Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Juan Abarca Cidón, director de HM Hospitales

Leire Mayo

La sanidad pública y la privada deben mantener una convivencia cordial. Así lo cree Juan Abarca Cidón, director general de HM Hospitales, que, a pesar de trabajar en la sanidad privada, no tiene miedo a reconocer que “la sanidad pública es universal en España, y así debe continuar”. Abarca aboga por una sanidad privada que funcione de manera autónoma y complementaria para aquellas personas que quieran ser atendidas fuera del sistema público, y no titubea al reivindicar una mejor relación entre las compañías del sector de la salud privada “para conseguir un bien mejor y común a todos”.
Cuenta además con la Fundación Hospital de Madrid, una entidad sin ánimo de lucro, constituida en el año 2003 con el objetivo fundamental de liderar una I+D+i biosanitaria, en el marco de la investigación, y que beneficie de forma directa al paciente y a la sociedad general, tanto en el tratamiento de las enfermedades como en el cuidado de la salud, con el objetivo de hacer realidad la medicina personalizada.

¿Cuándo se funda HM Hospitales, por qué y con qué objetivo?
El grupo se funda en 1989 y el primer hospital lo inaugura mi padre, junto a otros médicos, en 1991. Nuestra prioridad ha sido siempre ofrecer la máxima calidad asistencial a los enfermos de la Comunidad de Madrid gracias al elevado nivel profesional y humano de nuestros profesionales, una asistencia personalizada y eficaz, y la disponibilidad de todos los recursos humanos y tecnológicos necesarios. Han tenido que pasar muchos años para consolidarnos en la posición en la que estamos ahora, y no sólo desde el punto de vista asistencial, sino también para alcanzar el prestigio que hemos conseguido en el ámbito de la investigación. Estos logros son un fiel reflejo de la evolución que el grupo ha vivido en este tiempo y es precisamente lo que nos diferencia del resto del sector.