Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 225 Octubre de 2017

Juan José Sánchez Puig, director del ISDE

Rosa Monedero
 
La creación del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), tuvo como finalidad fundamental contribuir a completar la formación de los licenciados en Derecho, con el objetivo de conseguir aportar a la sociedad letrados con una excelente preparación. Abogados capaces de responder con profesionalidad y honradez a las altísimas exigencias que comporta el ejercicio de esta noble profesión en sus diferentes especialidades. Ese objetivo se ha venido cumpliendo con éxito desde hace más de 25 años a partir de programas de formación ideados por profesionales ejercientes y gracias a la colaboración que ISDE recibe del mundo de la abogacía, la empresa, universidades, asociaciones, colegios profesionales, e instituciones nacionales e internacionales. A lo largo de estos años, el ISDE ha crecido y con él “nuestra oferta formativa y compromiso de participación en la preparación de los profesionales que han de asumir importantes responsabilidades en la sociedad jurídica y económica contemporánea”, comenta su director general, Juan José Sánchez Puig, quien lleva al frente de la dirección desde hace ya cinco años con una idea grabada a fuego en su mente: crecer para aportar un valor diferencial en la formación de los alumnos, que los haga excelentes en la práctica jurídica.
 
¿Cuál fue el primer Master que pusieron en marcha?
Fue el Master en Abogacía. ISDE ha sido, desde sus inicios, pionero en la puesta en marcha de una formación específica postuniversitaria, que tiene más de 25 años de historia, con 50 ediciones, ya que ofrecemos este Master en Madrid y en Barcelona. En este sentido, me gustaría destacar la clara visión que tuvo nuestro fundador, Alejandro Pintó, en aquel momento. Y digo esto, porque el año pasado el Ministerio de Justicia aprobó un nuevo Master de acceso a la praxis jurídica, de acuerdo con las directrices de Bolonia, en el que se exige a los alumnos recién titulados el estudio de un postgrado no sólo teórico, sino también que incluya una parte práctica muy importante. Algo que, nosotros, hemos venido haciendo desde el primer momento en el que lanzamos este Master de Abogacía y que, como es lógico, hemos adaptado también a las nuevas exigencias legislativas aprobadas recientemente.