Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Tomás López Fernebrand, secretario del Consejo y vicepresidente de Relaciones Institucionales de Amadeus

Miguel A. Gallego

Amadeus opera de forma directa o indirectamente en 195 países de todo el mundo. La compañía tecnológica, nacida en 1987, fruto del esfuerzo conjunto de Iberia, Air France, Lufthansa y SAS, vio la luz con la idea de servir de freno a los sistemas tecnológicos estadounidenses de reservas en Europa. Así, la actividad de la compañía, en un primer momento se centró en el mercado europeo, y, con el paso del tiempo, ha ido desarrollando toda esa expansión internacional y ha comenzado a operar en otros sectores semejantes al aéreo, como es el de los hoteles, ferrocarriles, los seguros y las reservas de coches de alquiler. Tomás López Fernebrand es el actual secretario del Consejo y vicepresidente de Relaciones Institucionales quien ha destacado la importancia de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en la actividad diaria de la compañía. Un reto en el que han empezado a colaborar recientemente con Unicef.

¿En qué consiste la alianza que han firmado recientemente con Unicef? ¿Qué motivos les llevaron a asociarse con ellos y no con otra organización?
La alianza consiste en que cada uno de nosotros intenta aportar algo. Ellos su imagen y su presencia internacional, nosotros una plataforma para que en las páginas web de las líneas aéreas se puedan hacer unas microdonaciones por parte de los clientes. Así, el consumidor, cuando accede a estas páginas y realiza el proceso de reserva, tiene la posibilidad de a su término hacer una donación a Unicef. Lo que hay que conseguir es que el consumidor conozca esta posibilidad y llegar a unos volúmenes que hagan sostenible el proyecto. Elegimos a Unicef porque tiene una presencia internacional muy fuerte y una gran experiencia en programas de apoyo a la infancia, además de una amplísima red de contactos que van a hacer que este proyecto salga adelante.