Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Joaquín Caro Ledesma, director general de Antea Prevención

Miguel A. Gallego

El comienzo de la andadura de Antea Prevención, fundada en Sevilla por Joaquín Caro Ledesma, fue hace ya casi catorce años. “Desde el inicio, explica su fundador y director general, hemos tenido un claro objetivo: situarnos cerca del cliente, para hacerle fácil la prevención de riesgos laborales”.

“Sabemos que, aunque a nosotros nos apasione, a veces, nuestro sector puede convertirse en árido. Por eso, siempre hemos apostado no sólo por agilizar la gestión de la prevención de riesgos laborales, sino también por fomentar la comunicación. Creemos que sólo desde la cercanía y el conocimiento mutuo, podemos convertir la prevención en un verdadero aliado de su negocio”.

Ustedes están especializados en las cuatro disciplinas de la prevención de riesgos laborales. Háblenos de ellas.
Efectivamente. Estamos especializados en las cuatro disciplinas que componen la prevención de riesgos laborales: seguridad en el trabajo, higiene industrial, ergonomía y psicosociología aplicada, y vigilancia de la salud.
Nuestro objetivo es convertir la prevención de riesgos laborales de Antea Prevención en un verdadero aliado de negocio de grandes, pequeñas y medianas empresas, y autónomos. Conseguirlo no sólo nos exige estar especializados en las cuatro ramas de la prevención, sino ponernos en la piel de cada uno de nuestros clientes.
La oferta que realizamos desde Antea Prevención cubre todo el espectro de la prevención de riesgos laborales, desde la evaluación de los riesgos y la planificación de la actividad preventiva, hasta la formación de los trabajadores, la asistencia técnica, los reconocimientos médicos, estudios de higiene industrial como los del ruido, la iluminación o el estrés térmico o, desde la perspectiva de la ergonomía y la psicosociología aplicada, estudios de manipulación manual de cargas, de posturas forzadas o de riesgos psicosociales.
Sin embargo, convertir la prevención de riesgos en un verdadero aliado de negocio de cada cliente, nos exige ir más allá. De ahí, que en Antea Prevención ofrezcamos soluciones a medida, ajustadas al perfil de cada actividad, que apostemos por las nuevas tecnologías como facilitadoras de la gestión del proceso y de la comunicación con el cliente, y por la disposición de infraestructuras sólidas que nos permitan estar dónde, cómo y cuándo el cliente lo necesita.

Además de grandes empresas, ¿son las pymes y los autónomos objetivos de Antea?
Cuando uno habla de una auténtica y real cultura preventiva, parece que es un terreno exclusivo para las grandes empresas dedicadas a ámbitos como la construcción, la industria que manipula sustancias peligrosas, o empresas que desempeñan actividades similares y, además, parece que conseguirla tiene que ser costoso desde el punto de vista económico y de recursos. Nada más lejos de la realidad.
La cultura preventiva es tan importante para las grandes empresas como para las pymes y lo es, no sólo por cumplir con el imperativo legal, sino porque conseguir la siniestralidad cero o la desaparición de las enfermedades laborales supone una importante rentabilidad para la empresa, medible y cuantificable.
Por eso, en Antea Prevención no sólo apostamos por ofrecer servicio a las grandes compañías, sino que también nos dirigimos con especial atención a las pequeñas y medianas empresas. En este sentido, somos conscientes de que las necesidades de una pyme no son las mismas que las de una gran empresa, como tampoco lo son sus recursos de tiempo, personal, economía, etc.
Es aquí, cuando Antea Prevención, volcada en ofrecer un servicio ajustado a las necesidades y recursos de cada compañía, estudia la solución más adecuada para cada pyme, poniendo a su disposición el mismo grado de especialización, infraestructuras, tecnología, etc. que para una gran empresa, y haciéndolo a un precio muy competitivo. Esto mismo, como cabe esperar, es aplicable a los autónomos.
Crear cultura preventiva, evitar accidentes y enfermedades laborales, tener acceso a tecnología puntera, gestionar de manera fácil la prevención de riesgos laborales, y hacerlo sin necesidad de realizar una gran inversión, no sólo es posible, sino que en Antea Prevención miles de clientes ya lo están haciendo.