Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 226 Noviembre de 2017

Antonio Vila Bertrán, presidente de MicroBank

Juan Comas

La misión de MicroBank, banco social participado íntegramente por CaixaBank, es la de contribuir a la promoción de la actividad productiva, a la creación de ocupación y al desarrollo personal y familiar. El Grupo CaixaBank, que destina el mayor volumen de recursos a la concesión de microcréditos en España, constituyó en 2007 MicroBank para canalizar la actividad de microcréditos que hasta ese momento realizaba a través de la Obra Social “la Caixa”. De esta manera, se materializó la voluntad de dar respuesta a diferentes segmentos de población cuyas necesidades financieras no están lo suficientemente cubiertas, a través de un nuevo modelo de banca social que facilite el acceso a servicios financieros de calidad.

¿Qué colectivos pueden beneficiarse de los préstamos de MicroBank y con qué tipos de microcréditos?
MicroBank se dirige principalmente a aquellos colectivos con mayores dificultades de acceso al crédito debido principalmente a la falta de garantías y a la falta de historial crediticio, especialmente cuando se trata de iniciar un nuevo proyecto empresarial.
Ofrecemos microcréditos para negocios a emprendedores en situación de exclusión financiera -entre los que destacan los jóvenes, las personas en situación de desempleo y las personas inmigrantes-, pero también nos dirigimos a autónomos y microempresas. Pese a que la recuperación económica actual y la situación de los mercados es más favorable a la concesión de crédito, los trabajadores autónomos y las microempresas siguen mostrando mayores dificultades de acceso al crédito en comparación con empresas de mayores dimensiones.
También ofrecemos microcréditos familiares a familias con rentas modestas -con ingresos anuales inferiores a 18.000 euros.

¿En qué medida un préstamo de pequeño importe contribuye a la creación de puestos de trabajo?
El emprendimiento es una vía de inserción laboral que ha tomado gran relevancia en los últimos años en un contexto de elevados niveles de desempleo. Para muchas personas en paro, especialmente para aquellos parados de larga duración, el emprendimiento se presenta prácticamente como la única alternativa. El 23% de los emprendedores que hemos financiado con un microcrédito han iniciado un negocio por necesidad, ya que estaban en el paro e iniciar un negocio era la única vía que veían para tener un empleo.
Pero no sólo se emprende por necesidad, para muchas otras personas representa una opción cada vez más atractiva para mejorar su situación laboral, para conseguir mayores niveles de satisfacción en el trabajo o para poder tener condiciones laborales más adaptadas a sus necesidades personales. En cualquier caso, la consecuencia directa del emprendimiento es la generación de puestos de trabajo.
Por otra parte, no hay que olvidar la composición del tejido empresarial español caracterizado por un 96% de microempresas y su relevancia en la creación de empleo. En MicroBank principalmente financiamos proyectos de autoempleo, pero con la mejora de la situación económica estamos financiando negocios y microempresas que también tienen capacidad para generar nuevos puestos de trabajo. Por cada microcrédito para negocios concedido se crea 1,34 puestos de trabajo.

¿Cómo se garantiza la viabilidad del sistema de microcréditos sin garantías?
Para garantizar la viabilidad es importante conseguir una cartera de microcréditos que en su conjunto tengan un nivel de riesgo asumible. El microcrédito ha demostrado que personas con menos recursos y con economías modestas tienen un buen comportamiento de pago. Además, los microcréditos se comercializan en la red de oficinas de CaixaBank (más de 5.000 puntos en toda España), y esto nos permite disponer de un gran número de profesionales que conocen bien a los clientes y que confían en ellos y en sus proyectos, y la confianza en la persona es la base de los microcréditos.
En el caso de los microcréditos para negocios, además del compromiso y la voluntad de pago, es necesario que los negocios funcionen bien y generen recursos para pagar el microcrédito. Aquí también es clave la selección de los proyectos a financiar por parte de los empleados de las oficinas y de las entidades colaboradoras, apoyando a aquellos proyectos con mayores probabilidades de supervivencia.
Los acuerdos que tenemos con las entidades colaboradoras de MicroBank, el apoyo de las instituciones europeas y el contar con una estructura muy ligera son los otros factores que garantizan la viabilidad de nuestro modelo.
Por otra parte, quiero destacar que MicroBank ha generado beneficios desde su inicio y que se han reinvertido en el banco para mejorar su solvencia. Nuestro objetivo no es la maximización de beneficios, sino la maximización de nuestro impacto social con un modelo de banco que a su vez sea rentable y sostenible.