Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 276 Mayo de 2022

Celia González Cruza, Brand Manager de Montblanc Iberia

Carmen Peñalver

Desde las primeras fases de ensamble de componentes individuales hasta la presentación de una
pieza verdaderamente viva y resplandeciente, los productos de Montblanc se convierten en compañeros
para un estilo de vida que le acompañará a usted y a generaciones futuras. La finalización de sus productos es el fruto de un esmero y pasión absolutos. Ya sean artículos de escritura, piel, relojes, accesorios o la categoría más joven de nuevas tecnologías, los maestros artesanos trabajan diligentemente para poner toda su alma y corazón en cada paso de la
creación.
Desde 1906, la mentalidad internacional de los tres pioneros fundadores de la compañía se mantiene hasta el día de hoy como un legado fuertemente arraigado. Sus artículos de escritura se fabrican en Hamburgo, los de piel en Florencia y los relojes en Suiza.

Háblenos de su trayectoria profesional y de por qué en el sector del lujo.
Empecé trabajando en el mundo de la producción audiovisual y en el área de marketing del sector de las Telecomunicaciones. Hace más de 15 años decidí hacer un giro en mi carrera y comencé mi andadura profesional en el grupo Richemont. En todos estos años he estado en cuatro posiciones diferentes y dos marcas: la marca relojera suiza Baume & Mercier y la firma alemana Montblanc.

Como Brand Manager de Montblanc Iberia, dirige un equipo de unas 130 personas en España y Portugal. ¿Cuáles son sus principales desafíos?
Nuestros principales objetivos a nivel local son: Superar las ventas de prepandemia, teniendo en cuenta el panorama actual tan incierto y la ausencia de turismo asiático; la total y perfecta integración de los equipos de España y Portugal (antes se gestionaban como dos unidades independientes); sacarle el máximo partido a todas las posibilidades que nos ofrecen las ventas online y las herramientas CRM que el grupo está desarrollando

La pandemia ocasionó importantes caídas en la cifra de negocio de casi todos los sectores, no pudiendo salvarse de ellas tampoco el sector del lujo. Pero este sector creció un 15,5% en España en 2021, por lo que la recuperación ha sido destacada. ¿Cómo ha vivido Montblanc a nivel global este periodo de tantos cambios e incertidumbre empresarial? ¿Qué perspectivas de negocio tiene para Iberia en este 2022?
Antes de la pandemia, como compañía, ya habíamos empezado a desarrollar muchas cosas: potenciar el comer­cio electrónico, enfocarnos en la venta al por menor, centrarnos en lanzamientos más impactantes, y simplificar las colecciones en líneas generales. La pandemia logró acelerar estos cambios.
Nuestro objetivo para este 2022 es superar el nivel de ventas que conseguimos antes de la pandemia.

Casi un siglo después de su lanzamiento en 1924, la Meisterstück es el artículo de escritura más famoso de las colecciones Montblanc. Y nos arriesgamos a decir del mundo. ¿Qué tiene de especial esta colección, que es tan deseada y reconocida?
En 1924, Montblanc da un gran salto adelante con la creación de la Meisterstück, una pluma que hasta el día de hoy ha sido utilizada por importantes presidentes, científicos, artistas, reyes e incluso premios nobel de todo el mundo. En 1926 se le empezó a grabar en este producto el característico número 4810 (para quienes no lo saben, representa la altura en metros del monte Montblanc)
Después del lanzamiento de la pluma y con los años, fuimos adaptando el diseño a otros formatos: bolígrafos, portaminas...
Lideró y sigue liderando nuestra historia en el mundo de la Escritura, gracias a que la gente se identificó con su simpleza de diseño y su elegancia. Se trata de un modelo icónico, con una gran presencia que la hace atemporal y el pilar de nuestra marca desde 1924.