Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 284 Febrero de 2023

Rocío Güemes Barrios, directora del Departamento de Servicios al Inversor de la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE

Antonio Blanco

La directora del Departamento de Servicios al Inversor de la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, Rocío Güemes, nos explica cuál es su misión: “Mimar a las empresas extranjeras implantadas en Madrid, en agradecimiento por la riqueza y el empleo que generan en la ciudad. El servicio surge como una iniciativa conjunta del Ayuntamiento y de CEIM para reforzar el apoyo a multinacionales y filiales extranjeras cuya presencia en Madrid nos proponemos fidelizar. En el ejercicio de esta actividad de “aftercare” promovemos mucho diálogo, recopilamos información, pulsamos expectativas, facilitamos conexiones y acompañamos a las empresas en algunos procesos”.

Hace unos meses, coincidiendo con la guerra comercial entre EEUU y China, vivimos a lo largo del globo un crecimiento no esperado del proteccionismo empresarial. ¿Cómo vivió España esta tensa situación?
Así es, a la guerra comercial entre esas dos potencias se han ido sumando la pandemia y las tensiones geopolíticas derivadas de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, con repercusiones mundiales de amplio espectro, incertidumbre, volatilidad, y perspectivas poco halagüeñas, a medida que pasan los meses sin que se vislumbre un acuerdo de paz... Esta concatenación de circunstancias está dibujando un nuevo orden mundial en el que avanzamos hacia una multipolaridad y una regionalización de las cadenas de valor. Las empresas de los distintos polos productivos están preocupadas y ocupadas en abastecerse en un entorno geográfico próximo. España y Europa no son ajenas a esa tendencia global.

¿Qué perfil de empresas atienden?
En Servicios al Inversor de CEIM atendemos a toda empresa que reúna dos requisitos: ser extranjera y estar implantada en Madrid: Es decir, debe registrar al menos un 10% de capital foráneo y desempeñar su actividad en nuestro territorio, con un impacto positivo y visible en la economía y en el bienestar social que es, precisamente, lo que queremos “anclar” a la ciudad y hacer que crezca y llegue al mayor número de madrileños.

¿Qué regiones o países son los más activos en nuestro país y colaborando con Servicios al Inversor? ¿Existen grandes diferencias por sectores entre los países más activos?
Ahora estamos todavía recuperándonos del “susto” de la pandemia y con niveles de confianza aún bajos, por la guerra. A pesar de lo cual España, el año pasado vio repuntar en un 21% los flujos de IED productiva Y fue, sobre todo, gracias a cuatro países que invirtieron más de 2.000 millones de euros: Francia (con más de 8.000 millones) Estados Unidos, Reino Unido y Australia Y otros tres que superaron los 1.000 millones de inversión: Alemania, Suecia y Japón. Las inversiones en 2021 se concentraron mayoritariamente en Servicios, seguido por Industria y, en menor medida, Construcción y Sector Primario. En la primera mitad de este año, se han llevado a cabo operaciones por encima de los 1.000 millones de inversión en Actividades deportivas, Fabricación de maquinaria, Actividades inmobiliarias, Suministro de energía y Telecomunicaciones.
En el conjunto de España, la Comunidad de Madrid concentra el 68% del stock de IED y, durante el primer semestre de 2022, ha “recalado” en nuestra región casi un 70% del total de IED, con un abanico variopinto de operaciones. Hay mucho interés en torno a las oportunidades que brinda el momento global el sector energético y los planes urbanísticos de Madrid para el sector inmobiliario. Pero destacan inversiones, superiores a 4.000 millones, procedentes de EEUU en fabricación de maquinaria, telecomunicaciones y fabricación de azulejos; 2.700 millones de inversiones de Reino Unido, 2.000 de los cuales están vinculados a LaLiga; e inversiones, cercanas a 1.200 millones, procedentes de Australia.

¿Por qué está restringido este servicio a las empresas extranjeras?
Por dos motivos principales: el primero pesó, sobre todo, a la hora de poner en marcha el servicio, en plena pandemia y tiene que ver con el riesgo de deslocalización, total o parcial, que se presenta en todas las crisis económicas globales. Lógicamente, cuando disminuye el volumen de negocio y la capacidad de empleo de las multinacionales, muchas tienden a replegar posiciones y a concentrar, su actividad en los headquarters, situados fuera de España.
El segundo motivo es el impacto, brutal, de las empresas extranjeras en la economía. En España son responsables del 41% de las exportaciones, 50% en el caso de las filiales industriales; del 29% de la cifra de negocios y del 20% del gasto privado en I+D, lo que supone ¡22.000 empleos en innovación! En nuestro país las multinacionales son responsables del 16% de la ocupación y Madrid concentra más del 30% del empleo en empresas extranjeras a nivel nacional, lo que quiere decir que las empresas extranjeras generan casi 513.000 empleos. Los salarios medios en filiales de empresas extranjeras son un 29% superiores a la media nacional y las multinacionales son tractoras en la implantación de buenas prácticas en formación para empleados y en todos los ámbitos ahora conocidos como ESG.