Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Leopoldo Arnaiz Eguren, Presidente del Grupo ARNAIZ&Partners

Juan Comas

El Grupo ARNAIZ&Partners lo conforman, actualmente, tres divisiones especializadas en la ejecución de la Ciudad. Leopoldo Arnaiz Eguren, Arquitecto Superior por la Universidad Politécnica de Madrid en las especialidades de Urbanismo y Edificación, es su presidente y fundador, y él, mejor que nadie, conoce un sector que, como consecuencia de la crisis, está atravesando unos momentos difíciles. Quizá por esa razón, hace cuatro años puso en marcha la internacionalización de la firma, con el fin de buscar nuevas oportunidades de negocio en otros países. Tratar de conseguir el desarrollo sostenible de las ciudades ha sido y sigue siendo la pasión dominante de este emprendedor, que es todo un referente en España.

¿A qué se dedica ARNAIZ&Partners?
Se trata de un grupo de empresas que trabaja en el desarrollo sostenible de ciudades desde hace más de 30 años. Contamos con un conjunto de profesionales muy cualificados y colaboramos con diversas empresas y Partners con los que trabajamos para llevar adelante toda nuestra labor. Una de las características importantes de nuestra actividad es que desarrollamos de forma simultánea aspectos que afectan al mundo del conocimiento, de la gestión y de la ejecución, y colaboramos con las empresas locales de aquellos países en los que trabajamos.
La empresa está organizada en tres divisiones: una Consultoría, una Constructora y una Promotora inmobiliaria, que se han completado recientemente con un Instituto de Formación para la capacitación de profesionales. Si nos preguntan qué diferencia tiene nuestra compañía respecto de otras, yo diría que nuestro valor principal es la visión global del desarrollo urbano, aportando soluciones técnicas, jurídicas, administrativas…, que se enmarcan siempre dentro de una estrategia de negocio, que es lo que hoy demandan las ciudades modernas. Por lo tanto, no basta simplemente con una aportación de soluciones técnicas y parciales, sino que tienen que ser integrales y, por supuesto, dentro del marco de los nuevos negocios que exige la renovación y el cambio en las ciudades.

El urbanismo en España atraviesa momentos difíciles como consecuencia de la crisis económica e inmobiliaria. ¿En qué medida se ha visto afectada su actividad en este escenario?
Durante estos cuatro últimos años, la actividad en el sector se ha reducido un 90% respecto a los años anteriores. La situación de crisis económica ha provocado la ruina de muchos promotores inmobiliarios. A ello se suma que las Administraciones Públicas no cuentan con capacidad económica, lo que da lugar a un drama sobre todo para muchos buenos profesionales. En España, durante la década anterior a la crisis, se realizó un desarrollo inmobiliario muy importante, pero con algunos errores que exigen ahora una reflexión para no volver a cometerlos.