Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 259 Noviembre de 2020

Antonio Cebrián Alarcón, presidente de la Asociación Amigos Empresarios

Juan Comas

 

La Asociación Amigos Empresarios (AAE) es una institución sin ánimo de lucro de empresarios, emprendedores y autónomos, que nace en España para luchar por la supervivencia y el crecimiento de las empresas en estos tiempos convulsos de crisis económica y sanitaria. Su presidente, Antonio Cebrián Alarcón, un hombre forjado en el mundo de la empresa y el asociacionismo, ha sido durante los últimos 20 años vocal electo del Pleno de la Cámara de Comercio Industria y Servicios de Madrid, colaborando en sus objetivos como presidente de la Comisión Consultiva de Patrimonio. Arrastra una experiencia profesional como empresario durante 50 años, ostentando además durante muchos de ellos la presidencia de la Asociacion Nacional de Fabricantes de Productos de Hormigón (ANDECE).

 

¿Cómo surge la Asociación Amigos Empresarios y por qué?

La actual Asociación Amigos Empresarios (AAE), inicialmente creada en julio de 2019 bajo el nombre Asociación Amigos de la Cámara, tiene su origen en la inquietud e iniciativa de un reducido y cualificado número de empresarios con gran experiencia en una larga trayectoria de actividad vinculada durante los últimos 20 años con la economía nacional y sus empresas. Consecuencia de ello, de su ánimo e ilusión, comenzaron a llevar adelante un proyecto de integración y ayuda a los empresarios, autónomos y emprendedores madrileños propiciando su acercamiento activo a la institución.

La definición de los objetivos pronto tuvo consecuencias al propiciar la afiliación de empresarios y emprendedores de ámbito estatal, sobrepasando la función inicial de su ámbito de influencia regional.  La gravedad de la crisis sanitaria y económica sobrevenida por la pandemia del COVID-19 ha acelerado el proceso de expansión del ámbito de la Asociación que, atendiendo la demanda de sus asociados, se convirtió en el Proyecto Amigos bajo la denominación como marca de ASOCIACION AMIGOS EMPRESARIOS, ampliando su radio de acción a todo el territorio nacional.

La AAE es independiente y desarrolla su proyecto atendiendo las necesidades que las pymes le transmiten, sin ningún condicionamiento o limitación previos, más allá de los principios éticos que son la base fundamental de su existencia.


¿Cuáles son los principales objetivos de esta Asociación?

La AAE ha construido su mensaje sobre la base del lema “Juntos para la supervivencia y el crecimiento de nuestras empresas”, desde una plataforma colaborativa de integración multisectorial participada transversalmente por empresarios, autónomos y emprendedores, tanto directos, como compartidos por asociaciones, entidades y organizaciones.

Nuestros objetivos se resumen en dos: la creación de una plataforma de contactos que permita la interactuación colectiva, con objeto de conseguir un beneficio común y amplio en materia de negocio y un músculo efectivo y potente de representatividad ante las Administraciones Públicas. Y por otro, la defensa de un “espíritu empresarial” y de una “cultura empresarial” que ha sido capaz de soportar y levantar situaciones de crisis económica en la historia de nuestro país.


¿Cuál es el público al que se dirige y el ámbito geográfico en el que desempeña sus actividades? ¿Quién puede ser socio?

Le voy a contestar citando literalmente lo que al efecto nuestro Manifiesto pone de relieve: “La Asociación Amigos Empresarios no hace acepción de procedencia de sus socios, ni de localismos, profesiones, edades, sexo, religión o ideología política”. Nuestro reto es mantener el espíritu empresarial como garantía del desarrollo económico y bienestar social, con el fomento de la participación y el intercambio de iniciativas, propuestas y conocimiento.


¿Cómo se puede recuperar la cultura y el espíritu empresarial, y por qué son tan importantes en estos momentos tan convulsos de crisis económica y sanitaria?

La experiencia empresarial y profesional de los promotores de la AAE y de las personas que integran su Comité Ejecutivo y sus Órganos de Gobierno, ha dado lugar a que se ponga especial énfasis en la formación de emprendedores de nueva generación, fomentando en ellos un espíritu y una cultura empresarial de servicio a la sociedad.

Consideramos que es esencial que la sociedad civil y las Administraciones Públicas contemplen a los empresarios como creadores de riqueza y puestos de trabajo, vitales y necesarios como estabilizadores de bienestar y mantenimiento de un Estado de Libre Mercado, donde los principios y derechos de los ciudadanos estén garantizados por encima de todo.


¿Podemos afirmar que se trata de una iniciativa independiente, al margen de ideologías políticas, tan determinadas o definidas en este momento?

Absolutamente sí. En la AAE no entendemos otra política que no sea la económica que afecta directamente a los empresarios. No somos partidistas y defendemos los principios de libertad de mercado y respeto a la propiedad privada, seguridad jurídica y física, y derechos civiles.