Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 225 Octubre de 2017

Arturo Fernández, presidente de CEIM

[Juan Comas]

El 28 de febrero de 1978, 24 asociaciones y 82 empresas firmaron el acta de constitución de la Confederación Empresarial Independiente de Madrid de la Pequeña, Mediana y Gran Empresa, que en la actualidad es CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, dedicando desde entonces sus mayores esfuerzos a la defensa y representación de los empresarios madrileños y a su labor como interlocutor válido con las distintas Administraciones. La colaboración entre CEIM, el Gobierno regional y los sindicatos ha permitido llegar a numerosos acuerdos de importancia para la vida económica y social de nuestra región, destacando los referentes al empleo y crecimiento económico, formación, prevención de riesgos laborales, inmigración, igualdad y conciliación, entre otros. Junto a las patronales de Londres, París y Roma, CEIM fundó la Organización de Patronales de Capitales Europeas (OPCE), que actualmente agrupa a 13 patronales de distintas capitales de la UE. Por otra parte, la necesidad de impulsar la presencia de empresas madrileñas en el exterior, motivó la creación del Departamento Internacional de CEIM, que en los últimos años ha organizado encuentros de empresas madrileñas con las de otros países del mundo. Su presidente, Arturo Fernández, Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Madrid y gran empresario, ha sido reelegido por unanimidad para su segundo mandato consecutivo, en la asamblea general celebrada el pasado 24 de marzo.

El pasado mes de marzo fue reelegido como presidente de la Confederación de los Empresarios de Madrid, ¿Contento tras su victoria? ¿Qué podemos esperar para este segundo mandato por parte de su presidente y Junta Directiva?
Contento, agradecido y comprometido con los empresarios de Madrid que han depositado, una vez más, su confianza en mi persona para continuar al frente de la presidencia de CEIM.
Como dije en el discurso de mi reelección, durante los próximos cuatro años de mi mandato voy a dedicarme a trabajar para resolver los problemas que entorpecen nuestro crecimiento. A recuperar la actividad económica brindándoles a los empresarios las oportunidades para poder crear empleos. Presentaré un Plan Estratégico para el período 2010-2014 hecho para y por los empresarios madrileños. Un Plan con el que mediante la modernización y adaptación de nuestras estructuras a los tiempos que corren, logremos el máximo rendimiento en nuestra labor de representación institucional e internacional de los empresarios de Madrid.


¿Actualmente a cuántos empresarios representa CEIM y qué quiso usted decir cuando en el discurso a propósito de su reelección afirmó que “sin empresarios este país no tiene futuro”? ¿Por qué la labor que éstos realizan es tan importante?
A día de hoy, CEIM tiene integradas más de 350 asociaciones tanto territoriales como sectoriales, agrupando a casi la totalidad de los empresarios de la Comunidad de Madrid. Nuestro número de asociados nos hace ser la primera de las organizaciones de CEOE. CEIM es un magnífico observatorio socio-económico de nuestra región en el que convergen los intereses y las preocupaciones de más de medio millón de empresas que dan empleo a más de tres millones y medio de personas. La experiencia nos dice que para salir de la crisis hay que poner el foco en las empresas, o lo que es lo mismo, sin los empresarios y sin los trabajadores este país no tiene futuro. Los empresarios compartimos las mismas aspiraciones, forjar un futuro para España lleno de oportunidades y de esperanza, el verdadero motor de generación de empleo y riqueza en este país son las empresas. Es lo que más y mejor sabemos hacer los empresarios: crear riqueza y empleo para toda la sociedad.


¿Cuáles van a ser las grandes líneas de actuación de la patronal madrileña para este año? ¿Cómo está en este momento lo que se conoce como diálogo social, la relación entre los empresarios, los sindicatos y el Gobierno?
Como presidente de CEIM me he comprometido a seguir trabajando en la consecución de las propuestas de CEIM, que no son otras que las medidas adecuadas para resolver los problemas de los españoles y superar, entre todos, esta gravísima crisis. Los empresarios somos los mayores interesados y partidarios del diálogo social, creo que ha llegado el momento en el que empresarios, sindicatos y Gobierno nos pongamos a trabajar, la situación exige el compromiso de todos. Tenemos que ser capaces de ponernos de acuerdo sobre las reformas que necesitamos para poder devolver a España al lugar que se merece en el mundo. Como ya he dicho en otras ocasiones, no es el momento de poner vetos a nadie, ni a las propuestas de nadie.

¿Cuáles son las medidas que han sugerido a la Administración pública que ponga en marcha? ¿Por qué no les hacen caso? ¿Cuáles son los obstáculos que, a su juicio, deben resolverse cuanto antes?
Los empresarios estamos pidiendo medidas que nos otorguen facilidades para poder ejercer plenamente la función que nos corresponde en la sociedad, que como le acabo de decir, no es otra que la de generar empleo y riqueza. Facilitar el acceso al crédito bancario, que las empresas cobren lo que les deben las Administraciones públicas; que tengan reducciones de impuestos, lejos de la subida del IVA que propone el Gobierno y que no hará otra cosa que obstaculizar nuestra competitividad; regulación de los mercados básicos que les propicie ahorros significativos en energía, comunicaciones y el resto de costes de producción; una unidad de mercado; y favorecer la salida al exterior de nuestras empresas. Pueden ser medidas impopulares para el Gobierno pero los empresarios creemos que son medidas, aunque difíciles, necesarias.

[Sigue en la versión impresa]