Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Javier Díaz-Barceló Caffarena, director general del Grupo Claro Sol Facility Services

Miguel A. Gallego
 
El Grupo de empresas Claro Sol comenzó su trayectoria en España a principios de los años 70, por iniciativa de Kurt Hegerich, un joven empresario alemán propietario de una empresa de servicios de limpieza industrial en su país de origen. La positiva evolución de su compañía y las referencias de algunos de sus empleados españoles, insistiendo en las oportunidades que ofrecía nuestro país para la expansión de la empresa, motivó a Hegerich a exportar su modelo hasta la Península Ibérica. Eran años de crisis y de estancamiento económico, pero esa situación no le desanimó, convencido de que la oferta de servicios de limpieza tecnificados en un mercado todavía poco evolucionado como el español de aquellos años, tenía que ser un éxito. La evolución del proyecto original se ha transformado en cuatro décadas de la mano de los propios clientes, evolucionando de empresa de limpieza industrial a un grupo empresarial que representa uno de los grandes exponentes y referentes en España del sector de facility services o multiservicios.
 
¿Podría darnos las principales cifras de la compañía para hacernos una idea de su tamaño?
El Grupo Claro Sol representa actualmente uno de los referentes del mercado, tanto por su dimensión como por el nivel de especialización de los servicios que presta. Con una facturación cercana a los 60 millones de euros y una plantilla del orden de los 5.000 empleados, la compañía ha mantenido en estas cuatro décadas de historia una línea de crecimiento sostenido que ha impulsado a la organización hacia las primeras posiciones en el mercado. Ahora, el Grupo Claro Sol se prepara para un futuro inmediato presidido por la cultura de empresa hispano-alemana original, y la filosofía de crecer con los clientes, que ha operado como verdadero motor de su desarrollo.