de ESERP Madrid

Arturo Díaz

Constituir una Escuela de Ciencias Sociales y Negocios que impartiera docencia práctica y eficaz, fue lo que impulsó la creación de la Business School avalada hoy con sus más de treinta y cinco años de historia y con alumnos procedentes de todo el mundo que año tras año acuden a sus aulas para iniciar su formación, unida a una red de más de 41.000 antiguos alumnos.
La metodología y la oferta formativa está adaptada a los mercados emergentes y al futuro laboral basados en el Learning by Doing, ponentes expertos que generan entornos estimulantes para desarrollar y orientar las capacidades y la toma de decisiones de su alumnado.

¿Cuántas titulaciones ofrecen actualmente? ¿Cuántas de ellas son de Grado, y cuántos programas de postgrado imparten?
En la sede de Madrid impartimos 4 Grados universitarios oficiales: Derecho, ADE, Marketing y Criminología. Y los dobles grados ADE-Derecho y Derecho-Criminología.
Además de los Grados, ESERP Business School ofrece MBA´s y programas executive en las áreas de la empresa más solicitadas: Liderazgo Corporativo, Marketing e Innovación Comercial, Business Management, Gestión de Eventos, Dirección de Recursos Humanos y Gestión del Talento, entre otros.
Quiero también destacar el Master oficial en Planificación de la Empresa, el Master en Consultoría Estratégica y el Master Universitario en Abogacía.

¿Cuáles de esas titulaciones son las más demandadas por los alumnos y cuáles son las últimas que han incorporado?
Destaco aquí el Master Universitario en Abogacía. Todos los graduados en Derecho tienen que hacer el master habilitante para poder colegiarse.
Nuestro programa ha recibido el premio Nacional de Ley 2020 en la categoría de Formación, por estar diseñado para que los alumnos que lo cursen dispongan de las mejores herramientas del mercado para lograr una rápida incorporación al mercado laboral.
Contamos con la colaboración de Wolters Kluwer para la elaboración de los mejores y más actualizados materiales y para el uso de la base jurídica más completa del mercado y también con Lex How, empresa líder en la preparación del Examen de Estado.
Con prácticas garantizadas para todos nuestros alumnos en uno de los mejores despachos profesionales de España, Andersen, con la posibilidad de especializarse en el propio despacho en campos tan novedosos como el Big Data.
Andersen es una firma independiente legal y fiscal con presencia en todo el mundo a través de firmas miembro y firmas colaboradoras de Andersen Global. El asesoramiento y servicio al cliente son coordinados, sin fisuras, entre los diferentes departamentos y las diferentes oficinas del mundo, a fin de ofrecer soluciones integrales que cumplan con nuestro principio de Excelencia.

Háblenos de los convenios, prácticas y salidas profesionales para sus alumnos.
En ESERP Business School tenemos un departamento que se dedica exclusivamente a acompañar a nuestros alumnos a través de su desarrollo profesional y cientos de convenios con empresas de todos los sectores empresariales. Nuestros propios exalumnos solicitan incorporaciones con el perfil tan determinado que ellos bien conocen por su experiencia personal en nuestras aulas. Además, contamos con una de las mejores plataformas virtuales a través de la cual nuestros alumnos y exalumnos reciben información de ofertas de empleo, nacionales e internacionales, que se ajustan a su perfil.
La misión del Departamento de Empleo y Salidas Profesionales de ESERP es ofrecer a nuestros alumnos y ex alumnos servicios de valor añadido en el ámbito profesional con acceso a nuevas oportunidades profesionales, así como acercar a las empresas colaboradoras el Talento necesario para sus diferentes departamentos.
ESERP Business School celebra anualmente el Salón del Empleo Executive en sus diferentes sedes, con el objeto de maximizar las oportunidades profesionales de nuestros estudiantes generando oportunidades de empleo. El talento humano es la piedra angular de toda empresa, por eso trabajamos con el sector empresarial para ayudar a nuestros alumnos a poner en marcha un plan de carrera profesional personalizado.
Dicho plan es un proyecto de formación y capacitación, de manera que tengan la oportunidad de crecer profesionalmente dentro de la empresa. Es una hoja de ruta que contempla tanto las metas y aspiraciones de los alumnos como los objetivos y necesidades de la empresa.
ESERP mantiene convenios con multitud de empresas de prestigio a nivel nacional e internacional, ofreciendo diversos servicios a alumnos y antiguos alumnos, como el asesoramiento personalizado y programas de mentoring y coaching para ayudarles en su proyección profesional.

Enrique López López, consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid

Carmen Peñalver

Enrique López López es el actual consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid. Magistrado de la Audiencia Nacional, con una dilatada experiencia de más de 30 años, es uno de los grandes expertos en el tratamiento jurídico del terrorismo. Ha sido responsable de la creación de la política de comunicación y transparencia del Consejo General del Poder Judicial, donde fue vocal, bajo el lema “Lo que no se conoce no se puede valorar”. Ostentó la alta magistratura en el Tribunal Constitucional.

Usted ha sido magistrado en la Audiencia Nacional, vocal del Consejo General del Poder Judicial y miembro del Tribunal Constitucional. ¿Qué le han aportado a título profesional todo este tipo de responsabilidades?
Creo que hay pocas satisfacciones tan gratificantes como llegar a puestos de relevancia en tu carrera profesional sabiendo que lo has conseguido a base de esfuerzo, estudio y trabajo. Sobre todo me siento muy orgulloso de haber entendido que soy un servidor público que, circunstancialmente, ahora desempeña otra labor, esta vez desde el ámbito de la política. Con toda la humildad, creo que gracias a mi trayectoria tengo una visión amplia y transversal de la realidad política, jurídica y social de España.

