Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Vicente Lage, socio director de Cumbria Financial Services Consulting

Arturo Ruiz
 
Cumbria FSC es una firma independiente de consultoría de negocio especializada en el asesoramiento al sector financiero. “La especialización y la pasión por la excelencia es lo que nos distingue de nuestros competidores”, explica su fundador y máximo ejecutivo, Vicente Lage. Su negocio consiste en aplicar su experiencia en la consultoría estratégica y de negocio en el sector financiero para planificar y definir la estrategia de la alta dirección, optimizar la cuenta de resultados de las entidades y dar una respuesta 360º que atienda las necesidades de sus clientes.
 
¿Cuándo se fundó la compañía, por quién y con qué objetivo? ¿Es de capital español?
La compañía la fundé en 2005 con el objetivo de prestar un asesoramiento estratégico y de negocio totalmente orientado a los directivos del sector financiero y de otras compañías que tuvieran necesidades en este sentido. Nuestra idea fue la de poner en marcha una consultora totalmente diferente de las demás, tanto en la percepción, el análisis, y la entrega de resultados de lo que son las necesidades financieras de las grandes corporaciones. Una forma de hacer distinta que abarca desde el análisis estratégico hasta el de negocio y el de operaciones para conseguir ese proceso de gestión del cambio, que generalmente en las organizaciones es lo que más cuesta. Efectivamente, Cumbria es una firma de capital cien por cien español en la que, además, damos la posibilidad a nuestros empleados de poder convertirse en socios de la compañía una vez alcanzan determinados resultados. La idea es competir con las grandes consultoras a nivel mundial con un plan de resultados y un cuidado por nuestra parte totalmente diferente a lo que estas grandes vienen haciendo.
 
¿En qué consisten los servicios de su nueva área de consultoría tecnológica?
Es un área de estrategia tecnológica. Lo que buscamos con ella es presentar al director general de tecnología un plan que le oriente sobre cuáles deben de ser sus preocupaciones en lo que se refiere al posicionamiento o, dicho de otra manera, sobre las nuevas formas de llegar a sus clientes, a veces hay mucho de redes sociales; y, sobre todo, planes de racionalización de las inversiones. Al final lo que tenemos que buscar es dónde depositar esas inversiones para generar el mayor valor para nuestros clientes.