Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

José Enrique García Agüera, director general de San Gabriel – Ciudad de la Educación

Rosa Monedero

“A las puertas de cumplir 50 años de historia en la Ribera del Duero desde que en 1965 fuera inaugurado nuestro Centro, tres han sido los grandes hitos de nuestra Comunidad Educativa: Calidad, Calidez e Innovación. En educación, hablar de calidad es un tópico en ocasiones vacío de contenido si no va unido a la calidez que debe impregnar cada una de las actuaciones que se llevan a cabo en educación. Si a ello le unimos la innovación constante, el presente y el futuro se podrán escribir en clave de ilusión, progreso y entusiasmo”. Quien así habla es José Enrique García Agüera, director general de San Gabriel – Ciudad de la Educación, Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales.

Háblenos de su proyecto estrella, o sea el Centro de Negocios Hispano-Chino. ¿Qué servicios ofertan, cuál es el perfil de sus clientes, etc.?
El Centro de Comercio Internacional San Gabriel prestará servicios de enlace a sus socios y facilitará la exportación de productos hacia el gigante asiático Disponer de un contacto y lograr la creación de una relación de confianza estable es para muchos empresarios la mayor inversión que se puede hacer en China. Una iniciativa surgida en Castilla y León, en concreto en Aranda de Duero, pretende ayudar a que las empresas de la comunidad dispongan de un lugar desde el que poder establecer lazos comerciales con el gigante asiático. Uno de los servicios que ofrecerá, y posiblemente de los más demandados, será precisamente el de facilitar contactos confiables a ambos lados del planeta. El Centro de Negocios Hispano-Chino nace con la intención de apoyar a los empresarios «en el día a día de sus relaciones de negocios» Su creación fue rubricada en Aranda de Duero entre San Gabriel y la Corporación de Inversiones China Jiachang, que lidera Michael He. La industria y la población chinas cada día demandan un mayor número de materias primas, de productos de calidad y, sobre todo, de innovación, de tecnología y de productos agroalimentarios, pero China es al tiempo un gran desconocido y adquirir los conocimientos necesarios para introducirse en este mercado toma años de experiencia. Es ahí donde el centro de negocios pretende servir de puente de comunicación, de manera que entre los servicios que ofrece está el de la creación de contactos comerciales, la presentación e intermediación en oportunidades de negocios o la presentación de posibles socios comerciales. Además, el Centro se ofrece para la realización de inspecciones de fábricas, inspecciones durante la producción o en el preembarque de la mercancía. El Centro de Negocios Hispano Chino contará también con servicios de asesoría legal y organización de eventos sociales y lanzamiento de productos y, por supuesto, servicios de traducción e intérprete. Muchas negociaciones fracasan debido a un mal entendimiento entre ambas partes. En un país donde las relaciones son fundamentales a la hora de hacer negocios, la comunicación no puede fallar.

[Sigue en la versión impresa]