Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Jaime del Barrio Seoane, director general del Instituto Roche

Miguel A. Gallego

Mejorar la calidad de vida y la salud de las personas es el principal, objetivo del Instituto Roche. Para ello, trabajan en la Medicina Individualizada, que es la que combina los avances en el conocimiento genómico con la búsqueda de nuevas moléculas, y la diferente respuesta de las conocidas ante el perfil genético diferente de cada paciente, con el fin de prevenir y tratar mejor las enfermedades. Colaboran no sólo con profesionales de primer nivel investigador y asistencial, sino que también han firmado acuerdos con numerosas universidades españolas, sociedades científicas, centros… con el fin de acercar todo ese conocimiento de última generación a todos los agentes de salud. Según explica Jaime del Barrio, su director general, “la Farmacogenética es la herramienta clave que permite predecir la respuesta a un fármaco basada en la constitución genética del individuo, y la Farmacogenómica, diseñar nuevos elementos diagnósticos y nuevos fármacos más seguros y eficaces, en base a la información genómica”.

El Instituto Roche se creó en el año 2004, ¿con qué fines?
Roche es actualmente la primera compañía biotecnológica del mundo. Últimamente se ha publicado un nuevo ranking de inversiones de las empresas privadas de todos los sectores, en el que Roche aparece como la principal farmacéutica del mundo que destina una gran parte de recursos (>20%) a temas relacionados con la investigación y el desarrollo en el ámbito de las Ciencias de la Salud. Y hemos sido capaces de ello, siendo además muy flexibles ante los cambios que se producen. El modelo de investigación en los elementos de diagnóstico tenía un ritmo ineficiente en la segunda mitad del siglo pasado y ya se veía que tenía que darse una evolución importante. En este horizonte, en 2001, se logró la primera secuencia completa del primer genoma humano, que fue el punto de partida hacia una nueva manera de diagnosticar y de tratar algunas enfermedades. Roche, a nivel mundial, cambió toda su estructura de investigación y desarrollo, la adaptó a este nuevo paradigma. Los directivos de entonces de la compañía en España crearon el Instituto Roche en 2003, y me invitaron a liderar el proyecto. Su figura jurídica es la de una fundación, y a partir de entonces fue cuando nos pusimos a trabajar.

¿Cuáles son sus objetivos, líneas de actuación y recursos?
Desde el inicio hemos procurado centrar nuestra atención en la Medicina Individualizada o Personalizada. Esto quiere decir que nuestra manera de predecir, diagnosticar y tratar las enfermedades y la salud, va a depender del sustrato genético de cada individuo y del perfil molecular de las enfermedades. Y todo esto se empieza a vislumbrar en 2001. Pero es a partir del año 2008 cuando sufre un salto cualitativo y cuantitativo y el desarrollo del conocimiento genómico se vuelve increíble, al tiempo que la tecnología correspondiente se hace accesible a la mayor parte de los equipos de investigación de todo el mundo. Después fuimos diseñando soportes, herramientas, productos…, y así todo este conocimiento ha pasado a formar parte de la literatura científica y por lo tanto de la evidencia que siempre buscamos. Desde el Instituto contamos con la colaboración de muchos expertos (investigadores, clínicos, etc,) a través de la creación de estrategias y con un grupo interno muy pequeño que coordina al resto. Así, elaboramos documentos de consenso, guías, libros… y eventos dirigidos a diferentes segmentos: investigadores, farmacéuticos de hospital, oncólogos, reumatólogos, gerentes de hospital… y lo que hemos hecho desde el principio es apoyarnos en las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías. Tenemos la primera página web www.institutoroche.es que es pionera en el mundo de habla hispana en este tipo de temas con más de 1,5 millón de visitas anuales, de las que el 40% proceden de Latinoamérica y que también tiene su versión en inglés. También incorporamos las redes sociales, de tal forma, que la Comunidad está ya colaborando en la difusión de este conocimiento. Esa es nuestra principal tarea. Y en este sentido, nuestro reto es el mundo de la Universidad para que se adecuen mejor los planes de estudios a esta Medicina Personalizada.