Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 226 Noviembre de 2017

Patricia Alonso-Fernández, directora gerente de Hospital Casaverde Madrid

Arturo Díaz

El Hospital Casaverde Madrid está ubicado en el Km 29 de la A5, en Navalcarnero (Madrid), y tiene capacidad para hasta 100 pacientes en régimen de hospitalización, además de la atención a pacientes ambulatorios.
Su máxima fortaleza es contar con un equipo altamente especializado, capaz de ofrecer una rehabilitación personalizada acorde a las necesidades de los pacientes. Abordan la rehabilitación desde la fase más próxima al evento agudo hasta las fases de reintegración laboral.
Para ello, cuentan con un extraordinario equipo médico (neurólogo, rehabilitador, geriatra, internista y neurofisiólogo), de enfermería y trabajo social, junto con terapeutas con elevada especialización en el ámbito de la rehabilitación neurológica y física (fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas, psicólogos clínicos y neuropsicólogos), así como unas fantásticas instalaciones y herramientas tecnológicas.

España es un país con uno de los modelos sanitarios mejor considerados a nivel internacional. ¿A qué se dedica el Grupo Casaverde y qué puede aportar un grupo como este al sistema?
Efectivamente, España cuenta con un gran sistema sanitario. Sin embargo, aún tiene un largo camino para adaptase a algunas de las realidades asistenciales actuales. Este es el caso de los pacientes que, tras superar la fase aguda de las enfermedades, necesitan recuperar la autonomía, para evitar así la dependencia, que tantos problemas ocasionan al paciente, al sistema y a la sociedad.
Precisamente es aquí donde el Grupo Casaverde aporta un elevado valor. En nuestros hospitales, monográficos y altamente especializados en rehabilitación neurológica y física, dedicamos nuestros esfuerzos a recuperar el máximo de la funcionalidad de los pacientes que han sufrido procesos agudos, para que puedan reincorporarse lo más precozmente posible a una vida plena.
Por ejemplo, en el caso del ictus, principal causa de discapacidad en adultos en España, y que el año pasado afectó a 120.000 personas en nuestro país, nuestra intervención se traduce en mejorar, mediante una rehabilitación temprana e intensiva, la dependencia funcional hasta en el 90% de los casos, alcanzando la independencia para las actividades básicas en el 68% de los casos.
Reducir la dependencia funcional se puede traducir en un ahorro de hasta 20.000 euros anuales por paciente, que, dado el importante número de pacientes que lo sufren y la afortunadamente larga expectativa de vida de estos hoy en día, significa que mejorar su capacidad funcional contribuirá no sólo a mejorar la calidad de vida, sino además a reducir los costes sociosanitarios que esta patología conlleva.
Esa es la gran aportación del Grupo Casaverde: la mejora en la calidad de vida de los pacientes y la eficiencia de nuestro sistema sanitario.

Los servicios médicos que prestan tan sobresalientemente son, dentro de la rehabilitación funcional, el neurológico y físico. Tienen, además, una unidad de convalecencia y cuidados continuados y otra de cuidados intermedios. Háblenos de ello.
Como comentaba, uno de nuestros objetivos es mejorar la eficiencia del sistema y el proceso de rehabilitación, acortando los tiempos de estancia hospitalaria, gracias a la intensidad y la inmersión en el tratamiento rehabilitador.
Para ello, nos aproximamos cada vez más a la fase aguda, lo que ocasionalmente supone que los pacientes sufran inestabilizaciones clínicas, que requieren una vigilancia estrecha. Con ese fin, disponemos de una Unidad de Cuidados Intermedios, que permite atender esas inestabilizaciones, manteniendo la seguridad clínica y evitando traslados innecesarios, para así poder continuar además el tratamiento rehabilitador en el centro.
Por otra parte, además de la rehabilitación neurológica, trabajamos otros tipos de rehabilitación funcional, como es la derivada de procesos traumatológicos, reumatológicos, o aquella asociada a reagudizaciones de procesos crónicos complejos. Nuestro objetivo es ser capaces de dar una respuesta altamente especializada a todas las necesidades en el ámbito de la rehabilitación, la autonomía y la dependencia, para lo que contamos con diferentes unidades clínicas que nos permiten abordar todo el mapa del tratamiento rehabilitador y los cuidados.