Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Ricardo García García, director general de Benteler España y Sur de Europa

José Luis Guerrero

“Hay que apoyar a las pequeñas y medianas empresas que nacen con ideas originales, porque una empresa nacida y crecida en España no se va a deslocalizar con facilidad. Es muy difícil captar grandes empresas extranjeras para que se ubiquen en España. Ya no somos competitivos, si nos comparamos con Europa del Este, o incluso con Marruecos”.
Afirmaciones de esta rotundidad salen de la boca de Ricardo García García (Quintanaloranco, Burgos. 1960), director general de Benteler España y Región Sur de Europa, desde marzo de 2011, quien pilota la primera fábrica que Benteler instaló fuera de Alemania, hace ahora 25 años.

En 2014 se ha celebrado el 25 aniversario del establecimiento de Benteler en Burgos. Con ese motivo el presidente de Benteler International AG, Hubertus Benteler, recibió el Mercurio, la estatuilla con la que la Cámara de Comercio e Industria de Burgos distingue a los personajes más relevantes ¿Qué lectura hace usted de este cuarto de siglo de la presencia de Benteler en Burgos y en España?

Hacia 1986 el señor Benteler y el señor Antolín se conocieron en una reunión de proveedores de FORD. Benteler ya suministraba a FORD Valencia desde Alemania. Sin embargo el constructor de coches quería trabajar con empresas localizadas en España, y el señor Benteler y el señor Antolín decidieron montar una joint venture. Era la primera experiencia del Grupo Benteler construyendo una planta fuera de Alemania. Finalmente, poco después del comienzo de la producción en enero de 1990, la joint venture se deshizo y Benteler se quedó con el 100% de la planta de Burgos. Desde entonces y hasta hoy, la sección de Automoción del Grupo Benteler en todo el mundo ha crecido mucho, tenemos más de 170 localizaciones en 38 países. En España contamos con ocho plantas productivas en Burgos, Vigo, Venta de Baños, Martorell, Zona Franca de Barcelona, Valencia, Vitoria y Pamplona. En la planta de Burgos comenzamos con aproximadamente unos 100 puestos de trabajo, y actualmente somos más de 600. De una nave y una prensa hemos pasado a tener siete naves, y cuatro prensas de estampación en frío, además de otras instalaciones que han sido tecnologías punteras cada una en su momento, como la estampación en caliente, las máquinas de corte por láser, KTLs (pintura por cataforesis), lavadoras, etc.

Benteler ha reforzado su apuesta por la ciudad de Burgos trasladando la sede social de la multinacional en España desde Barcelona, donde estaba ubicado hasta septiembre de 2013 su centro financiero y comercial, a sus instalaciones del Polígono Industrial de Villalonquéjar. ¿Cuáles han sido las razones de este traslado y qué beneficios esperan obtener de esta decisión?
Sinergias. Significa que los profesionales que trabajan en el holding tienen más contacto directo con las personas que trabajan en la planta, se mejora mucho la comunicación, la comprensión de los problemas de una planta por parte de personas que trabajan desde una oficina. El contacto directo de las personas es muy importante. La elección de Burgos como sede es además lógica. Burgos es la planta líder de la región, e incluso en algunas técnicas, como en estampación, es líder mundial dentro del grupo.