Y ahora un paréntesis en su brillante trayectoria para servir a los ciudadanos madrileños. ¿Por qué aceptó ser consejero en el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso?
Porque, como le digo, me considero un servidor público que puede seguir aportando ideas y soluciones a los problemas de los ciudadanos y porque, desde esa experiencia, creo que sigo teniendo gran capacidad de aprendizaje y adaptación. La actividad política cuando la entiendes como un compromiso hacia tus conciudadanos y la proyectas con el fin de satisfacer sus necesidades, resulta muy gratificante.

Dentro de sus competencias actuales en el apartado de Justicia, los ciudadanos estamos ilusionados en que por fin se ponga en marcha la “Ciudad de la Justicia”. ¿En qué situación se encuentra este tema?
Se trata de un proyecto muy importante que consiste en concentrar todas las sedes judiciales en una sola zona de Madrid, en concreto, en Valdebebas. Sobre ese proyecto de concentración de las sedes del partido judicial de Madrid capital, le diré que estamos en fase de rediseño y análisis con el objetivo de relanzarlo a lo largo de esta legislatura. Se trata, en definitiva, de que la Justicia madrileña entre de forma definitiva en el siglo XXI, facilitando el acceso de los ciudadanos a la administración de Justicia y mejorando las condiciones de trabajo de los funcionarios y profesionales del sector.

¿Qué está haciendo la Comunidad para mejorar las infraestructuras judiciales de la región en su conjunto?
Junto al proyecto de concentración de sedes del Partido Judicial de Madrid Capital, estamos desarrollando el Plan Justicia 21x21. Está dotado con cerca de 100 millones de euros esta legislatura y con él estamos renovando las infraestructuras judiciales de los 21 partidos judiciales de la región, modernizándolas y agrupándolas.
El objetivo es conseguir que los edificios judiciales sean más modernos, pero también más seguros, accesibles, y eficientes. Además, las sedes judiciales tienen que adaptarse a las necesidades de las víctimas, garantizando su dignidad y su protección. Este plan ya se puede visualizar en algunos partidos judiciales, con diferente grado de ejecución, como en San Lorenzo de El Escorial, Navalcarnero, Getafe, Valdemoro, Torrejón de Ardoz e incluso en Madrid capital, donde se ha realizado una agrupación provisional.

Está usted al frente de un gran equipo de personal funcionario y laboral. ¿Es el principal activo de la Consejería?
Sin duda, y quiero agradecer a todos los empleados de mi Consejería y, en general del resto de la Comunidad de Madrid, su esfuerzo durante la fase más complicada de la crisis sanitaria que hemos atravesado. Creo que, gracias a la colaboración de todos y a su responsabilidad, hemos conseguido atender las necesidades de los madrileños, ofreciendo un servicio de calidad pese a las dificultades.

En el apartado de Interior y para mejorar la coordinación de las emergencias, ¿están impulsando una nueva Ley de Protección Civil o van a hacerlo?
Sí, ese es uno de nuestros compromisos. También hemos apostado por aprobar un Plan de Actuación de Protección Civil ante Pandemias, que nos va a permitir reforzar la acción de la autoridad sanitaria en situaciones similares a la crisis del COVID-19.
Se trata de que, del mismo modo que tenemos un plan de actuación en caso de incendios forestales o atentados terroristas, tengamos diseñado un plan que nos permita dar una respuesta rápida y coordinada ante escenarios provocados por pandemias, movilizando los medios y medidas que mejor se adapten a cada momento de la emergencia.

Sergio Garvia de Mergelina, director de exportación de Grupo Excelsior

Paloma Serrano

La empresa fue fundada en 1923 por Guillermo Fabián Fischer, de nacionalidad alemana y residente en España. Se constituye como S.A. en marzo de 1977, para posteriormente transformarse en S.L. en octubre de 2010.
Desde sus orígenes su política de mejora constante formó y forma parte de la filosofía actual de la empresa.
Al igual que en sus comienzos, a día de hoy la empresa sigue orientada a dar un servicio de excelencia y calidad para conseguir la plena satisfacción de sus clientes, tanto a nivel nacional como internacional.

