Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 224 Septiembre de 2017

Pablo Gonzalo y Concha Gómez, director y jefa del Área de Comunicación Interna de Estudio de Comunicación

Arturo Díaz

Estudio de Comunicación y Alcor Consultores comienzan el año sumando una amplia experiencia en comunicación empresarial y global y una excelsa especialización en comunicación interna. Son tiempos nuevos en las organizaciones que han de saber aplicar las nuevas tecnologías y, a su vez, seguir potenciando la comunicación cercana e interpersonal. Ahora, el equipo crece y las sinergias aumentan y juntos podrán dar un mejor servicio, eficaz, profesional y con la máxima calidad a sus clientes. Afrontan 2017 con realismo pero con ilusión y confianza, con un proyecto muy consistente para el mercado y apasionante profesionalmente.

¿Qué ganan Alcor y Estudio de Comunicación con esta integración?
P.G. Contar con un mayor equipo profesional siempre es bueno para una firma de comunicación integral. Aunamos la experiencia de Alcor Consultores en comunicación interna y en el fomento del compromiso de los empleados con la capacidad y prestigio como grupo global de servicios de comunicación de Estudio de Comunicación. El cliente podrá encontrar en nosotros más y mejor respuesta a sus necesidades de comunicación con cualquier público. Alcor se integra en Estudio de Comunicación, por lo que seremos un solo equipo, con un objetivo común que es prestar el mejor servicio de reputación y comunicación a nuestros clientes.

¿Por qué cree que con esta unión darán un mejor servicio a sus clientes?
P.G. Porque seremos más y mejores. Ambos equipos nos complementamos. Los clientes de Alcor tendrán una posibilidad de oferta global que ahora no tenían y seremos capaces de aportarles soluciones integrales a sus problemas de comunicación. Y los clientes de Estudio de Comunicación tendrán una visión más completa y especializada en el trabajo de comunicación interna, un área absolutamente estratégica para las compañías. La comunicación en las organizaciones tiene un papel clave: activar a los profesionales para que colaboren en las transformaciones que sus empresas necesitan. Juntos podremos ofrecer a nuestros clientes soluciones eficaces para que puedan fomentar esta actitud dentro de sus compañías y fomentar en los trabajadores el compromiso con el trabajo, con los valores de la marca, con la reputación de la organización.

Desde Estudio de Comunicación, ¿qué servicios de comunicación interna ofrecerán a sus clientes? 
C.G. Nuestra propuesta de servicios de comunicación con los empleados es completa. Una comunicación eficaz comienza siempre por la escucha, para la que contamos con toda nuestra experiencia en diagnósticos cualitativos y cuantitativos de cultura y de comunicación interna, así como de estudios de compromiso y clima. Juntos reforzamos aún más una fortaleza previa común: el diseño e implantación de estrategias de compromiso sustentadas en comunicación. Estamos trabajando ya en la puesta en marcha de intranets sociales, APPs internas y todo tipo de canales, campañas y actuaciones de comunicación con empleados, sin olvidar la evaluación de resultados y la demostración del valor aportado al negocio y a la organización.

¿Cuáles son los objetivos que persiguen las empresas hoy en día en el desarrollo de la comunicación interna?
C.G. La creciente competencia, la globalización y los cambios sociales y en los modelos de consumo hacen que la necesidad de diferenciación sea cada vez mayor. Y los empleados pueden asumir un papel muy importante para lograr que la empresa sea percibida por sus clientes y por la sociedad como un agente diferente y mejor.
Las empresas están activando su comunicación interna porque precisan que sus empleados se comprometan en lograr que la experiencia del cliente supere o al menos iguale la promesa de marca que han ofrecido al mercado. Las empresas también necesitan que sus empleados sean agentes activos en el fomento de la reputación de su organización.
Y, para todo ello, es imprescindible que exista una cultura interna cohesionada, que comparta discurso, relato sobre la experiencia que todos protagonizan, cada uno desde su espacio de responsabilidad.
Por tanto, las empresas están desarrollando una mejor comunicación con sus empleados para lograr un mejor desempeño del negocio, una reputación más sólida y una cultura interna que aporte cohesión y diferenciación.

¿Qué relevancia tiene la comunicación interna en las empresas? ¿Se considera esta función como una herramienta estratégica o se la sigue teniendo como un servicio meramente informativo?
P.G. Siguen conviviendo esas dos interpretaciones sobre la comunicación interna, aunque la primera se está imponiendo claramente sobre la segunda, como era esperable que ocurriera.
La primera aportación de una incipiente comunicación interna es informar a los empleados del punto de vista de la Dirección. Pero eso, siendo necesario, no es suficiente. Lo que el negocio necesita de sus empleados no es que sepan, sino que quieran. Lo que buscamos es estimular el compromiso, el engagement, y para ello es imprescindible un planteamiento estratégico y centrado en el estímulo del diálogo interno.