Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Alberto Bermejo Madera, socio de Magnum Industrial Partners

Miguel A. Gallego

Magnum se fundó en 2006 de la mano de Ángel Corcóstegui, Enrique de Leyva y Joao Talone. Entonces, se identificó la oportunidad de ocupar un importante segmento de mercado, consistente en la financiación y adquisición de empresas en la Península Ibérica con un tamaño que estaba siendo desatendido tanto por los grandes fondos de capital riesgo internacionales (enfocados principalmente en operaciones de tamaño elevado, por encima de 500 millones de euros), como por los fondos locales (principalmente orientados a pequeñas empresas, con valor inferior a 100 millones de euros).
A principios de 2014, se concluyó el período de inversión del fondo Magnum Capital, que con un importe de unos 900 millones de euros ha sido el fondo de capital riesgo más grande dedicado en exclusiva a la Península Ibérica.
Actualmente, Magnum cuenta con un total de 14 profesionales de inversión, lo que le configura como uno de los equipos más amplios y el único con presencia local en España y Portugal.

¿Cuáles son los planes de Magnum para el nuevo fondo?
Magnum se encuentra actualmente en proceso de lanzamiento de su segundo fondo, con un tamaño esperado superior a 500 millones de euros, lo que supondrá de nuevo el mayor fondo de capital riesgo dedicado a España y Portugal. El fondo tendrá una estrategia similar a la del fondo anterior. El proceso de levantamiento del nuevo fondo se encuentra bastante avanzado y se espera concluir con éxito en el tercer trimestre de este año. Estamos encontrando a los inversores internacionales muy receptivos a invertir ahora en Magnum para poder aprovechar la ya evidente recuperación de la economía española, a la vez que apostar por el crecimiento exportador de nuestras empresas en mercados internacionales maduros y emergentes.

¿Qué les hace diferentes a la competencia?
Desde la concepción de Magnum, nos hemos posicionado como un inversor financiero con fuerte vocación industrial, tanto en el análisis como en la gestión de las compañías en las que participamos. Para nosotros es fundamental a la hora de decidir una inversión, que tengamos claro que nuestra entrada en el accionariado está encaminada a la realización de determinados cambios en la estrategia de la compañía, que la hagan más grande, más internacional, más fuerte… mejor empresa.
Una vez que adquirimos una empresa, empleamos una importante dedicación de recursos para ayudar a la compañía a implementar los cambios que justificaron nuestra decisión de inversión. Somos un inversor muy activo, que participa en las compañías como lo haría un socio industrial.
Magnum se centra en la inversión en empresas de tamaño medio-alto, un segmento de compañías que son demasiado grandes para los fondos locales y pequeñas para los grandes fondos internacionales. Otro rasgo diferencial de Magnum es su presencia local en el mercado español y portugués, siendo el único fondo con oficinas en ambos países y equipos de inversión especializados.