Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 224 Septiembre de 2017

Carlos Pérez del Valle, rector de la Universitat Abat Oliba CEU

Juan Comas

La Universitat Abat Oliba CEU tiene una historia relevante antes de su creación en 2003. Desde 1973, y como obra de la Asociación Católica de Propagandistas, el Centro Abat Oliba adscrito a la Universidad de Barcelona impartía los estudios de Derecho y, posteriormente de Dirección de Empresas y Economía. Era, de hecho, la escuela privada de Derecho más antigua de Cataluña y por sus aulas pasaron miles de estudiantes en esos años. Carlos Pérez del Valle, rector de la Universidad nos explica por qué se eligió este nombre: “La elección del Abat Oliba parece, en ese sentido, indicativa: el fundador de Montserrat entre los siglos IX y X, que fue abad de Cuixà y Ripoll y obispo de Vic, siempre representó un paso decisivo en la Cataluña cristiana y de una cultura con la mirada puesta en toda Europa”.

¿Cómo calificaría la relación de la Universitat Abat Oliba con el mundo de la empresa? ¿La considera importante para los universitarios?
En el caso de la Universitat Abat Oliba CEU, la relación con la empresa es esencial, y no sólo para la formación profesional, sino también en la línea de la restauración de valores; un estudiante bien formado lo es sólo si está formado en las virtudes que hoy denominamos valores. Por esto no sólo lideramos la colaboración con empresas en el ámbito de las prácticas de los alumnos, sino también la introducción de la empresa en las aulas; queremos que muchos de los profesores -sobre todo en los dos últimos cursos de grado y muy especialmente en el postgrado- conozcan la experiencia de la vida empresarial y que la hagan patente en sus clases. Y no sólo en estudios que tienen que ver con la economía o la empresa; quienes se forman en la enseñanza, en la psicología o en la comunicación deben tener una idea clara de la realidad empresarial que les ha de acoger o en el que ellos han de adoptar la iniciativa de fundar una empresa. Por ello, la transmisión de esta experiencia es fundamental también cuando se proporcionan conocimientos teóricos, porque el sentido crítico del estudiante se acentúa y su capacidad de afrontar retos complejos aumenta.