Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM Iberia y Latam

Rosa Monedero

El Grupo financiero suizo Pictet, que en 2015 cumple 210 años, es peculiar por su modelo de negocio y estructura societaria. Su modelo de negocio es muy claro: gestiona dinero de sus clientes, ya sea de banca privada o institucionales. Incluye tres líneas de negocio: gestión de patrimonios, gestión de activos y servicios relacionados (custodia, administración, creación de estructuras o vehículos de inversión, servicios a compañías de inversión). Se trata de un modelo de bajo riesgo, sin operaciones de balance, ni préstamo de dinero. El banco sólo cobra por gestionar dinero de sus clientes. Además la mayor parte de los desarrollos de aplicaciones tecnológicas se hacen internamente, lo que proporciona independencia respecto al mercado. Cuenta con 3.700 empleados, con una tasa de rotación de personal de las más bajas en la industria, menor de cuatro por ciento. Gonzalo Rengifo Abbad es director general de Pictet AM Iberia y Latam.

¿En qué consiste el negocio de Pictet AM y a qué tipo de clientes está enfocado? ¿Cuáles son las grandes cifras de Pictet AM a nivel mundial, o sea, activos bajo gestión, número de empleados, países en los que están presentes, etc.? ¿Qué modelo de gestión de activos sigue Pictet AM?
Pictet AM es uno de los primeros gestores de activos independientes en Europa -en 2014 125.000 millones de euros-, con 834 empleados en 17 plazas financieras. Estamos interesados en aportar un servicio global a largo plazo para complementar las capacidades de gestión de clientes institucionales, ofreciendo una gama de fondos muy especializada mediante acuerdos de distribución y mandatos.
La filosofía de trabajo es que el cliente es lo primero. El Grupo, muy fuerte en mercados monetarios, estuvo reduciendo comisiones de gestión en línea con los tipos de interés, hasta el punto que se situaron en 0,02% en Suiza, donde los tipos estaban cerca de cero -actualmente negativos-. Si el cliente no gana tampoco el Grupo.
La orientación es muy a largo plazo. De hecho, lo que realmente da satisfacción profesional y personal es poder desarrollar relaciones con clientes con la seguridad y convicción de seguir sirviéndoles bajo parámetros y premisas que no van a cambiar mucho. Llevo 13 años en Pictet AM y es la institución en la que más tiempo he estado. La rotación de empleados no llega al 3 ó 4% y la exigencia es alta, de lo que se deduce que la calidad profesional debe ser más elevada que la media.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la industria de gestión de activos y, por ende, su empresa?
En España tenemos un sistema financiero muy basado en redes comerciales. De todas formas, estamos pasando de cultura de colocación de productos al asesoramiento, a lo que contribuye un enorme esfuerzo de formación. EFPA cuenta con más de 11.000 certificaciones, a lo que se añade CFA o CAIA. En grandes redes aún prevalece el producto propio, si bien las entidades se han volcado en promover asesoramiento financiero profesional de alta calidad, muchas veces mediante carteras de fondos con distintos perfiles de riesgo. De manera que la industria evoluciona hacia la innovación y creatividad, combinando fondos propios y de terceros.
En cualquier caso el inversor español tiene que ser responsable y mucho más activo. Al menos la mitad de su inversión en renta fija o variable debería estar en mercados internacionales. Además, la legislación española es en general positiva para la inversión en fondos, pero puede hacer más por favorecer ahorro a medio y largo plazo en relación con países de nuestro entorno. El nivel de cultura previsional es aún bajo, en parte atribuible al sistema de pensiones público, que no incentiva ahorro complementario, a pesar de que la tasa de sustitución del último salario en jubilación puede ser mucho menor del 70% oficial.