¿Cuáles son su misión, visón y valores?
Nuestra misión es muy clara: ser líderes en la calidad del servicio que ofrecemos, lo que nos permite diferenciarnos de nuestros competidores. La seguridad en Ascensores Excelsior es un objetivo prioritario a la hora de fabricar nuestros productos.
Contamos con una capacidad tecnológica que nos permite adaptarnos a las necesidades del cliente, así como desarrollar nuevos productos que nos diferencien de la competencia.
En cuanto a la visión, de acuerdo a la continua expansión en el mercado internacional, nos centramos en aumentar nuestras actividades de exportación, en la construcción de un fuerte equipo de marketing & comercial y en la creación de fuertes lazos con profesionales de la industria.
Nuestros socios están ubicados estratégicamente en todo el mundo para asegurar una mejor cobertura y servicio en los mercados en crecimiento.
Los valores de Excelsior son la base de todo lo que hacemos como empresa. Esto hace que nuestros clientes sepan lo que pueden esperar cada vez que compran/instalan un producto. Para nosotros lo importante es que el cliente repita con Excelsior su compra, convirtiéndonos así en su principal referencia en el mundo del elevador, accesibilidad y rehabilitaciones.
Nuestra trayectoria y marca es lo más valioso que tenemos. Somos fabricantes de todos los componentes y productos, por eso nuestro éxito depende de ello, porque lo hacemos “en casa”. Nuestra reputación es nuestro bien más preciado. Aprovechamos la oportunidad de mantener un gran nombre en el mercado. Nuestro día a día es ofrecer el mejor servicio al cliente.
Gracias a una formación y capacitación constante, nuestro personal está altamente cualificado, consiguiendo de este modo nuestro objetivo de superar las expectativas de cada cliente.
Construimos relaciones leales y de largo plazo con nuestros clientes y socios en el extranjero con el fin de que reciban un trato rápido y eficaz. Nuestro objetivo se centra en la satisfacción de sus necesidades y ganar su confianza, así como asegurar la mejora continua del liderazgo y significativamente el lado humano de los negocios mediante la maximización de la productividad y el compromiso de los empleados.

Háblenos acerca de las empresas que forman el Grupo Excelsior y sus principales vías de negocio.
A nivel nacional, Transmet es la empresa líder en la transformación de chapa. Ascensores Excelsior para fabricación, comercialización y mantenimiento de productos de elevación y accesibilidad.

Explíquenos la tipología de su clientela y qué servicios y productos son los más demandados.
A nivel nacional: Rehabilitaciones: instalación de ascensores en edificios que, de origen, carecen de él, sobre todo las comunidades de vecinos son nuestros principales clientes en rehabilitación de edificios sin ascensor.
Productos de Accesibilidad: soluciones de accesibilidad para portales en comunidades de vecinos, viviendas particulares, locales comerciales y en general, edificios de uso público: Rampa oculta automática, para salvar uno o dos escalones; Salvaescaleras (tanto sillas como plataformas para tramos de escalera rectos y curvos); Elevadores residenciales y ascensores; Todo tipo de montacargas, tanto para pequeñas como para grandes cargas; Modernización de todo tipo de ascensores; Grandes reparaciones (sustitución de ascensores antiguos por nuevos…); Mantenimiento de productos de elevación, tanto parque propio como ajeno.
A nivel internacional: Exportación de todos nuestros productos de elevación y accesibilidad.

¿Qué nos puede decir sobre su fábrica de Yeles, Toledo?
Esta fábrica dispone, actualmente, de más de 20.000 m2, y en ella se diseñan y producen todos los componentes del ascensor. Esto hace posible que seamos capaces de fabricar ascensores de cualquier medida teniendo en cuenta cualquier requisito que nos sea demandado.
Integrado en el área de fabricación se encuentra el departamento de I+D+i, en el que se hacen continuos ensayos de producción en las torres de pruebas, en donde, además, permanentemente se estudian nuevos modelos de ascensores, elevadores, plataformas y salvaescaleras.

[Sigue en la versión impresa]

José María Ramos Amatriain, jefe de Comunicación y Comercio Electrónico Externo de Raymond Weil

Alberto García

Raymond Weil es una marca reconocida en todo el mundo, que cuenta con más de 3.500 puntos de venta en 90 países. Pertenece al círculo privilegiado de empresas familiares independientes, y se distinguen por crear elegantes y refinados relojes, para hombres y mujeres. Con la experiencia adquirida, durante siglos, de la relojería suiza, utilizan materiales de calidad, seriedad, nobleza y alta tecnología.

¿Cuáles son sus nuevos retos en la compañía como jefe de Comunicación y otras misiones?
Nos encontramos en una fase de mutación acelerada de los canales de comunicación convencionales, hacia nuevos canales digitales. Debido a la pandemia, vivimos actualmente una era digital que estaba prevista dentro de 7 años y, por tanto, los cambios estratégicos de desarrollo en nuestra compañía se operan de forma radical para garantizar la estabilidad y el futuro.
Mis nuevas funciones actualmente se operan de forma transversal en 3 ramas de desarrollo: Comunicación: establecer la concepción, planificación y gestión de cualquier tipo de actividad de comunicación encomendada que afecte a la imagen pública de nuestra marca o a nuestro propio funcionamiento interno según las indicaciones y estrategias diseñadas junto a mi cuñado Elie Bernheim, CEO de Raymond Weil. Ventas electrónicas: responsable de gestionar el proyecto de comercio electrónico externo, entender y controlar el proceso de venta online desde el principio hasta el final. Es una especie de “director de orquesta”, ya que tengo que tener una visión global de lo que está sucediendo para entender y controlar todo el proceso del comercio electrónico en la diversidad de sus fases. El objetivo radica en gestionar los nuevos Marketplace de forma eficaz para transportar la distribución convencional al terreno digital.
Distribución Convencional: Gestión y operación de la distribución convencional de los mercados englobados en Latinoamérica, África, Europa y Asia Central sobre un total de 40 países. Desde nuestra marca familiar e independiente, nos resulta imprescindible mantener el contacto con nuestra red de distribución y consumidores. Debido a la pandemia, por el momento, los viajes están paralizados y hemos activado un plan de soporte a todos nuestros colaboradores para ayudarles a afrontar esta situación de la mejor manera posible.

