Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Jesús Prieto Marcos, presidente y consejero delegado de CT Engineering y CT Solutions

Carmen Peñalver

CT Engineering es una compañía internacional de ingeniería con la ambición de contribuir al éxito de los proyectos tecnológicos de sus clientes. Crean valor para los mismos ejecutando por ellos trabajos de ingeniería que estos no pueden realizar, bien porque no disponen de los recursos suficientes para abordar esos trabajos debido a una política de externalización principalmente, o bien porque no disponen internamente de las competencias y conocimiento preciso para realizarlos.

A sus ingenieros les gusta trabajar codo con codo con sus clientes en todas las actividades de ingeniería que tienen lugar a lo largo del ciclo de vida de sus productos, entendiendo sus necesidades, proponiendo soluciones y haciendo que dicha experiencia sea cómoda y fácil. Actualmente trabajan a lo largo del ciclo de vida del producto en los sectores aeronáutico, naval, automovilístico, ferroviario, industrial, energético y de arquitectura.

Sus servicios de ingeniería son un referente en el sector. ¿En qué consisten los mismos en ingeniería de producto, fabricación y soporte postventa?
En ingeniería de producto llevamos a cabo las actividades relacionadas con la definición y el desarrollo de productos. Estas incluyen desde las tareas de I+D+i, diseño y definición del producto, que pueden ser componentes de automóviles, aviones, barcos, trenes, etc.; hasta la definición de los planos de producción. Es decir, se incluye desde la conceptualización del diseño, la ingeniería de diseño, el cálculo estructural, simulación y dimensionado.
Posteriormente, en la ingeniería de fabricación, aportamos nuestro conocimiento para la fabricación e industrialización de los productos. Aquí se incluye la planificación de procesos, el diseño de utillajes, actividades de ingeniería de soporte de montaje, simulación, optimización, lean manufacturing y gestión de la cadena de suministro.
Finalmente, una vez terminado el producto, suministramos soporte logístico integrado, desarrollo de manuales de servicio y publicaciones técnicas, certificación del producto, mantenimiento preventivo y correctivo y documentación de primer vuelo.

¿Qué atractivo tiene CT para los clientes y empleados?
Nosotros vendemos conocimiento y el conocimiento lo tienen las personas, nuestros empleados. Seleccionamos a nuestros ingenieros de modo que encuentren en CT un lugar donde desarrollar su vocación a largo plazo, con una variada exposición a tecnologías y competencias. Esto hace que podamos ofrecer a nuestros clientes la garantía que da el conocimiento y la experiencia adquirida. Nuestros ingenieros, al haber estado expuestos a diversos sectores y actividades dentro de la compañía, pueden proporcionar mejores propuestas de valor a nuestros clientes. Pero además, como son ingenieros por vocación, nuestra organización les proporciona un gran abanico de oportunidades únicas al respecto. Para los clientes, además de la garantía de una organización con histórico de buena reputación en el mercado, hacemos que el trabajo con nosotros sea cómodo y fácil. Nos gusta ayudar a nuestros clientes a conseguir sus objetivos, porque nos encantan los retos, y porque donde otros ven dificultades, nosotros vemos oportunidades.

¿Cuándo iniciaron la internacionalización, en qué mercados están y qué planes de futuro tienen en este apartado?
CT Engineering comenzó su internacionalización en el año 2010 con la compra de una empresa de ingeniería de Toulouse (Francia) especializada en cálculo y simulación para estructuras aeronáuticas. Actualmente disponemos de operaciones propias en cuatro países europeos (España, Francia, Alemania y Reino Unido) y una pequeña actividad en Brasil.
La trayectoria de CT en Francia es una historia de éxito empresarial, consecuencia de nuestra cultura de empresa y apuesta por las personas, al haber combinado con mentalidad abierta puntos fuertes de nuestro personal de ambos lados de los Pirineos. Así, hemos creado nuevas formas de realizar proyectos de ingeniería de producto mediante equipos que, ubicados en ambos países, trabajan de forma simultánea y colaborativa aprovechando las ventajas competitivas de cada lado. Nosotros lo llamamos “Near Shore Engineering”. Además, en cada país hemos incorporado cosas del otro. Nuestros ingenieros en España usan las metodologías operativas de nuestros compañeros franceses. Nuestros directivos franceses han adaptado los métodos de selección de ingenieros que usamos en España y que son una de las claves del éxito de CT Engineering.
Nuestra actividad en Francia está centrada en proyectos aeronáuticos, pero desde hace algún tiempo trabajamos también en el sector naval. Se trata de un sector en el que queremos crecer y aportar nuestra experiencia en productos como los submarinos. Pero el proyecto de crecimiento en Francia no se queda ahí. Los sectores automovilístico, industrial o nuclear son sectores a los que queremos contribuir para seguir creciendo aprovechando las sinergias de la ingeniería near shore.