Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 227 Diciembre de 2017

Marcos de Pedro, presidente de Neoris para Europa, Oriente Medio y África

Juan Comas

Neoris es una compañía global de consultoría de negocios y de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) que surgió en el año 2000 como el resultado de las soluciones innovadoras que se crearon en su momento para Cemex, una de las cementeras más grandes y rentables del mundo. Según explica su presidente para Europa, Oriente Medio y África, Marcos de Pedro, “establecemos relaciones a largo plazo con nuestros clientes, ayudándolos a mejorar su desempeño durante cada una de las diferentes etapas del negocio”. Hoy en día, Neoris es una de las mayores compañías de consultoría tecnológica y de negocio.

¿Qué es Neoris y dónde se funda?
La esencia de nuestro conocimiento define lo que hacemos: innovamos convirtiendo ideas nuevas en realidades. CxNetworks, filial de tecnología de Cemex creó Neoris combinando los activos de cinco proveedores de Internet: Amtec, de Argentina; Cemtec, de México; CyberMedia, de Venezuela; Intec, de España; Mlab, de Brasil. El objetivo de la compañía siempre ha sido el de ofrecer servicios de consultoría en el desarrollo e implementación de soluciones tecnológicas para grandes y medianas empresas de construcción, consultoría, educación, alimentación, seguros, manufactura, logística, telecomunicaciones, textil, transporte, turismo y entretenimiento. La oferta de servicios de la compañía incluye soluciones que abarcan desde la creación de un portal web hasta la integración de las operaciones de back-office o la consultoría estratégica.

¿Por qué ese rápido crecimiento en Europa después de su expansión en Hispanoamérica?
La compañía comenzó su actividad con cifras muy elevadas debido a esta integración de socios. En aquel momento tenía cerca de 1.000 empleados y generó 100 millones de dólares en ingresos, con oficinas en Ciudad de México, Monterrey, Buenos Aires, Rosario, Santiago de Chile, Caracas, Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia, Madrid, Barcelona e Igualada. La sede principal se instaló en Miami. Martín Hecker fue el primer presidente de la compañía. Creo que uno de los factores clave de este rápido crecimiento en Europa ha sido la contratación de un equipo directivo muy focalizado en el mercado europeo. Además, diseñamos una estrategia de oferta de servicios muy innovadora y cercana a las necesidades de nuestros clientes, lo que nos permite adaptarnos a los diferentes mercados.

¿En cuántos países están presentes y desde cuándo en España?
Con más de 20 oficinas en todo el mundo, en este momento, la compañía desarrolla sus operaciones en Estados Unidos, Europa, Hispanoamérica, África y Oriente Medio. En el caso de España, iniciamos nuestra actividad en el año 2000, pero realmente se podría decir que la presencia abierta de Neoris en el mercado español se inició en 2005 con mi incorporación.

¿Cuáles son sus principales líneas de negocio, sus clientes tipo y sectores de actividad?
Las principales líneas de negocio son: consultoría de negocio e implantación de tecnologías de la información, que es donde tenemos casi el 80% de nuestra facturación actual. En sectores como telecomunicaciones, utilities (empresas eléctricas, petróleo, gas…) banca y seguros, también en la Administración Pública, con proyectos de e- Government; y por último distribución, logística y transporte. 

¿Qué les diferencia de sus competidores?
Somos capaces de establecer relaciones a largo plazo con nuestros clientes y permanecemos con ellos aportando valor, independientemente de la fase de negocios en la que se encuentren. Si están en la fase de innovación, les ayudamos con las tecnologías más avanzadas; durante la fase de implementación les apoyamos en el desarrollo de la solución; en la fase de estandarización, les ayudamos a consolidar los procesos para alcanzar altos niveles de eficiencia y productividad. En la fase final, cuando la solución se ha convertido en un commodity, les ofrecemos nuestros servicios de outsourcing, ayudándoles a reducir el costo total de propiedad. Otro factor diferenciador clave es nuestra actitud flexible, la cual nos permite adecuarnos rápidamente a las características de nuestros clientes de una manera pragmática. Comprendemos profundamente sus necesidades. Por lo tanto, no les ofrecemos opciones rígidas de una cartera de soluciones. En cambio, diseñamos la mejor solución posible y el mejor modelo de gestión para cada cliente. El resultado es valor tangible agregado al negocio.