¿Tienen previsto para el próximo año la incorporación de algún nuevo modelo a su gama de relojes?
Continuamos en nuestro camino de innovación desarrollando el movimiento interno conceptualizado, nuestro calibre RW 1212. El nuevo y elegante Calibre RW1212 – Edición Verde es una prueba del logro en constante evolución de este movimiento interno. Enmarcado en una caja de acero de 42 mm, con movimiento mecánico automático, late a una frecuencia de 28.800 vibraciones por hora y cuenta con una reserva de marcha de 38 horas. El nuevo modelo presenta una esfera verde con un sutil diseño “Clou de Paris” en el centro. Una nueva correa textil combina perfectamente con la esfera de color para darle un aspecto moderno y actual al reloj. Las nuevas creaciones de la línea « toccata » muestran la elegancia de una filosofía, la de una mujer libre, independiente y distinguida. Su forma rectangular ultraclásica, con un estilo retro de los años 30, encarna sencillamente la elegancia. Al evocar los códigos tradicionales de la relojería, en PVD en oro amarillo o acero, con o sin diamantes encastados, los modelos de la colección « toccata » son intemporales. Con líneas estructuradas, formas perfectas, equilibrio de las medidas, los nuevos modelos de la colección « toccata » presentan cinco versiones. Equipados con un movimiento de cuarzo, cada modelo combina a la vez finura y líneas puras. La forma rectangular de la esfera seduce con su estilo modernista, mientras que los números romanos siguen el clasicismo de los guardatiempos tradicionales, una combinación perfecta entre tradición y elegancia.

Vanessa Izquierdo González, directora general de Sagardoy Business&Law School

Carmen Peñalver 

La vocación docente de Sagardoy Abogados ha estado presente desde su fundación, hace ahora 40 años. El presidente de honor y fundador del despacho, Juan Antonio Sagardoy, tiene una larga y prestigiosa trayectoria en el ámbito académico que siempre ha acompañado a su brillante carrera como abogado. Esta vocación se plasmó inicialmente en la Fundación Sagardoy, que empezó a impartir los primeros programas formativos, posteriormente en el Centro de Estudios Sagardoy, hasta llegar al proyecto actual, la Sagardoy Business&Law School, que nace con el propósito de trasladar la profesionalidad y los valores que se viven y son pilares fundamentales en el despacho a la sociedad, a través de la formación de jóvenes graduados que deseen adquirir una formación especializada para dar los primeros pasos en el ámbito profesional, y a profesionales que deseen dar un impulso a su carrera mediante una formación que implique una mejora tangible en su trayectoria. “Todo ello sin olvidar un ámbito clave para la escuela como es el de la formación a medida o ‘in company’, mediante la cual tenemos la capacidad de formar a equipos enteros en sus propias empresas y despachos, con formaciones diseñadas a medida para cubrir las necesidades específicas de su empresa/sector”, explica Vanessa Izquierdo González, directora general de Sagardoy Business&Law School.

¿Qué valores definen a Sagardoy Business&Law School?
Los valores de nuestra escuela son en gran medida proyección de la cultura propia del despacho, que en el ámbito de la formación adquieren características propias. De ellos destacaría los siguientes: 

Excelencia: nacemos con el compromiso de ofrecer una formación de la más alta calidad y con el mayor impacto en la carrera profesional de las personas que confían en nuestros programas. 

Exigencia: entendida como aliada natural de la excelencia. Nos exigimos al máximo para ofrecer los mejores programas e invitamos a nuestros alumnos a exigirse de igual manera, para obtener el máximo rendimiento durante el tiempo que tenemos la oportunidad de compartir. El nivel de satisfacción que se alcanza tras ese esfuerzo es tan enriquecedor, que te hace adentrarte en un círculo virtuoso de aprendizaje continuo. 

Empatía: para entender y dar respuesta a las necesidades particulares de cada uno de nuestros alumnos, huir de generalidades y ofrecer un proceso de formación personalizado y adaptado a sus circunstancias y expectativas. 

Ética: como valor transversal presente en todo lo que hacemos, y que se traduce en honestidad, transparencia y profesionalidad. 

¿Qué perfil de alumnos buscan?
Nuestro propósito es proporcionar una formación especializada que transforme e impulse la carrera profesional de nuestros alumnos. Para ello, es necesario crear programas muy innovadores, centrados en la realidad y en las futuras necesidades de las empresas. 

Buscamos alumnos con un claro compromiso en apostar por su futuro, por hacer un esfuerzo que revierta de manera directa en su carrera profesional. Nos interesan, además de sus resultados académicos y experiencias profesionales previas, sus características e intereses particulares, ya que valoramos especialmente alumnos con capacidad de pensamiento crítico, iniciativa y flexibilidad, con ilusión y compromiso por participar en un programa de alta exigencia e impacto. 

En definitiva, profesionales completos, que tengan actitud de aprendizaje y que también estén deseosos de compartir sus experiencias con otros colegas y profesores. 

¿Cuáles son las principales áreas de formación que se imparten en la escuela?
Nuestras áreas de formación abarcan el ámbito jurídico, Recursos Humanos, Management e Innovación. 

Todas estas áreas de formación constituyen los ejes clave de la gestión de las principales empresas y despachos; una sólida formación jurídica en sus diferentes disciplinas, la gestión integral de las personas como núcleo del valor de las organizaciones, en un contexto de mejores prácticas y procesos, sitúan a las compañías en punta de lanza de la innovación y la consecución de su estrategia y resultados. 

