Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 225 Octubre de 2017

Samuel Población, director nacional de Residencial y Suelo de CBRE España

Carmen Peñalver

CBRE es el resultado de la unión de CB Commercial, fundada en Los Ángeles en 1907, Richard Ellis, fundada en Londres en 1773, e Insignia, fundada en Greenville en 1990. En el año 1998 CB Commercial adquirió Richard Ellis Internacional y en 2003 la compañía se fusionó con Insignia, formando la empresa líder en servicios de consultoría del mundo, con el objetivo de ofrecer un servicio integral que acompañe al cliente en todas las fases del ciclo inmobiliario y le permita ganar ventaja competitiva. En 2011, para adaptarse a los nuevos tiempos, nuevos clientes y nuevos servicios, CB Richard Ellis pasó a denominarse CBRE.

Usted forma parte de CBRE desde 2005 y la empresa, con más de 40 años en el mercado español, es líder en consultoría inmobiliaria, transacciones y gestión de espacios. ¿Qué significa para usted estar en la empresa referente de su sector?
Trabajar en la compañía líder del mercado como es CBRE, no sólo a nivel nacional sino también a nivel internacional, te aporta mucho know how, acceso al gran conocimiento de todo el equipo de profesionales de la firma y poder trabajar con clientes y en proyectos de primer nivel. Todo ello te permite crecer como profesional y aportar, como compañía, mucho valor a nuestros clientes.

Entrando en materia, ¿cuál es la situación actual del mercado residencial en alquiler en España y cuáles son las previsiones de cara al resto del año y largo plazo?
Es un hecho que en España la tendencia social a la propiedad inmobiliaria está disminuyendo y el porcentaje de población que opta por vivir de alquiler se está incrementando en los últimos años. El peso del alquiler como régimen de residencia, ha pasado en los últimos 10 años, de representar un 10% del total, a ser un 22,2% actual, versus vivienda en propiedad (77,8%). El potencial de convergencia con la media de los países de la zona Euro (33,6%) es aún muy amplio, por lo que es de prever que el mercado de alquiler siga cobrando protagonismo en los próximos años, tanto entre consumidores como entre inversores. En relación a los precios, el crecimiento de las rentas se ha producido principalmente en las grandes ciudades y muy particularmente en Madrid y Barcelona (aumentos superiores al 15% respecto a 2016). En cualquier caso, no prevemos una burbuja en el mercado de alquiler, pues a diferencia del mercado transaccional de Obra Nueva (periodo de producción y entrega superior a 2 años), el ajuste precios en el alquiler es prácticamente inmediato.

¿Y en el mercado residencial de compra?
En el actual entorno de mercado -y pese al volumen del stock de viviendas sin vender- la actual producción de vivienda nueva es insuficiente para satisfacer la demanda. En los últimos años la demanda ha estado absorbiendo buena parte de la sobreproducción generada durante la fase expansiva del ciclo. Sin embargo, los actuales niveles de producción (64.000 Uds. visadas en 2016) se muestran todavía muy por debajo de los ciclos anteriores (aun en ciclos recesivos como el de los años 90).
Para 2017, en promoción se espera que, tanto la inversión residencial como el número de viviendas iniciadas, continúen consolidando la fase expansiva, dada la necesidad de vivienda nueva en los mercados más afianzados de España. Prevemos una cifra de viviendas nuevas a visar en 2017 cercana a las 90.000 unidades.