Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 237 Noviembre de 2018

Lucas Osorio Iturmendi, socio director de Hogan Lovells España

Carmen Peñalver

La firma es el resultado de la fusión en 2010 de dos grandes despachos, el americano Hogan & Hartson y el británico Lovells. Una fusión trasatlántica sin precedentes entre dos grandes firmas arraigadas, principalmente, en EEUU y Europa, que concluyó con enorme éxito. Desde un inicio Hogan Lovells se convirtió en uno de los 10 principales despachos de abogados del mundo y hoy en día está presente en los seis continentes, con 50 oficinas y 2.800 abogados, siendo particularmente fuertes en Europa, EEUU, Asia y Oriente Medio y están creciendo en Latinoamérica, África y Oceanía, destacando particularmente su fortaleza a ambos lados del Atlántico, ya que tienen una amplia presencia en las principales ciudades de EEUU, México y Europa.

¿Desde cuándo en España, por qué y con qué objetivos?
Lovells se estableció en Madrid en 2004, siendo Hogan Lovells desde 2010, tras la fusión. La oficina de Alicante, especializada en patentes y marcas, había abierto unos años antes, en 1996. En 2004, cuando abrimos en Madrid, el mercado legal estaba dominado por las firmas nacionales y la apuesta era hacerse un hueco aprovechando el auge económico de aquellos tiempos. Atrajimos el que sentaron las bases de lo que somos hoy en España.
El primer paso fue encontrar a la persona que liderase el proyecto de abrir una oficina desde cero, con capacidad de atraer a otros abogados con calidad y ambición para ser líderes. Esa persona fue José María Balañá, que tuvo el mérito de identificar y convencer a profesionales de enorme talento que creyeron en el proyecto. También desde el inicio se incorporó un socio internacional de la firma en el área de Propiedad Intelectual. Se trataba de Burkhart Goebel, que hoy en día es el socio director de Europa Continental desde Madrid.
Catorce años después Hogan Lovells se ha consolidado como una de las principales firmas legales en España. El despacho no ha dejado de crecer desde su apertura, incluso en el periodo de crisis económica.
El objetivo de Hogan Lovells en España es más de calidad que de cantidad. No buscamos ser líderes por razón del tamaño, sino mantener los niveles de excelencia actuales, con capacidad de asesorar en cualquier operación, sea cual sea la materia y su complejidad. Nos gusta ser reconocidos como una firma excelente, fiable y cercana y que nuestro liderazgo se refuerce por esa vía.

Hoy en día son uno de los mayores e innovadores despachos de abogados en España, con 23 socios y más de 100 abogados. Por cierto, en cuanto a socios son los que tienen mayor porcentaje en el sector. ¿A qué se debe?
Hogan Lovells en España cuenta con dos oficinas (Madrid y Alicante) y ha crecido muy rápidamente en los últimos catorce años. Actualmente tenemos más de cien abogados de los cuales 23 son socios.
Este fuerte crecimiento se debe a una equilibrada combinación entre la captación del talento externo y la promoción del interno. Si un abogado es excelente, comprometido, con visión de negocio y clara orientación al cliente, se trata de un perfil que nos resulta interesante, ya sea externo o interno. Y de ahí que hayamos estado especialmente atentos a la captación de talento durante estos años. En cualquier caso hemos mantenido, y seguimos hacíéndolo, altos niveles de rentabilidad de nuestros abogados.
En la actualidad estamos en una fase de madurez en la que, además, hemos conseguido formar internamente extraordinarios profesionales. Por eso apostamos decididamente por potenciar las carreras internas a la sociatura.