Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 221 Mayo de 2017

Grégoire de Lestapis, CEO de Lendix España

Diego Roves

Lendix es una “start-up” de Fintech que quiere revolucionar, gracias a la tecnología, la manera en la que las empresas se financian y el modo en el que la gente puede invertir sus ahorros. De origen francés, la compañía comenzó a operar en España a finales de 2016, gestionando su primer préstamo en nuestro país el pasado mes de febrero de 2017. La plataforma permite a empresas solicitar préstamos directamente a inversores sin necesidad de recurrir a los bancos, ganando en agilidad y rapidez. El equipo de Lendix realiza un estudio pormenorizado de los proyectos que solicitan financiación a través de su plataforma. La confianza es uno de los principales valores de la compañía, demostrada por un hecho: los directivos de Lendix invierten sistemáticamente hasta el 5% en cada uno de los préstamos que ofrece. Las empresas españolas tienen la oportunidad de solicitar préstamos de entre 30.000 euros y 2 millones de euros, con tipos de interés fijos y plazos que varían entre los 3 y los 84 meses. A los inversores, Lendix les ofrece una rentabilidad media anual del 6,5%.

Oliver Goy fundó la compañía en 2014. ¿Qué tipo de empresa es Lendix y en qué consiste su negocio?
Lendix es una plataforma de tipo Fintech, que une las vertientes de finanzas y de tecnología. Es una plataforma europea de préstamos online (crowdlending) que permite a las empresas pedir préstamos directamente a inversores particulares e institucionales sin tener que recurrir a los bancos. Facilitamos préstamos a las empresas de España y queremos ser un complemento a la oferta de financiación de los bancos. Tenemos dos tipos de clientes: empresas e inversores. Pero nuestra razón de ser son aquellas empresas que tienen un proyecto de crecimiento y buscan financiación. Nuestro cliente tipo es una empresa con una facturación superior a 250.000 euros.

¿Cómo funciona?
El crowdlending viene a ser una versión modernizada y digital de algo que se daba anteriormente, cuando las gentes se reunían en las plazas de los pueblos hace siglos y hacían trueques o compartían y solucionaban necesidades. Esto lo llevamos a internet y tenemos empresas en nuestra plataforma que se reúnen con inversores. Ellos cuentan lo que buscan y lo que tienen en mente. Por ejemplo, las empresas pueden necesitar entre 30.000 euros y dos millones de euros. Ellas tienen sus bancos, pero necesitan la financiación más rápidamente e invertir su tiempo en otras cosas. Nosotros analizamos su necesidad, le garantizamos una respuesta en 48 horas, acordamos -una vez aprobado el préstamo- cuándo necesita su dinero y lo recibe. Además, no les vamos a pedir garantía real, sino que vamos a analizar todo su proyecto y su capacidad de pago de la deuda, otorgándoles el pago a través de la plataforma después de esto. Otra razón por la que acuden a nosotros es que financiamos mucho intangible y para ello los bancos son ineficientes. Estos tres factores son claves para que las empresas nos busquen: rapidez, intangibles y no pedir garantías reales.

¿Cuáles son las ventajas competitivas de Lendix?
Con respecto a otras plataformas, el importe y el plazo. Lendix presta hasta dos millones de euros a siete años, cuando gran parte de las plataformas prestan 200.000 a dos años. Todos lo hacen muy bien y tienen un servicio de calidad, por lo que invito a todas las empresas a que tanteen el mercado, comprueben qué les ofrecen y finalmente decidan, qué es lo que sucede en la economía de libre mercado. Pero a aquellas empresas que quieren una cifra superior a los 200.000 euros, somos los únicos que sin ser banco podemos ayudarlas. Durante estos años de crisis los bancos han reducido financiación y es importante para las empresas diversificar sus fuentes de financiación, ya que así cuentan con más seguridad.