Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 226 Noviembre de 2017

Mario Armero Montes, vicepresidente ejecutivo de ANFAC

Miguel A. Gallego

En 1977 se constituyó formalmente la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC).
Su misión es fomentar el adecuado desarrollo del Sector de la Automoción contribuyendo a los intereses generales del país.
Según nos indica Mario Armero Montes, vicepresidente ejecutivo, “Para ello, desde ANFAC orientamos todas nuestras actuaciones desde una triple visión: Integridad. Transparencia. Igualdad de acceso, entendida como la oportunidad que brindamos sin reservas a los diferentes actores para colaborar en el desarrollo adecuado del sector”.

¿Qué grado de representatividad ostenta en el sector y qué porcentaje del PIB nacional alcanza la totalidad del sector del automóvil y conexos?
El automóvil representa el 10 por ciento del PIB, el 16 por ciento de las exportaciones totales del país y el 8 por ciento del empleo. Avanzamos hacia los objetivos del Plan Tres Millones: 3 millones de vehículos, más de 2 millones en exportación, más de 1 millón de vehículos vendidos en España. Este último objetivo ya se puede alcanzar este año, gracias a los Planes de Renovación.
Además, el saldo comercial es positivo (16.000 millones de euros) “diez veces” superior al nivel pre-crisis.
ANFAC representa el 100 por cien de la fabricación de vehículos de España y más del 94 por ciento del mercado de vehículos.

¿Qué lugar ocupa España en el ranking mundial de fabricación de automóviles? ¿Cuántas unidades se produjeron en 2014 y qué porcentaje se exportó?
En los cinco primeros meses del año, España ha subido al octavo lugar mundial en la fabricación de vehículos y cerró el ejercicio de 2014 con un crecimiento del 11 por ciento, el mayor entre los principales países productores de la UE. Las claves de este ascenso son, por un lado, el fuerte elemento exportador diversificando cada vez más los destinos, un incremento del mercado interior español, gracias a los Planes PIVE y PIMA Aire, el esfuerzo de flexibilidad de empresas y sindicatos para aumentar la competitividad de nuestras fábricas, así como un fuerte dinamismo del sector de componentes afincado en España.
La demanda de los vehículos españoles sigue creciendo fuera de nuestras fronteras. En el periodo 2014 se han exportado 2.039.893 unidades, lo que supone un crecimiento del 8,51 por ciento más que el año anterior.
La exportación de vehículos a otros países fuera de la UE, nos ha permitido encontrar la estabilidad en las factorías españolas. Ahora, exportar a prácticamente todo el mundo nos ofrece la oportunidad de crecer en volúmenes. Esto es un ejemplo de reconocimiento al vehículo español, donde la calidad no está reñida con la competitividad. España es un país que fabrica todo tipo de vehículos, turismos, todo terreno, comerciales, industriales, etc., posicionando a este país cómo segundo productor de vehículos en la UE.

¿Qué efecto están teniendo en el mercado nacional los Planes PIVE y PIMA Aire?
Los Planes PIVE y PIMA Aire, han sido un elemento capital para impulsar las ventas de coches. Pero, sin duda, uno de los aspectos más importantes es su balance social, ya que la renovación del parque automovilístico español es una cuestión básica para mejorar la seguridad en nuestras carreteras. Los coches nuevos son mucho más seguros que los antiguos y, por lo tanto, si conseguimos retirar de la circulación los coches menos seguros, incrementaremos la seguridad y disminuiremos la siniestralidad en las carreteras. Además, la incorporación de un vehículo nuevo a nuestras carreteras ayudará a reducir las emisiones contaminantes de nuestro entorno.
También ha habido un importante apoyo de las marcas y concesionarios al Plan PIVE y PIMA Aire, que ha permitido potenciar el éxito de los Programas. Además, cada día tienen más importancia en la venta de un vehículo, todos los elementos relacionados con la seguridad y el medio ambiente.