Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Antolín Sanz, presidente del Partido Popular de Ávila

Juan Comas

Antolín Sanz, presidente del Partido Popular de Ávila, podría definirse como un político inagotable. Es un enamorado de su trabajo y también es consciente de la responsabilidad que su labor tiene para con los abulenses, por eso no duda en sacrificar parte de su tiempo personal para dedicarlo a su provincia. Muestra de esta entrega es la envergadura de los proyectos en los que ha estado al frente en los últimos tiempos, como la catalogación del lobo como “especie estrictamente protegida” en defensa de los intereses de los ganaderos abulenses o la buena posición de Caja de Ávila tras su integración en Bankia.

¿Desde cuándo es usted presidente del partido en Ávila y por qué aceptó esa responsabilidad?

Soy presidente del Partido Popular de Ávila desde el año 2000 y la razón por la que acepté la responsabilidad es porque me lo propuso una persona a la que no podía negárselo, que no era otra que Ángel Acebes. También me animé a ser presidente porque consideré que podía aportar algo nuevo al partido abriendo una nueva etapa configurando un equipo preparado, joven, serio, y comprometido con el futuro de Ávila. Todo ello para que Ávila, a través del Partido Popular, estuviera en primera línea de desarrollo. Pero además, porque era y es un orgullo y una gran responsabilidad. Y los retos siempre me han apasionado.

¿Qué va a ofrecer el Partido Popular a los ciudadanos castellano-leoneses en las próximas elecciones municipales y autonómicas?
Ofrecemos un sólido y comprometido liderazgo en la persona de Juan Vicente Herrera. Un liderazgo social y político, desde el sentido común, el buen hacer, desde la cercanía y la humildad. Todo ello, al servicio de mejorar la calidad de vida de los castellanos y leoneses arrimando el hombro para la consolidación de la arquitectura constitucional en España, en unos años en donde el comportamiento del Presidente del Gobierno deja mucho que desear en esta materia.

¿Cuáles son a su juicio los principales problemas que tiene Ávila actualmente?
Al igual que el resto de España la crisis económica, plasmada en el drama del paro. Cerca de 5 millones de parados en España. De ahí que para todo el Partido Popular el principal objetivo sea crear empleo y crecer económicamente. Me preocupa la despoblación del medio rural y el envejecimiento de la población. Al ser una Provincia principalmente agrícola y ganadera es otro de los problemas que hay que abordar decididamente y, muy especialmente, defender nuestros intereses ante la Unión Europea. La situación de las pymes y autónomos, 80% del PIB español, es otra de las cuestiones a abordar.

[Sigue en la versión impresa]