Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 226 Noviembre de 2017

Mike Parra, consejero delegado para Estados Unidos de DHL Express

Diego Roves

Estados Unidos ofrece a los empresarios del mundo un mercado de gran interés para sus exportaciones. Un mercado caracterizado por esos 317 millones de consumidores, con multitud de necesidades y, en el caso español, con gusto por los productos ibéricos. Cabe destacar que la renta “per cápita” estadounidense se sitúa en los 53.000 dólares, además de estar caracterizados por unos hábitos de consumo exorbitantes (el consumo privado genera el 70% del Producto Interior Bruto). Este esbozo del perfil mercantil de EEUU supone que todos los empresarios del mundo tengan los ojos puestos en dicho país. España no es menos y ya exporta con éxito productos como el aceite de oliva, los vinos, la tecnología, componentes de automoción y aéreos, productos químicos orgánicos, equipos electrónicos, etc. Una de las principales recomendaciones para comenzar esta aventura exportadora es confiar en la experiencia de un operador logístico de carácter internacional como DHL, empresa fundada en 1969, con presencia en 220 países y más de 325.000 empleados.

El comercio electrónico está en auge y genera nuevas oportunidades de negocio. ¿Qué recomendaciones puede dar a una pyme española que quiere vender online desde España a EEUU?
Lo que estamos viendo con esta tendencia es que ya no hace falta tener presencia física en un país para operar allí. Es decir, el empresario está comprobando cómo puede vender a cualquier país sin necesidad de estar establecido en él, facturando en España. Y a ello estamos ayudando desde DHL. Las tarifas dependen de lo que se esté enviando, de la cantidad de envíos que se realicen, etc. Pero en relación a las facturaciones que la empresa consiga, los costes que supone el servicio de DHL no son relevantes para ella. El hecho de que nosotros tengamos presencia en 220 países nos permite que un empresario pueda fabricar su producto en China, enviarlo directamente a Estados Unidos y facturarlo en España. Es sin duda una de las grandes ventajas. Nosotros nos sentamos con la empresa y le ayudamos a calcular los costes, es decir, es necesario que elabore una hoja de gastos con cuánto cuesta la fabricación del producto, por cuánto la puede vender, cuánto le va a costar el transporte, cuánto posiblemente le costarán las aduanas, verificar si el producto tiene restricciones, etc. Pero nosotros intentamos ayudarle para que haga su primer envío y que compruebe si le va bien o no. No podemos olvidar que no todas las empresas tienen éxito al exportar (según el ICEX, hay 80.000 nuevos exportadores cada año y 70.000 dejan de realizar estas operaciones), ya que exportar no es realizar envíos, sino abrir nuevos canales de distribución.

¿Por qué una empresa debe confiar en DHL y no en cualquiera de sus competidores?
Hay que tener en cuenta que DHL es la empresa más internacional que existe en este momento. Tenemos buenos competidores, especialmente en Estados Unidos, pero nosotros estamos en todo el mundo y podemos ofrecer un servicio equivalente a nivel global. Es decir, los procedimientos y los servicios son los mismos en todos aquellos países en los que tenemos presencia. No nos diferenciamos en precio, sino en calidad. En servicios de asesoría previa, de seguimiento de cada cliente y, sobre todo, de seguridad en los envíos, que es muy importante, especialmente en EEUU. Nuestra cultura es centrarnos en el cliente, centrarnos en aquello que le hace la vida fácil y, aunque sea difícil, ese es nuestro valor y en ello trabajamos, en pensar a nivel global pero actuar de cerca a nivel local.