Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Luis Divar, socio de JLG Abogados

Fernando Arnaiz

JLG Abogados representa a diferentes clientes nacionales e internacionales provenientes de una amplia variedad de sectores. Se trata de un equipo de abogados con amplia experiencia y altamente especializado, que presta servicios de asesoramiento legal a un importante núcleo de clientela compuesta fundamentalmente por compañías, empresarios y particulares, generalmente con proyección internacional. Su valor añadido: los socios llevan el día a día de los asuntos desde el inicio hasta el final con una relación personal directa con los clientes.

¿Hasta qué punto es importante para JLG el trato personalizado a los clientes? ¿Podría considerarse este aspecto como el valor añadido del despacho?
Creo que ha dado con uno de los puntos claves de nuestro despacho que se traduce en que los socios nos involucramos personalmente en los asuntos de los clientes. Éste creo que es un elemento claramente diferenciador nuestro en relación con las grandes estructuras, en donde la carga de trabajo con clientes, administrativa e interna, en ocasiones te impide prestar a los asuntos la debida atención.
Somos, por tanto, un despacho especializado en el derecho de los negocios, competitivo, con más independencia que los despachos grandes, toda vez que sufrimos en menor medida los conflictos de intereses, y con una atención personalizada al cliente.
Sin lugar a dudas, es seña de identidad y valor añadido de nuestro despacho el hecho de que sean los socios quienes personalmente lleven el día a día de los asuntos, desde el inicio hasta el final y quienes lleven la relación personal con los clientes. Con esta idea nació JLG Abogados, y así nos lo exigen nuestros clientes que quieren que sean los socios quienes les acompañen técnica y personalmente en sus negocios. El cliente valora que profesionales muy capacitados y con una gran seniority lleven personalmente sus asuntos y les ayuden en sus negocios.

¿Cuál es la implicación de cada uno de los socios que participan en la firma?
La implicación de los socios de la firma con nuestros clientes es total desde el momento en que entran por la puerta del despacho. El socio recibe al cliente, le orienta y le asesora desde el principio para darle tranquilidad y confianza, se encarga de crear el equipo de abogados necesario para cada caso, lleva el día a día de la relación personal con el cliente y el seguimiento del asunto o asesoramiento hasta su terminación.

El mundo empresarial ha sido duramente golpeado con la crisis económica, ¿qué tipo de soluciones jurídicas demandan hoy?
Efectivamente, desde el año 2007 venimos sufriendo una gravísima crisis financiera con un resultado dramático en el tejido industrial y empresarial de nuestro país. Somos plenamente conscientes de ello, máxime cuando en el despacho llevamos más de 100 concursos de acreedores y hemos podido observar las consecuencias devastadoras de la crisis.
El cliente quiere actualmente un servicio personalizado, que el abogado conozca su negocio y el entorno empresarial en el que se mueve, que se le den soluciones que permitan ir superando los diferentes obstáculos del camino, y todo ello a unos precios ajustados y competitivos.
En los últimos años, el tema de los honorarios profesionales ha cambiado profundamente. El cliente nacional e internacional ha erradicado prácticamente la facturación por horas, y quieren que una parte de los honorarios de los abogados esté ligada al éxito del negocio o del pleito en el que se le asesora.