Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 225 Octubre de 2017

Pedro Barato Triguero, presidente de la Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores

Arturo Díaz

ASAJA surge en 1989 como la mayor organización de representación del sector agrario español. Su filosofía ha consistido en acoger a todo tipo de profesionales unidos al campo, más de 200.000 afiliados que trabajan en las explotaciones agrarias de forma directa, desde propietarios y arrendatarios a miembros de las familias que colaboran en las actividades de explotación. La Asociación desarrolla su actividad en el ámbito nacional y cada vez con mayor intensidad en el internacional, especialmente en los foros comunitarios. Por este motivo, su presidente, Pedro Barato Triguero, hace un recorrido en esta entrevista por determinados asuntos de gran calado en el sector agrícola y ganadero a nivel económico y político, con diferentes ámbitos de actuación y de debate en el panorama español y europeo.

ASAJA es la mayor organización profesional agraria de España. Háblenos de los grandes logros, número de afiliados, porcentaje de representación del sector, etc.
ASAJA es una organización en cuyo nacimiento primó la unión del sector agrario, enmarcando en este espectro los segmentos agrícolas, ganaderos, forestales, etc. Una vez que conseguimos esa fusión de la columna vertebral del campo español, logramos tal conglomerado de intereses que creamos la mayor organización agraria de este país en número de hectáreas, afiliados (más de 200.000) y resultados electorales, allí donde se han celebrado comicios. Hemos tenido representación en todas las instituciones a nivel nacional, siendo la primera organización agraria que en 1985, cuando aún ni estábamos integrados en la Unión Europea, ya actuábamos en Bruselas bajo otras siglas, ya que ASAJA nace en 1989 de la unión de diversas asociaciones. Posteriormente, todo este modelo ha sido copiado, pues fuimos pioneros. Además, nos hemos caracterizado por nuestros grandes servicios técnicos, que daban información veraz que, en los años duros cuando el campo ha sufrido grandes inclemencias, era vital y tenía que llegar a los agricultores y ganaderos para que tomaran las decisiones oportunas relativas a sus explotaciones. También, a lo largo de estos años, hemos hecho hincapié en la importancia que tiene el mercado internacional dentro de nuestro sector agrícola, por lo que informamos con esfuerzo de cómo está la campaña en cada uno de los países, ya que afecta a nuestra actividad.

¿Cuál es la situación a la que se enfrentan los agricultores españoles a los que representa la Asociación y cuáles son las principales reivindicaciones que hacen desde ASAJA ante el Gobierno central y el resto de Administraciones autonómicas?
Hay dos bloques. El primero es el europeo, del que quisiera destacar que estamos en una situación en la que hay que terminar de aplicar la Política Agraria Común, que entrará en vigor en 2015 y durará hasta 2020, por lo que la misma tiene dos partes: el presupuesto dirigido a aspectos como las hectáreas, las reses, la enología y otro destinado a la ayuda a los jóvenes, los regadíos, las infraestructuras y el desarrollo rural. El segundo asunto son los acuerdos que parten del marco europeo y que se están realizando con terceros países. Hay uno fundamental y determinante para el futuro de la agricultura española y europea, que es el acuerdo entre Unión Europea y Estados Unidos, ya que este mercado es crucial para nosotros. Podemos generar grandes exportaciones hacia ese país, mayores que las importaciones.
A nivel de política nacional, debemos seguir desarrollando la Política de Seguros Agrarios, que nacieron para ofrecer determinados paraguas a los agricultores en época de inclemencias en el sector. Estamos trabajando en temas muy complicados, donde el Gobierno debe entender que no podemos sufrir tantas agresiones en los costes de producción. La energía es la primera problemática de los productores. También echamos en falta mayor coordinación entre las Comunidades Autónomas y el Estado en temas como la sanidad. Además, reclamamos inversión en obras de infraestructuras para continuar modernizando los sistemas de riego en nuestros regadíos y en el relevo generacional para afrontar con garantías de éxito las incorporaciones de los jóvenes al sector.