Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 226 Noviembre de 2017

Miguel López, secretario general de COAG


Leire Mayo

Son tiempos difíciles para los ganaderos y los agricultores y su futuro depende de la buena gestión que hagan del territorio las Administraciones. Por eso Miguel López, secretario general de COAG, lucha cada día porque la sociedad reconozca el trabajo que hacen todos los españoles que se dedican al campo. El caballo de batalla de COAG desde que nació es la lucha de precios, que Miguel López califica como: “un auténtico robo que alguien debe parar, ya que no se puede tolerar que se especule metiendo la mano en el bolsillo de los consumidores y utilizando como mano de obra barata a los agricultores y ganaderos”.

Apuestan decididamente por una agricultura sostenible ¿En qué consiste?
Supone trabajar el campo dentro del marco de nuestra cultura tradicional española. Si uno es consciente de que está minando la arboleda al lado de un arroyo, debe saber que el día de mañana se va a deteriorar. Hay que desarrollar la actividad agraria y ganadera sin perjudicar el territorio y sin ejercer abusos que mañana podamos lamentar. No somos dueños del planeta, por eso debemos procurar que las generaciones futuras puedan seguir disfrutándolo en las mismas condiciones que lo hemos hecho nosotros. El modelo de agricultura en un medio rural vivo, debe producir alimentos de calidad en cantidad suficiente, respetar y mantener el equilibrio con el medio ambiente y garantizar un nivel de vida digno para la población agraria. Es decir, una agricultura sostenible con políticas agrarias que pongan freno al actual proceso de disminución de activos agrarios y fijen la población en el medio rural.

[Sigue en la versión impresa]