Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 234 Julio-Agosto de 2018

Daniel Leiva Ruiz, socio fundador de MK Premium

Carmen Peñalver

MK Premium es una empresa patrimonial que gestiona activos inmobiliarios, pero especializada en la compra de edificios, para aumentar su valor. Cuenta con oficinas en Madrid y Barcelona, aunque en este inicio de 2018 ha abierto sus dos primeras delegaciones internacionales en Portugal, concretamente en Lisboa y Oporto.
La compañía lleva a cabo un innovador modelo de negocio que, unido a su experiencia en el sector y a su equipo de profesionales especializados, se ha erigido como una de las empresas de mayor crecimiento en nuestro país.
Las ciudades donde tiene presencia se caracterizan por ser zonas estratégicas, tanto a nivel cultural y turístico como económico, donde MK Premium selecciona los mejores activos, para conservar su patrimonio arquitectónico.

MK Premium es una de las compañías del sector inmobiliario que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos años. ¿Cuál ha sido el secreto de este importante éxito empresarial?
Mucho esfuerzo y dedicación, pero, sobre todo, disponer de un equipo humano profesional y con demostrada experiencia en el sector. Conocemos bien el mercado inmobiliario y gracias a nuestra especialización en la adquisición de edificios enteros, buscamos los mejores activos para que formen parte de nuestra cartera. Muchos de estos inmuebles son singulares y con una larga historia detrás, así que, además, intentamos conservar su patrimonio. Operar en ciudades clave como Madrid, Barcelona, Lisboa y Oporto nos permite especializarnos y atender la demanda existente en cada región de forma personalizada.

En su actividad diaria un tema importante es la “conservación patrimonial”. Háblenos de ello.
Un 54% de los edificios construidos en nuestro país, según recoge el Ministerio de Fomento, son anteriores a 1980. Estas cifras denotan que España cuenta con un parque inmobiliario envejecido y muchas de estas propiedades necesitan una actuación urgente no sólo para su conservación, sino también para garantizar su seguridad. Asimismo, muchos de estos edificios son singulares y forman parte del patrimonio cultural de ciudades como Madrid o Barcelona. En cierto modo, nos sentimos como un cirujano que opera con estos edificios con la finalidad de perpetuar su legado. Esta línea de negocio es la que vamos a exportar también a Portugal, ya que nuestro compromiso también está en la conservación patrimonial de los edificios que adquiramos.

Analizando los datos de 2017 y las perspectivas optimistas de 2018, por parte de la gran mayoría de instituciones y empresas especializadas, así como entidades financieras, respecto al sector inmobiliario, nos gustaría conocer su opinión.
El año 2017 ha sido importante para el sector inmobiliario y se prevé que 2018 sea el de su consolidación. De hecho, los precios de las viviendas han tenido un aumento más moderado durante el pasado mes de enero y, gracias a la recuperación económica y los favorables tipos de interés hipotecario, con el Euríbor en mínimos históricos, la demanda de viviendas mantiene su tendencia alcista en ciudades clave como Madrid y Barcelona. Son, además, dos centros neurálgicos para inversores tanto extranjeros como españoles, así que se presenta una buena oportunidad, para satisfacer la creciente demanda. Mucho se ha hablado de posible burbuja inmobiliaria, pero opino como la mayoría de expertos del sector, que reiteran que hemos aprendido de los errores del pasado y a diferencia de la burbuja de hace una década, este incremento no es generalizado, sino que el crecimiento es desigual en el conjunto del país.