Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 221 Mayo de 2017

Luis Eduardo Cortés, presidente de IFEMA

Juan Comas

A lo largo de sus más de treinta años de trayectoria, IFEMA, la Institución Ferial de Madrid, ha acumulado una gran experiencia como el primer operador ferial de España. Su actividad se centra en la organización de certámenes comerciales relacionados con los diferentes sectores económicos, así como en la gestión de sus espacios e infraestructuras para la realización de toda clase de actividades: desde congresos y convenciones, hasta ferias organizadas por terceros y cualquier tipo de reunión o evento. Entre sus principales compromisos se sitúan generar riqueza y desarrollo para la Región y promocionar y proyectar la imagen de Madrid dentro y fuera de nuestras fronteras. Luis Eduardo Cortés es su presidente desde noviembre de 2007.

¿Qué figura jurídica tiene la institución y quién forma parte de ella?
IFEMA es una entidad sin ánimo de lucro, consorciada y participada accionarialmente por la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Cámara de Comercio e Industria y Caja Madrid. Sus máximos representantes integran los Órganos de Gobierno y participan en su gestión. No obstante, su modelo de gestión, con criterios absolutamente empresariales, es autosuficiente, con la reinversión de sus excedentes en el desarrollo de nuevos proyectos y la mejora de sus instalaciones, lo que ha hecho de IFEMA una institución rentable y eficaz.

¿Cuántos certámenes acoge Feria de Madrid al año? ¿Cuál es la superficie y con qué dotaciones cuenta para acoger a los expositores y visitantes?
Anualmente la oferta de encuentros comerciales que acoge el Calendario Ferial de IFEMA ronda las 80 ferias y los 400 eventos, con una representación internacional que supera el 20% en participación y el 10% en asistencia. El cierre de 2010 aportó el siguiente balance: 431 actos, 81 ferias, 32.000 empresas, 800.000 metros cuadrados y 2’6 millones de visitantes Uno de los máximos activos de IFEMA son sus instalaciones de Feria de Madrid. Sus recintos, con 200.000 metros cuadrados cubiertos de exposición, 12 Pabellones, 2 Centros de Convenciones, un área tematizada para eventos de Moda -DC AREA 12.14 que incorpora 2 pasarelas-, además de 14.000 plazas de aparcamiento, convierten a Feria de Madrid en un escenario de gran eficacia para generar oportunidades de negocio y contribuir al desarrollo de los diferentes sectores de la economía.

Háblenos de la internacionalización de la institución y de los acuerdos con entes de otros países
La internacionalización tiene importancia, en primer lugar, porque todo lo que sea salir al exterior es positivo. En segundo lugar, porque en los momentos actuales es un paso inevitable que debe dar cualquier empresa que quiera salir adelante y tener futuro.

¿Cuáles son, a su juicio, las principales ventajas que ofrecen las ferias a las empresas que participan en ellas y, específicamente, qué aporta su celebración para el conjunto de la región de Madrid?
Las ferias, sin lugar a dudas, representan el principal foro comercial y de promoción empresarial. La capacidad que tienen de concentrar en escasos días y en un único emplazamiento a los principales agentes de cada sector económico, optimizando el tiempo y los recursos, hace de ellas el gran punto de encuentro entre oferta y demanda, un espacio donde llevar a cabo el lanzamiento de novedades, valorar su impacto, hacer contactos, intercambio de ideas y experiencias, y conocer la posición con respecto a los competidores en el mercado. En definitiva, un foro para el negocio y acceder a nuevos mercados y oportunidades.
En cuanto al valor que aporta a una ciudad, en este caso a Madrid, es indiscutible por el impacto que generan las ferias en el movimiento de turistas. Tradicionalmente las instituciones feriales han estado siempre vinculadas a los gobiernos regionales y municipales de las ciudades donde tienen sede, por considerarse herramientas de gran valor dinamizador de la economía de la región y consecuentemente por el alto movimiento de turistas y de ingresos que generan para la ciudad.
Concretamente, en la Región de Madrid, según estudios realizados por la EMECA, Asociación Europea de Grandes Recintos Feriales, de la cual somos entidad fundadora, el impacto económico generado por la actividad ferial de IFEMA asciende a 1.800 millones de euros al año, alrededor del 1’2% del producto interior bruto de la Región, y sustenta aproximadamente 40.000 empleos directos e indirectos. Basta señalar que según estos análisis, por cada euro que ingresa una institución ferial, entre 10 y 12 son gastados con tal motivo en su entorno.