Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Iván Barrondo Agudín, director general de John Taylor Madrid

Alberto García

El origen de la compañía se remonta al año 1864 cuando John Taylor, jardinero de origen británico y conocedor de las principales operaciones inmobiliarias que estaban teniendo lugar en la Riviera Francesa, decide abrir su primera agencia inmobiliaria en Cannes. Desde entonces la compañía ha permanecido por generaciones en la familia Taylor hasta que en la década de los noventa Michael Pastor se hiciera con la empresa y en 2006 pasara el relevo a su hija Delphine, actual presidenta de John Taylor. Su director general en Madrid es Iván Barrondo Agudín.

¿Cuáles son las zonas de la geografía española prioritarias para su actividad?
La entrada de la compañía en el territorio español se produjo a finales del año 2014 en la ciudad de Madrid, territorio estratégico de altísimo interés internacional. Tenemos previsto abrir en los próximos meses otras oficinas en los más interesantes enclaves turísticos españoles como son Ibiza, Mallorca y Marbella. En todos ellos encontramos propiedades excepcionales para satisfacer la demanda nacional e internacional de máximo nivel.

¿Qué les diferencia de su escasa competencia?
Un posicionamiento claro en el mercado de alto standing en el que la prioridad es la satisfacción del cliente, nuestra red internacional y nuestros más de 150 años de tradición y experiencia. Igualmente el respeto por nuestra tradición y convicciones nos diferencian en un mercado cada vez más competitivo. Hacemos valer nuestra experiencia e integridad profesional manteniendo una comunicación abierta y directa con nuestros clientes a fin de ofrecer un servicio de máxima calidad.

¿En qué momento se encuentra el sector de las viviendas de lujo en el mercado español?
Los precios de la vivienda de lujo se han visto también afectados por la crisis de los últimos años. Se han registrado constantes bajadas de precio en las mejores zonas que rondan el 30%, pero aun en los peores momentos siempre ha habido mercado. Esta oportunidad del mercado, unido al indiscutible atractivo turístico de la capital de España, hacen que estemos en un momento inmejorable para comprar una propiedad en Madrid.