Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 276 Mayo de 2022

Vanessa Mediavilla Fernández, gerente de Sinelec Fire Protección

Arturo Díaz

En el año 1984, Alfonso Mediavilla e Isabel Fernández, regresan a su ciudad natal, Córdoba, después de varios años viviendo en Sudamérica, donde Alfonso, Ingeniero Técnico, adquiere unos amplios conocimientos en el campo de protección contra incendios en industria.
A su vuelta detecta que existe una necesidad de profesionales en dicho campo, por lo que decide iniciar su actividad como persona física aprovechando los conocimientos adquiridos durante su experiencia laboral en Sudamérica, donde el mundo del contra incendios estaba más regulado y se basa en la normativa americana NFPA.
Dada su experiencia en dicha normativa americana, tuvo la posibilidad de participar en mantenimientos e instalaciones de grandes multinacionales, como Procter & Gamble.
En 1989 se constituye Sinelec Fire Protección como sociedad limitada para seguir realizando servicios de instalación y mantenimiento de sistemas y equipos de protección contra incendios, siendo pionera en su sector, obteniendo el número uno en el Registro como empresa mantenedora e instaladora en la Consejería de Industria.
En 2015, se sucede el relevo generacional pasando a su hija Vanessa Mediavilla Fernández, que desde 2007 realizaba trabajos en varios departamentos de la empresa para ir conociendo todas las peculiaridades de dicho negocio.
El objetivo por el que se fundó Sinelec y el cual se sigue manteniendo actualmente, es poder dar a los clientes las soluciones más innovadoras para sus diferentes instalaciones, con un trato amable, cercano y eficaz.

¿Cuáles son los distintos servicios que ofrece la compañía y a qué tipo de clientes están enfocados?
Sinelec Fire Protección, ofrece servicios de instalación y mantenimiento de sistemas y equipos de protección contra incendios en su parte activa, teniendo un equipo humano totalmente diferenciado en ambas líneas de servicio, con personal altamente cualificado en los diversos tipos de instalaciones, sistemas de detección, abastecimiento de agua, sistemas de extinción por gas y agua. Y personal en mantenimiento cualificado por la Consejería de Industria para realizar dichas labores en todos los puntos que dicta el reglamento.
El enfoque de cliente al que le podemos ofrecer nuestros servicios es muy amplio, pero nuestro tipo de cliente diferencial es el sector industrial, donde realmente somos capaces de afrontar cualquier reto tanto en mantenimiento como en instalaciones y donde sí se está concienciado con el riesgo de incendio.

Ustedes también ofrecen renting de sistemas. Háblenos más detalladamente de esta solución. ¿En qué consiste y para qué clientes está pensada?
El renting de extintores nace como una idea eficaz para grandes comunidades de propietarios y con el fin de abaratar las facturas periódicas de mantenimiento. Para comprender la ventaja de este sistema debo comentar que el extintor tiene una vida útil de 20 años por normativa. En la mayoría de las ocasiones el cliente adquiere un equipo, pero nunca lo usa dentro del periodo de vigencia, asumiendo la compra y el mantenimiento tanto anual como quinquenal, representando un gasto importante en sus presupuestos anuales.
En función del número total de extintores se tarifa, y se realiza un único pago anual, siendo el mismo importe cada anualidad, el material ofertado seria propiedad de Sinelec y el cliente no tiene que desembolsar el coste del extintor

La legislación española contempla todos los aspectos a tener en cuenta en relación con el diseño, instalación y mantenimiento de los sistemas de protección activa contra incendios. Si nos referimos al cliente tipo de Sinelec, ¿cuáles serían los mínimos para en efecto contar con una instalación que cumpla con la normativa?
Según el tipo de servicio y la edificación que tenga el cliente para cumplir el mismo, adaptarlo a la normativa existente en cada momento. Para saber las instalaciones necesarias hay que realizar un buen proyecto, por eso desde Sinelec colaboramos con estudios de arquitectura e ingeniería para que dichas instalaciones reflejen las más adecuadas.

Aunque las empresas, para protegerse ellas mismas, a sus empleados y a sus clientes, también pueden contar con instalaciones más sofisticadas. Háblenos de estos sistemas más desarrollados.
Lo más básico y conocido es el extintor, el cual se subestima mucho, pero debería de estar siempre, ya que, en un conato, su uso puede determinar la dimensión del incendio.
Los sistemas hay que diferenciarlos en dos tipos, los que sirven para detectar y los que sirven para extinguir.
Para detectar hoy en día existen varias alternativas, sistemas de detección individuales o en red, para edificios más complejos, sistemas de aspiración, cables térmicos... Todos ellos diseñados correctamente según las necesidades, nos ayudan a detectar el comienzo del incendio, lo cual es muy importante para poder llevar las acciones que se necesiten en el menor tiempo posible.