Háblenos tanto del Master Executive en Dirección de Recursos Humanos, como del Master Executive Avanzado de Relaciones Laborales ¿Qué los hace diferentes y únicos?
El diseño de nuestros programas Executive se ha hecho desde una perspectiva muy innovadora y con la máxima vinculación a las necesidades presentes y futuras de las organizaciones. 

Es muy importante que, cuando el alumno salga de nuestras aulas, no sienta que hay una desconexión entre el contenido técnico de los programas y los problemas a los que se vaya a enfrentar en el día a día de su empresa o despacho. Por otra parte, buscamos que adquieran el criterio profesional para poder tomar decisiones acertadas, ayudándoles a crear modelos que les sirvan de referencia en el desempeño de sus respectivas profesiones. 

Nuestro esfuerzo se ha centrado en crear programas muy novedosos en el área de Recursos Humanos, Jurídica, Management e Innovación, huyendo de la obsolescencia técnica, centrándonos en los principales problemas que, cada día, viven las organizaciones y aportando soluciones, métodos, habilidades y best practices a nuestros alumnos para que afronten holgadamente los retos que les presente su profesión, y, además, impulsen sus carreras profesionales convirtiéndose en los mejores en su área. 

Para ello, contamos con los mejores docentes que han sido cuidadosamente seleccionados de las principales compañías y despachos nacionales e internacionales.

Yohann Castro, director de desarrollo comercial e institucional de Atos Iberia

Arturo Díaz 

Atos es la empresa número uno a nivel europeo de servicios digitales y una de las cinco mayores a nivel global. Es la número uno en servicios ‘cloud’, desarrollo y transformación de aplicaciones, ‘data analytic’, inteligencia artificial, ciberseguridad y digital ‘workplace’. Cuenta con un equipo global de más de 110.000 personas y en España tienen presencia local en casi todas las comunidades autónomas, con más de 17 oficinas. Disponen de varios centros de ‘expertise’ y de desarrollo, en Canarias, Galicia, Andalucía, Castilla León y Castilla La Mancha, desde donde ofrecen servicios a sus clientes locales, pero también globales. 

En su opinión, ¿cómo logró Atos convertirse en líder internacional en transformación digital? 

Unimos personas, negocio y tecnología, en un modelo único de transformación que permite reinventar los modelos de negocio, mejorar la experiencia de usuario, alcanzar la excelencia operativa y hacer todo ello de una forma segura y cumpliendo con las normativas establecidas en cada sector. Hemos sabido combinar toda la fortaleza de una empresa global, con nuestra presencia local en más de 73 países desarrollando e implementando soluciones digitales innovadoras para apoyar la transformación empresarial de nuestros clientes, a la vez que abordamos los desafíos ambientales y sociales a los que nos enfrentamos todos. Y los elementos clave para convertirnos en el líder que somos, han sido nuestra orientación a negocio y resultados, el fuerte ADN por la innovación y la tecnología, junto con la obsesión de servir a nuestros clientes. Se han invertido, de forma sostenida, más de 250 millones de euros al año en I+D+I, y contamos con una comunidad científica propia de más de 120 personas. Cocreación de plataformas y soluciones digitales con grandes partner estratégicos y con start ups muy innovadoras. Fuerte inversión en el mejor equipo humano. 

Atos ha diseñado un sistema de gestión de epidemias (Epidemic Management System - EMS), llamado EpiSYS. ¿Podría contarnos más sobre este sistema? 

EpiSYS es una solución diseñada por Atos para controlar la propagación de enfermedades, en base a una correcta gestión de los datos mediante herramientas big data y el uso de inteligencia artificial. 

Permite disponer de datos de confianza, identificar pacientes más relevantes, establecer una monitorización o tracking en tiempo real, una mejora de la predicción y facilitar la toma de decisiones estratégicas en base a los modelos y datos previamente utilizados. 

¿Qué otras acciones está tomando Atos para ayudar a limitar la propagación del virus y acelerar la búsqueda de una vacuna? 

Por un lado, hemos puesto a disposición de la sociedad y nuestros clientes un amplio abanico de soluciones, que contribuyen a crear espacios más seguros, a controlar mejor el flujo de personas, a facilitar el teletrabajo, a automatizar procesos gracias a nuestra plataforma de robots SW, o a limitar y controlar la propagación de la enfermedad. 

Por otro lado, estamos contribuyendo con nuestras supercomputadoras, nuestros expertos y algoritmos de Inteligencia artificial y data analytic para reducir los plazos y securizar la eficiencia de la deseada vacuna 

¿Qué papel juegan los supercomputadores Atos en la lucha contra COVID-19? 

Nuestros supercomputadores están contribuyendo a estudiar la evolución del coronavirus en el cuerpo humano, en base a la interacción de las proteínas virales, lo que ayuda al desarrollo de la vacuna y de fármacos para tratar el virus. 

Y lo hacen en base a su capacidad para realizar miles de millones de cálculos por segundo. Esta capacidad de cálculo permite validar hipótesis y modelos mediante complejas simulaciones, modificar y adaptar los modelos, y hacerlo a la velocidad necesaria para que sean útiles. 

Nuestros supercomputadores ofrecen la capacidad de millones de ordenadores trabajando a la vez, de una forma orquestada y, además, mucho más responsable con el medioambiente. 

¿Podría describir las soluciones propuestas por Atos para gestionar el distanciamiento social y flujo de personas? 

