Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 227 Diciembre de 2017

Elisa Robles Fraga, directora general del CDTI

Rosa Monedero
 
El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, actualmente dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, se constituyó en 1977 tras un acuerdo firmado entre el gobierno español y el Banco Mundial mediante el cual se creó este organismo como una experiencia pionera en el mundo. Desde su creación, su objetivo ha sido promover la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas para mejorar su competitividad. Para ello, concede préstamos bonificados y subvenciones a aquellas compañías españolas interesadas en desarrollar proyectos de I+D+i, siempre que cumplan unos criterios de excelencia tecnológica y de capacidad económico-financiera, así como un impacto esperado en el mercado. Su directora general es Elisa Robles Fraga desde febrero de 2012.
 
En un momento de especial dificultad económica para las empresas, ¿de qué manera el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial sigue potenciando la I+D+i empresarial?
Vivimos un periodo difícil para las empresas españolas y especialmente para aquéllas que quieran innovar. La restricción crediticia está afectando a numerosas compañías y, en especial, al colectivo de las pequeñas y medianas empresas, de gran importancia en nuestro país. Consciente de esta situación, este organismo ofrece, con carácter general, préstamos parcialmente reembolsables a tipo de interés fijo (Euribor a un año, más 0,1%), con una cobertura financiera del 75% del presupuesto financiable que podrá llegar hasta el 85% en función de los fondos disponibles. Estas ayudas se podrán beneficiar, además, de un tramo no reembolsable de hasta el 20% del préstamo concedido, en función del tamaño de la empresa y de las características de cada proyecto. Este año la dotación presupuestaria del CDTI ha sido de unos 600 millones de euros, lo que supone un incremento del 170% respecto a 2012. Esta cantidad, unida a los recursos propios y a los fondos europeos que gestiona, nos permite alcanzar unos compromisos de, aproximadamente, 852 millones de euros para financiar proyectos de I+D+i.