Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Antonio Gómez Pérez, consejero de Presidencia del Gobierno de las Islas Baleares

Juan Comas

Antonio Gómez Pérez, actual consejero de Presidencia del Gobierno de las Islas Baleares, es profesionalmente agente de Medio Ambiente de esta Comunidad y la persona que coordinó la campaña del Partido Popular en las últimas elecciones autonómicas. Ha sido alcalde de Escorca (Mallorca) desde 1991 a 2011 y de 2003 a 2007 ejerció como director general de Caza, Protección de Especies y Educación Ambiental. Su Consejería ejerce las funciones derivadas de las relaciones generales con el Gobierno del Estado, con las comunidades autónomas, los entes territoriales, el Parlamento, los órganos estatutarios y los grupos sociales. Además gestiona la Dirección de la Abogacía de la Comunidad, las relaciones con la Administración de Justicia, la proyección exterior de los intereses de la Comunidad y las relaciones con la Unión Europea. Coordina las relaciones entre los órganos de consejerías diversas.

¿Cuál es el principal objetivo de Antonio Gómez al frente de la Conselleria de Presidencia a lo largo de esta legislatura?
Cumplir con las responsabilidades orgánicas que tiene atribuidas la Conselleria y con los objetivos que se derivan de nuestro compromiso con los ciudadanos. Nuestro principal objetivo será controlar que el programa electoral del Partido Popular se cumpla: ése fue el compromiso de nuestro presidente, José Ramón Bauzá, con todos los ciudadanos; ese programa será la guía básica de la acción del Gobierno. Velaremos también para que todas aquellas acciones transversales, las que afectan a más de una conselleria, se ejecuten con la mayor eficacia y eficiencia posible.

El Govern habla constantemente de austeridad. ¿Cómo se concreta esa austeridad en la Conselleria que usted dirige?
Pues sencillamente controlando el gasto, prescindiendo de todo aquello que es prescindible y utilizando los recursos públicos sólo para lo que es esencial. Hemos de ser conscientes que estos recursos son limitados y que salen del esfuerzo del conjunto de los ciudadanos; por tanto, hemos de ser muy rigurosos en su utilización.

En términos económicos, ¿hasta qué punto esperaba el Govern encontrarse con la mala situación recibida en la caja pública? ¿Qué van a hacer para salir de esa situación que usted ha calificado de “dramática”?
Sabíamos que la situación económica que nos íbamos a encontrar era grave, pero no que revestiría el dramatismo que reviste. El Gobierno del Pacte gestionó tan mal nuestra economía que (a veces lo pienso) aún intentando hacer las cosas mal parece imposible conseguirlo. Los niveles de deuda y de déficit público a los que nos han abocado son desconocidos en la historia de nuestra Comunidad. Hicieron las cosas tan mal que ya no es que quisieran mantener un volumen de gasto insostenible, habida cuenta que los ingresos caían en gran medida, sino que olvidándose de la crisis, que ya conocían, adquirían unos compromisos presupuestarios con unos incrementos porcentuales de vértigo; en fin, mucha irresponsabilidad, y eso nos ha conducido a la grave situación económica y social en la que nos encontramos. Pero también quiero decirle que, sin ninguna duda, resolveremos la situación y que esta Comunidad volverá ser la Comunidad próspera que fue. Y para eso tenemos al mejor timonel: Bauzá es serio y riguroso en la aplicación de las recetas que sabe hemos de aplicar, no se apartará ni un milímetro de ellas si está convencido que son las mejores para salir de esta situación; el rigor de su conducta se refleja muy bien en una frase que repite muchas veces a su gobierno: “No gobernéis pensando en ganar las próximas elecciones, gobernad pensando en las necesidades que tiene esta tierra”.