Como parte de nuestras soluciones para la lucha contra COVID hemos creado Atos Safeplace; un modelo natural para la gestión segura, Entry to Exit. Atos SafePlace, contribuye específicamente a securizar espacios, flujos de personas y distanciamiento social, facilitando además una certificación blockchain para poder demostrar todas las medidas que se han puesto en marcha por parte de un cliente privado u organismo público para garantizar la seguridad de sus empleados, clientes o ciudadanos. 

Atos SafePlace está orientada a cualquier tipo de empresa o institución, y para todo tipo de espacios: desde pequeñas oficinas o comercio hasta grandes sedes corporativas, edificios públicos, infraestructuras de transporte o estadios deportivos. 

Los módulos ofrecen desde la medición de aforos y el conteo de personas en tiempo real, la desinfección de personas o mercancías en acceso, el control de la distancia social y el uso de mascarillas mediante vídeo inteligente, disponer de espacios seguros y aire desinfectado, la información y el control mediante apps, webs o pantallas el uso de robots SW, chatbots y también robots físicos. Y todo ello correctamente orquestado e integrado con otras soluciones tecnológicas previas que el cliente pueda tener ya.

Luis Javier Argüello, secretario general de la Conferencia Episcopal Española

Raúl Fernández

Luis Javier Argüello García se ordenó sacerdote el 27 de septiembre de 1986 en Valladolid, donde ha desempeñado diversos cargos, como el de formador en el Seminario Diocesano, vicario episcopal de la ciudad y miembro del Consejo Episcopal durante tres etapas, así como delegado de Pastoral Vocacional, moderador de la capellanía del Monasterio de la Concepción del Carmen, rector del Seminario Diocesano y miembro electo de la Comisión Permanente del Comité Presbiterial. Hasta su nombramiento episcopal fue vicario general y moderador de la Curia Diocesana, miembro del Consejo de Asuntos Económicos y del Consejo Episcopal y miembro de la Comisión para el Diaconado Permanente, entre otros cargos. En abril de 2016 el papa Francisco le nombró obispo auxiliar de la archidiócesis de Valladolid y en noviembre de 2018 fue elegido secretario general de la Conferencia Episcopal Española.

Monseñor Luis Argüello, portavoz de la Conferencia Episcopal Española, en el contexto marcado por la pandemia del Covid-19, ¿cómo ha vivido la Iglesia Católica la etapa del confinamiento y de qué maneras se ha hecho presente en la sociedad durante una situación tan dramática? 

La Iglesia ha padecido la enfermedad en muchos de sus miembros -obispos, presbíteros, laicos y consagrados-, se ha sentido afectada por lo ocurrido en España y tantos lugares del mundo donde está implantada. El confinamiento ha supuesto la paralización de actividades en un momento de gran intensidad de vida eclesial, la Cuaresma y la Pascua, con múltiples de celebraciones suspendidas, especialmente Primeras Comuniones, Confirmaciones y Matrimonios. Un doble mensaje hemos tratado de vivir: “quédate en casa”, como ciudadanos responsables que no deben de contribuir a la expansión de la pandemia, y “la Iglesia no se cierra”, lo que nos ha llevado a la creatividad pastoral y al subrayado de la importancia de la Iglesia doméstica. 

La Iglesia se ha hecho presente de diversas formas, la presencia directa en hospitales y cementerios, la cercanía personal de los sacerdotes a familias afectadas a través de llamadas telefónicas, el uso extraordinario de redes sociales para compartir recursos, transmitir celebraciones y afianzar la comunión en la distancia. Una presencia significativa ha sido la de Cáritas y otras organizaciones eclesiales en la acción social. A través de radio y televisión la presencia ha sido importante; cabe destacar el crecimiento de audiencia de las televisiones públicas y de TRECE Tv en las retransmisiones de la Eucaristía y en los actos del papa Francisco.

Numerosos creyentes y no creyentes durante estos meses han perdido a seres queridos, han padecido la enfermedad, quizá no tienen trabajo y la losa del paro, una nueva crisis y un futuro sin esperanza los acecha. ¿A qué consecuencias espirituales, sociales y económicas tiene que hacer frente la Iglesia Católica en este momento y qué medidas excepcionales está tomando para enfrentarlas?

La pandemia y sus dramáticas consecuencias ha provocado dolor, muerte y, la todavía incipiente, crisis económica. Este sufrimiento, experimentado dentro y fuera de la comunidad cristiana, supone una vibrante llamada al anuncio y testimonio del don del que la Iglesia es depositaria: la fe, confianza del corazón, ante los miedos que paralizan; la esperanza en que la muerte no tiene la última palabra, que es fuente de las esperanzas humanas imprescindibles para poner en marcha proyectos; la caridad para ayudar a quien lo necesita. La Iglesia, en cada Diócesis, ha puesto en marcha múltiples iniciativas, muchas mirando ya al futuro inmediato para ofrecer recursos humanos y materiales que ayuden en este momento. 

El confinamiento motivó el cierre de los templos y lugares de culto, así como el aislamiento social que va a continuar por un tiempo, todo ello ha impedido a los fieles acudir a sus parroquias y colaborar económicamente con ellas. ¿Podría hablarnos de la campaña “dono a mi Iglesia” que se ha puesto en marcha, para que la Iglesia pueda seguir realizando su labor? 

