Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 295 Febrero de 2024

Juan Emilio Iranzo Martin, director de ARMADATA, Grupo ARMANEXT

Felipe Alonso

La situación que atraviesa la economía española no “va en la dirección correcta, sino en sentido contrario” según el director de ARMADATA, empresa de Inteligencia Económica, Juan Emilio Iranzo Martín, ya que a su juicio nuestras empresas, están perdiendo “eficacia” y “competitividad” frente a las del entorno próximo.
Para el Economista, Catedrático de Economía Aplicada de la UNED y con una amplia experiencia empresarial y de docencia, las empresas españolas tienen ante sí importantes retos futuros, y ARMADATA como consultora de Inteligencia Económica está en disposición de apoyar y ayudar a las pequeñas y medianas empresas dotándolas de información relevante para la toma de decisiones en momentos clave. Incluso con el proceso, “importante” para Iranzo, de “salir a Bolsa”.

¿Qué es ARMADATA? ¿Cuál es su actividad?
ARMADATA, forma parte del Grupo ARMANEXT. Nuestra labor es la de actuar como una consultora aplicando la Inteligencia Económica, empleando el conocimiento adquirido para resolver los problemas económicos, financieros o corporativos, impulsando, con nuestros estudios decisiones que, supondrán una ventaja empresarial. Y apoyar a ARMANEXT que se dedica a sacar a cotizar compañías en Bolsa.

¿Entonces nacen como un apoyo a ARMANEXT en su labor bursátil?
En principio se creó como un apoyo para la actividad de ARMANEXT, que es líder en la colocación de SOCIMI en las Bolsas, como por ejemplo en París o Madrid, fundamentalmente. Si bien es verdad que tenemos una serie de actividades externas para las empresas.

¿Cuáles son sus principales actividades?
ARMADATA tiene dos actividades fundamentales. Por una parte, servir de apoyo a la actividad de ARMANEXT, como ya he dicho anteriormente. Y en este sentido hemos realizado análisis de sectores y recomendaciones de restructuración de empresas dentro del propio sector para crear grupos que posteriormente puedan salir a Bolsa. Le pondré un ejemplo. Si observamos el sector de la restauración comprobamos que es tradicionalmente familiar, que está muy atomizado, y que para que sea rentable debe de tener, según nuestro análisis, un mínimo de 30 establecimientos para alcanzar una capacidad financiera estable. Y, en ese caso, la mejor manera de poseer esa capacidad es la de obtenerla a través de la Bolsa.
Y, por otro lado, hacemos proyectos. Estudios, por ejemplo, para lograr cambios normativos que consideramos que pueden favorecer a la sociedad. Por ejemplo, en el caso de las SOCIMI, que se crearon para temas inmobiliarios, urbanos, que puedan invertir en otros sectores, como por ejemplo en activos agrarios, tal y como se está produciendo actualmente en Estados Unidos y en diferentes países de nuestro entorno.
En esos proyectos que menciono, también se deben incluir los análisis por zonas. Por ejemplo, el Arco Mediterráneo, sobre todo Valencia y Murcia, que son prácticamente líderes en pymes dinámicas. Así mismo se llevan a cabo análisis geográficos, estudios para terceros… Pero hoy por hoy, es tal el dinamismo que genera ARMANEXT que estamos muy centrados en darle apoyo.

Habla de la Bolsa, ¿Pero… tal y como está la economía, es buen momento para salir a Bolsa?
Es un momento oportuno para que las pymes de cierto tamaño lo hagan, y no únicamente como mecanismo de financiación, sino también como mecanismo de transparencia, de organización, y, además, es muy útil desde el punto de vista de la sucesión. Hay que tener en cuenta que del orden del 60% de las pymes españolas son familiares. Salir a Bolsa no es tan complicado. No resulta muy caro y es muy útil

¿ARMADATA se basa en la Inteligencia Económica (IE), como soporte de su actividad?
Efectivamente, ARMADATA es una empresa de aplicación de la Inteligencia Económica, que se basa en estudios de estructura y coyuntura económica, que permite realizar el diagnóstico de una situación concreta, analizarla, para dar soluciones. Es la base del sector empresarial, sobre todo de las pymes y SOCIMI. Su desarrollo ha ganado importancia a lo largo de finales del siglo XX e inicios del XXI.

Exactamente, ¿cómo podemos definir la Inteligencia Económica (IE)?
Es una herramienta útil, importante para tomar decisiones económicas, en base a los estudios estratégicos, a la información. Porque, para qué queremos la información, sino para tomar decisiones acertadas. Para su óptimo empleo, hay tres parámetros que deben considerarse.
Que la información sea “veraz”, ya que hay muchas informaciones falsas o medias verdades. Este es uno de los problemas actuales, tanto la falsedad, como la mala interpretación de algunas informaciones. También tiene que ser “oportuna”, porque los análisis deben de ser anteriores a la toma de decisiones. Si la información, los datos, se recogen de forma posterior, ya no sirven. Y, en tercer lugar, que sea “relevante”, fundamental, porque un exceso de información, lo que genera es desinformación.