Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 226 Noviembre de 2017

Luis Hernández de Cabanyes, presidente de Renta Corporación

Alberto García

El modelo de negocio de la compañía inmobiliaria Renta Corporación, consiste en la adquisición, rehabilitación y venta de edificios situados en grandes núcleos urbanos, con una actividad actualmente enfocada en las plazas de Madrid y Barcelona, buscando un equilibrio adecuado entre la rotación y la rentabilidad. Aporta valor añadido tanto a cliente institucional como minorista y cuenta con un equipo profesional con dilatada experiencia e históricamente vinculado al Grupo, con alto grado de especialización en los principales mercados inmobiliarios y profundo conocimiento de la oferta y la demanda.. Está financieramente saneada, prácticamente sin deuda, operativamente optimizada y sostenible a largo plazo. Cuenta con alianzas con fondos internacionales para acometer operaciones de importe elevado y tiene expectativas de crecimiento de las principales magnitudes a corto y medio plazo.

En 1991 usted fundó en Barcelona y en compañía de otros socios la empresa. ¿Tenía experiencia empresarial previa? ¿Por qué decidió ponerla en marcha y con qué objetivos?
En aquella época tenía 26 años, mi experiencia empresarial era escasa a pesar de haber desarrollado pequeños proyectos durante mi etapa universitaria, fueron proyectos de poca envergadura pero me proporcionaron algunas enseñanzas que, a día de hoy, me siguen siendo útiles.
Mi padre fue el propietario de una compañía en el sector de la industria gráfica y he podido disfrutar durante mi infancia de un ambiente empresarial, con sus momentos buenos y no tan buenos. Cuando acabé la universidad me incorporé durante un año a PWC como auditor. No obstante, poner en marcha un proyecto inmobiliario era algo que, en aquel momento, me daba libertad, me hacía ilusión y de lo que no me he arrepentido hasta el momento. En 1990, me pareció detectar una oportunidad de negocio en el segmento de plazas de aparcamiento en Barcelona, que luego amplié a viviendas de lujo, para finalmente focalizarme en la compra, rehabilitación y venta de edificios situados en los grandes núcleos urbanos.

¿Cuál es el modelo de negocio actual y cuál es el perfil de sus clientes?
El modelo de negocio está basado en la creación de valor mediante la adquisición de activos inmobiliarios para su transformación y adaptación a las necesidades del mercado y su posterior venta a terceros.
Nos dirigimos tanto a particulares finalistas como a inversores institucionales, family offices e inversores domésticos.

En la actualidad, su actividad está centrada prioritariamente en Madrid y Barcelona. ¿Por qué?
Efectivamente, en estos momentos estamos muy focalizados en Madrid y Barcelona, dado que son los mercados que conocemos mejor. En mi opinión, son las plazas más líquidas y con mayor actividad de España y actualmente cuentan con un gran potencial.

Mencione algunas de las operaciones más significativas realizadas en los tres últimos años.
La venta del edificio de Telefónica llamado Estel, 52.000 metros cuadrados en el ensanche de Barcelona a un grupo asiático. La adquisición y reposicionamiento del Hotel Covadonga en la Avenida Diagonal de Barcelona, pero probablemente lo que nos hace sentir más orgullosos son las 25 operaciones anuales que, sin ser demasiado relevantes, aportan la recurrencia y estabilidad que hoy nuestro Grupo necesita.