Así ha sido y además “en temporada alta” de convocatorias y celebraciones. La respuesta de muchos fieles ha sido generosa con sus parroquias y con Caritas diocesana. Y también este tiempo ha sido la ocasión de relanzar la plataforma digital www.donoamiiglesia.es, ya creada hace meses, pero muy utilizada en estas semanas. A través de ella es posible ofrecer donativos a cualquiera de las parroquias de España. Esta campaña se ha unido a las iniciativas de parroquias y familias para expresar la comunión de bienes y seguir avanzando en la responsabilidad de todos en el sostenimiento de la Iglesia. Ha coincidido el estado de alarma con el periodo de presentación de la declaración de la Renta en el IRPF con la posibilidad de realizar “asignación tributaria” a favor de la Iglesia. Así la campaña XTantos, la presentación de la Memoria de actividades y otras muchas iniciativas en los medios han ayudado a favorecer la generosa respuesta del pueblo de Dios.

TRIBUNA DE OPINIÓN - ¿Es el teletrabajo la panacea?

José Miguel Sánchez 

Psicólogo motivacional, experto en empresa y deporte. Profesor IE Business. Coach ejecutivo y autor de los libros “El viaje del líder”, “La experiencia de resetearse” y “Poderoso como un niño”.

www.jmiguelsanchez.com 

Recuerdo que hace unas semanas finalmente conseguí hablar con una amiga mía, tras intentarlo con diversas llamadas y enviarle mails para preguntarle qué tal se encontraba. Ella es directiva de una gran compañía internacional y cuando se puso al teléfono, me dijo las siguientes palabras: “Estoy que ya no puedo más, me atacan por todas partes”. 

Al principio, no entendí a qué se refería con esa expresión y le pregunté que qué le pasaba. Su respuesta fue que, por su responsabilidad, todo el mundo necesitaba cosas de ella. Primero le enviaban un mail, si no respondía lo intentaban con un whatsapp y, si finalmente no podían hablar con ella, la convocaban a una reunión por zoom o cualquier otra plataforma. “En una ocasión llegaron incluso a enviarme un mensaje de texto”. Me dijo no dando crédito a que aún se utilizara ese medio para comunicarse. 

En definitiva, sentía que no tenía escapatoria y que debía estar siempre alerta, sin importar la hora del día o dónde o con quién estaba. ¿Es esto lo que se espera del teletrabajo? ¿Es tan bueno como nos lo han vendido? ¿Son todo ventajas o hay un lado oscuro en esta nueva revolución a la que nos enfrentamos? 

El teletrabajo ha venido para quedarse, de esto ya nadie tiene dudas, pero también hay que ser conscientes de que necesita una regulación. No me refiero tanto a lo que ya se ha hecho por ley, puesto que está fuera de mi ámbito, sino que ha de generarse una cultura organizacional que establezca las pautas de actuación para permitir algo de lo que ya se hablaba antes de la pandemia, que es el derecho a la desconexión. 

Desde mi experiencia, teletrabajar 5 días a la semana es tan poco productivo como no hacerlo ningún día. Creo que hay una serie de desventajas asociadas a estar todo el día trabajando desde casa. Permíteme que te enumere las más relevantes: 

- Se pierden los contactos con otras personas que no pertenezcan a tu equipo o departamento. Difícilmente vas a hablar con una persona de otro departamento como lo hacías antes, cuando te la encontrabas en la cafetería o en el coffee córner. 

- El contacto virtual despersonaliza bastante, puesto que nuestro cerebro tiene que trabajar más para tratar de entender la comunicación no verbal de la otra persona cuando sólo ve una parte pequeña de su cuerpo. 

- Los problemas de conexión en muchos casos hacen que las reuniones se alarguen más de la cuenta, con la repercusión que tiene en la eficiencia del trabajo a realizar. 

- Algunas personas entienden que el hecho de que estés trabajando desde casa implica que estás para ellos en todo momento. 

- El teletrabajo excesivo tiene una repercusión negativa en el sentimiento de pertenencia de los empleados con respecto a sus compañías.

¿Qué pueden entonces hacer las organizaciones para generar una cultura que permita integrar el teletrabajo, sin perjuicio de las mismas o de sus trabajadores? 

1. En primer lugar, han de trabajar por objetivos que estén claros y consensuados por los individuos que componen los equipos, para así poder medir el rendimiento y no tanto las horas de trabajo. 

2. Es importante crear horarios donde se incluyan reuniones virtuales con otras personas en momentos puntuales acordados por todos. De este modo, se buscará que estos encuentros se lleven a cabo cuando la mayoría de las personas estén preparadas para dar lo mejor de sí mismas, porque no tienen otras distracciones o interferencias previstas. 

3. Fomentar el trabajo presencial 3 días por semana. El objetivo es generar momentos de encuentro con personas de otros departamentos y mantener lo que los anglosajones llaman la grapevine o sistema de comunicación informal. De este modo, nos beneficiaremos de esas charlas informales que pueden ayudarnos a empatizar con otros compañeros, a compartir información que de otro modo no habríamos conocido e incluso a mantener un clima organizacional adecuado, gracias al contacto con personas que llevamos tiempo sin ver. 

4. Con respecto a los responsables de equipos, éstos han de trabajar en convertirse en líderes transformadores que creen un entorno de confianza. A través de la generación de este contexto, deben dar la posibilidad a los colaboradores de ofrecer lo mejor de sí mismos, porque se sienten escuchados, con poder para tomar decisiones y con un espacio para la autorresponsabilidad y la autogestión. Finalmente, este contexto de confianza permitirá que los miembros del equipo, se sientan con la autonomía suficiente para atreverse a ir más allá de lo establecido, en un entorno complejo como el que se vive en la mayor parte de las empresas. 

