Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Rafael Contreras Chamorro, consejero delegado de Grupo Carbures

Rosa Monedero

En 1999, Airbus (la antigua CASA) acude a la Universidad de Cádiz en busca de una solución para una pieza de avión en fibra de carbono que no lograba arreglar. Se lanza un ‘spin off’ de la Universidad para atender ese requerimiento y se logra reparar la pieza. De ello, en 2002 surge Easy Industrial Solutions, la primera empresa CAMPUS de la Universidad de Cádiz y el germen de CARBURES. En 2011, llega la implantación de la compañía en los mercados de las costas Este y Oeste de Estados Unidos. La filial Carbures USA empieza a fabricar carrocerías para autobuses eléctricos. Ese mismo año, Carbures firma una ‘joint venture’ con un socio chino para la creación de Carbures China en la ciudad de Harbin. El 23 de marzo de 2012, Carbures sale al MAB a 1,08 euros por acción. Dado el crecimiento de la compañía, tiene previsto dar el salto al mercado continuo a finales de este mismo año. En 2013, Carbures compra la empresa Composystem y consolida así su posicionamiento de liderazgo en la fabricación de piezas de fibra de carbono para el sector aeronáutico y abre la puerta de entrada en el polo aeronáutico de Toulouse (Francia). Carbures centra su estrategia en 2013 y 2014 en dos objetivos: la diversificación de la actividad y la expansión geográfica, con la toma de posiciones estratégicas en el mercado global. Así, en febrero de 2014, adquiere MAPRO, la empresa dedicada a la comercialización de lineales de producción del sector de la automoción a la que transfiere toda su tecnología propia y patentada de fabricación de series largas de piezas de coches en fibra de carbono. Lo mismo ocurre con la compra de una ingeniería alemana que trabaja para grandes fabricantes de coches mundiales y con una ingeniería adquirida en Perth, Australia, que tiene una patente de construcción de aparcamientos verticales con vigas y otros elementos estructurales de fibra de carbono.

Carbures se ha revalorizado en alrededor de un 700 por ciento en 2013, más de un 1.500 por ciento desde su salida al MAB. ¿A qué se deben semejantes cifras?
Carbures es una compañía tecnológica que abre un camino propio en la industria y tecnología de este país. Somos un caso de éxito porque hemos sabido desarrollar unos conocimientos propios únicos a la hora de trabajar y fabricar con materiales compuestos, desde la fibra de carbono al grafeno, lo que nos ha permitido una aplicabilidad industrial infinita. Es decir, que partiendo del conocimiento propio hemos desarrollado la capacidad de fabricar desde piezas de avión, de coche, de bicicletas, a vigas para obra civil o fundas irrompibles para tabletas. Presentamos una capacidad de crecimiento única en el mercado, lo que nos augura un recorrido muy amplio y que acabamos de empezar. Y es precisamente esto lo que los inversores han valorado, lo que ha tenido un claro reflejo en nuestra cotización.

¿Dónde están presentes y cuántas fábricas tienen en España?
De las doce plantas de producción que tenemos trabajando en cuatro continentes, operamos con cinco en España. Tres de ellas son del sector aeronáutico y las otras dos están especializadas en el de la automoción. En todas ellas disponemos de desarrollos tecnológicos propios, que sitúan nuestra capacidad de producción a la vanguardia mundial. Así, por ejemplo, Carbures ha logrado crear la tecnología capaz de fabricar piezas de fibra de carbono para coches en el mismo tiempo que los lineales de fabricación tradicional en metal. Esto supone toda una revolución en la industria, porque a día de hoy sólo Carbures y BMW tienen esa capacidad.