Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Eduardo Vidal Regard, vicepresidente de Grupo Mémora

Alberto García

Grupo Mémora tiene como vicepresidente a Eduardo Vidal Regard. El Grupo tiene la misión de gestionar el servicio funerario de forma integral, desde el fallecimiento y atendiendo todas las necesidades de las familias. Realizan traslados nacionales e internacionales, inhumaciones, incineraciones, gestión de tanatorios y cementerios. La calidad y la mejora continua en todas sus actuaciones, la ética profesional en las relaciones con los clientes y la satisfacción de sus necesidades son pilares de su actividad, así como el riguroso cumplimiento de la legislación vigente. Disponen de un sistema de Gestión de Calidad, basado en la ética empresarial, la profesionalidad y experiencia de todos los integrantes de la organización, porque la satisfacción de los empleados y su proyección profesional es un valor esencial del Grupo. Desean mantener e incrementar su posición de liderazgo en el sector, tanto por cuota de mercado, como por la calidad e innovación de sus servicios funerarios. A través de Servilusa han sido pioneros en la construcción de los primeros tanatorios y crematorios en las ciudades portuguesas de Elvas y Figueira da Foz.

¿Cuál es el precio medio de los servicios funerarios y cómo ha variado con respecto a años anteriores?
El precio medio de los servicios funerarios oscila entre los 3.000 y los 3.600 euros (dependiendo si es un servicio para un asegurado en decesos), entre un 11% y 13% más del valor registrado en 2011, cuando se situaba entre 2.700 y 3.200 euros. El incremento está vinculado a un factor externo, en concreto, a la subida del gravamen del IVA implementada a mitad de 2012, que pasó del 8 al 21%. Este incremento ha supuesto un aumento del servicio medio de entre 200 y 500 euros.

¿Cuáles son los nuevos servicios que Grupo Mémora ofrece en el mercado español?
El lanzamiento más reciente de Grupo Mémora es un servicio dirigido a aquellas personas que quieran contratar y personalizar en vida sus servicios funerarios, que tiene como principal objetivo garantizar al interesado que su funeral se celebrará tal y como desea, con todos los detalles, cómo quiere ser recordado, lo que descarga a sus familiares de la toma de este tipo de decisiones en un momento tan difícil y también de la carga presupuestaria. El nuevo servicio está destinado a personas mayores de 75 años, que no tengan posibilidad de acogerse a seguros de deceso.