El teletrabajo se ha convertido en una manera de rendir diferente. Para hacer honor a esta palabra es clave que la cultura se alinee con esta nueva forma de hacer y permita que cada persona ofrezca su mejor rendimiento, en un entorno en el que la incertidumbre es ya lo único cierto.

TRIBUNA DE OPINIÓN - La crisis iceberg que puede hundir a España

Javier Panzano

CEO en TAKTIC Business & Technology

La crisis sanitaria esconde una situación perversa que, tras activar cuatro crisis secuenciales, amenaza con hacer naufragar a nuestro país. Veamos cada una de ellas.

Crisis sanitaria. En los primeros meses de 2020, nuestros políticos estaban tan centrados en discutir asuntos ideológicos y territoriales que no vieron cómo se acercaba a nuestro país el COVID-19. A pesar de los avisos de la OMS, se infravaloró el peligro, no se dispuso de los medios necesarios y no se actuó hasta que ya era tarde. La pandemia ha acabado convirtiéndose en un auténtico iceberg.

Tras los meses de confinamiento, siguieron incrementándose los casos de infectados y fallecidos, incluso entre los sanitarios, quienes también han sido víctimas de la falta de medios para protegerse. Quizás si hubiéramos adoptado a tiempo las medidas de seguridad e higiene necesarias podríamos haber seguido con nuestras vidas, sin necesidad de decretar el estado de alarma y paralizar la actividad económica.

Crisis económica. La hibernación de la economía ha condenado a millones de trabajadores y autónomos a una situación muy incierta. El crecimiento de nuestro país se va a ver seriamente afectado. Gobierno, Fondo Monetario Internacional o Banco de España prevén una caída del PIB entre el 9,2% y el 13,6%, y una tasa de paro en torno al 21%. Hasta 2024 no podremos hablar de recuperación.

Sufragar las ayudas a personas vulnerables, trabajadores, autónomos y empresas va a suponer un coste muy elevado para un país que, paradójicamente, durante los últimos años ha ido vaciando progresivamente la hucha de las pensiones sin encontrar una solución.

El rescate de la Unión Europea es inevitable. Impondrán a nuestra economía severas condiciones de ajuste, supervisarán nuestras cuentas, recortarán salarios y pensiones, reducirán el número de funcionarios, incrementarán los impuestos, e incluso cabe la posibilidad de vivir bajo la amenaza de la salida del euro.

Crisis social. La situación económica derivará en una crisis social que durará varios años, y algunos de sus efectos, incluso décadas.

El panorama no podrá ser peor. Empresas y ciudadanos endeudados y con menores ingresos, altas tasas de desempleo y un Gobierno con poco margen para invertir en modernizar las infraestructuras del Estado y los servicios públicos. El resultado se traducirá en un incremento de problemas sociales como inseguridad ciudadana, corrupción o pobreza.

Uno de los principales desafíos del país en el terreno social es la educación de nuestros jóvenes. Sin un horizonte esperanzador y con un pasado nefasto, la educación tiene que replantearse por completo. Las sociedades se construyen desde las familias, y desde aulas. Por el bien de las generaciones futuras es fundamental llegar a un verdadero consenso en esta materia.

Crisis política. Cuando llegue el momento de rendir cuentas por las decisiones adoptadas, se hará patente la división de las fuerzas políticas y el malestar de la ciudadanía.

La pregunta es cuánto tiempo va a poder soportar la presión el Gobierno de Pedro Sánchez. Sin presupuestos propios; con una gestión opaca y repleta de errores; enfrentado a la oposición, agentes sociales y varios presidentes autonómicos; y ante el previsible rescate de la Unión Europea, la fractura entre la coalición de Gobierno y los partidos que les apoyaron no tardará en llegar.

Tras varios años de decepciones, en los que el país ha sido muy difícil de gobernar y nadie ha sido capaz de realizar reformas profundas, es difícil prever cuál sería el resultado de unas hipotéticas elecciones. Lo que sí está más claro es que el futuro Gobierno se encontraría con un panorama muy difícil de gestionar.

Crisis territorial. En este entorno de crisis sucesivas, España tiene que resolver problemas territoriales que son fundamentales para aportar equilibrio y asegurar la supervivencia del país, como la renovación del modelo de país, diseñar un nuevo sistema de financiación autonómico y crear un auténtico plan de desarrollo rural que resuelva las necesidades de la España vaciada.

En esta situación de crisis profunda, el independentismo buscará quebrar el débil equilibrio territorial que sostiene a nuestro país. Para forzar la celebración del ansiado referéndum de autodeterminación alentará la insatisfacción popular culpabilizando al Estado de todas las consecuencias del COVID-19.

Evitar el naufragio. España, tal y como la conocemos, está naufragando. Necesitamos crear un nuevo modelo de país y de convivencia que vertebre e impulse a España en el nuevo escenario geoeconómico postCovid.

Todas las fuerzas políticas y sociales tienen la obligación de ponerse de acuerdo para construir nuestro futuro, impulsando nuevos motores económicos de crecimiento, impulsando una auténtica transformación digital de instituciones, empresas y ciudadanos, educando y estimulando a nuestros jóvenes talentos y creando una marca-país competitiva.

Por primera vez en nuestra Historia, todos los españoles debemos remar en la misma dirección si queremos salvar el país y llevarlo a un destino próspero.