Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 227 Diciembre de 2017

Iris Núñez Trébol, vicerrectora de RR. Internacionales e Institucionales de la Universidad Alfonso X el Sabio

Rosa Monedero

Hace casi dos décadas se puso en marcha la Universidad Alfonso X el Sabio, un referente en el mundo universitario español. Se trata de una historia de éxito. La Universidad Alfonso X el Sabio inició su andadura hace ya 21 años con 800 alumnos y 80 profesores, un proyecto nuevo e inédito en España con la firme determinación de desarrollar un programa de excelencia educativa. Veinte años después puede constatar que aquellos inicios son una realidad consolidada, la Universidad tiene más de 12.000 alumnos y casi 1.000 profesores, una oferta formativa pluridisciplinar y una red de centros que dan un soporte íntegro a la docencia, como las Clínicas Odontológicas, la Policlínica Universitaria y el Hospital Clínico Veterinario. Sin olvidar, a su vez, los más de 7.500 convenios con empresas, instituciones, organismos públicos y privados que tiene vigentes.
El lema de la Universidad “Bonum est diffisivum sui” -que significa “lo bueno se difunde por sí mismo”- ha marcado el desarrollo de su historia. La UAX ha sabido adaptarse durante estos 20 años a las demandas de la sociedad y de las empresas para consolidarse como una de las universidades con más prestigio nacional e internacional. Más del 15% de sus estudiantes son extranjeros y la eligen como opción para cursar sus estudios universitarios.

¿Cuáles son las principales señas de identidad de la UAX y con qué convicciones e ideario se encuentran los profesores y alumnos que llegan a ella?
La Universidad Alfonso X el Sabio se autodenomina la “Universidad de la Empresa” y es reconocida como tal. Ha sido creada para ofrecer a la sociedad una educación universitaria de calidad cuyo objetivo básico es integrar a los estudiantes en el mercado laboral. Esto se consigue aunando métodos docentes innovadores, programas formativos adaptados a necesidades reales e intensos lazos con el mundo empresarial. Prueba de ello son esos 7.500 convenios de colaboración, que vinculan a las empresas e instituciones con la formación de nuestros estudiantes.
Los grados y postgrados de la UAX están diseñados para que sean eminentemente prácticos. Por ello contamos con 25.000 metros cuadrados destinados a laboratorios y talleres en los que los estudiantes practican y experimentan mientras se forman. Tenemos la convicción de que de la experiencia nacen los grandes profesionales.
Por otra parte, la UAX hace que toda su estructura gire en torno al estudiante siendo éste el eje de toda la actividad. No sólo se le imparte formación, sino que se pone a su disposición toda una serie de servicios desde que llega hasta que finaliza sus estudios que permiten facilitar su día a día y facilitar su paso por la universidad así como su desarrollo profesional. Departamentos como atención al estudiante, el Gabinete Psicopedagógico, la Oficina de Relaciones Internacionales (ORI), el Gabinete de Apoyo a la Orientación Profesional (GAOP).
De igual manera todo el personal de la UAX está al servicio del estudiante; tutores, profesores, personal de administración y servicios, etc. se centran en el estudiante y sus familias.
La excelencia en la formación y en la atención al estudiante son sin duda las principales señas de identidad de la Universidad Alfonso X el Sabio.