Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 227 Diciembre de 2017

Luis de Palacio Guerrero, presidente de FEFE

Jesús Monroy

Luis de Palacio Guerrero fue elegido nuevo presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), el pasado 17 de septiembre, en sustitución de Luis Rodríguez Dacal. Sus objetivos más inmediatos son luchar contra el empobrecimiento de las farmacias; fortalecer la organización, integrando asociaciones que se desvincularon en su día y promoviendo el asociacionismo entre las farmacias; y también centra su empeño en ofrecer nuevos servicios orientados a mejorar la gestión de los empresarios.
Tiene una doble licenciatura en Farmacia y Derecho y, además, es empresario de farmacia e hijo de una farmacéutica.
Ha sido secretario general de la organización durante los últimos cuatro años y es también presidente de la Asociación Madrileña de Empresarios de Farmacia; miembro de la Comisión de Recursos del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid y vocal en el Comité Científico del Observatorio de la Adherencia Terapéutica (el deber de cumplimiento del paciente con las prescripciones médicas y farmacéuticas).
Es un hombre que reparte juego entre sus directivos, sabe escuchar y facilita que sus colaboradores tomen iniciativas.
Va a fortalecer la organización incorporando a algunas organizaciones que se desgajaron en su dia de FEFE y ya en su segundo día de mandato había hablado con algunas representativas que están en vías de incorporarse, lo cual constituye el cumplimiento de uno de sus compromisos electorales.
Tiene una vena política sana que es conseguir lo que otros no han conseguido; tiene metas para engrandecer la vía empresarial de los farmacéuticos. Tiene la capacidad para relacionarse con multitud de estancias políticas, sociales y empresariales que pueden convertir a FEFE en una organización nacional fuerte, saneada y representativa. Tiene todas las condiciones de un líder: talento, empuje, capacidad de diálogo y constancia. Estamos ante una firme promesa del movimiento empresarial español.
Le invitamos a repasar su programa electoral. Comienza comentando que “la farmacia es hoy la columna vertebral del sistema sanitario público. La farmacia es el centro de salud más cercano al paciente para dispensarle el fármaco adecuado. Hay cerca de 23.000 farmacias en España y eso es una enorme bondad para la sanidad española. La farmacia es el establecimiento más cualificado para aconsejar en el mantenimiento y prevención de la salud de las personas. En la farmacia se encuentran todos los remedios tradicionales junto con los productos innovadores de autocuidado desarrollados por laboratorios más avanzados. El mejor consejo de autocuidado lo da el farmacéutico”
“Ahora bien -matiza-, -tengo que decir que en los últimos años hemos asistido a un empobrecimiento de la farmacia y en FEFE estamos dispuestos a luchar contra esta situación”

¿Qué tienen previsto hacer?
Tenemos que convencer a las autoridades para que se lleve a cabo la derogación de los Reales Decretos que se dictaron en su día con carácter temporal y urgente para combatir la crisis y que ya carecen de sentido. Hasta el propio Gobierno dice que se ha superado la crisis. Pero esos decretos están ahí. Llevan en vigor una década y suponen una pérdida de más de cinco puntos en el margen medio bruto de los medicamentos financiados.
Además, es necesaria una limitación en la apertura de nuevas farmacias y se deben facilitar los traslados de algunas farmacias a zonas de mayor crecimiento demográfico, porque muchas de ellas se encuentran ubicadas en zonas que se han ido despoblando y por ende han dejado de ser rentables. El que España ocupe la primera posición de la OCDE en número de farmacias por cada 100.000 habitantes, indica que el objetivo de capilaridad ya se ha alcanzado con éxito, pero también tenemos ahora que paliar los inconvenientes como es tener que subvencionar a un millar de farmacias.