Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 232 Mayo de 2018

José Zudaire Sarobe, director general de ASCRI

Paloma Sastre

El capital privado (Venture Capital & Private Equity) está representado en España por la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI) y lo hace ante las autoridades, Gobierno, instituciones, inversores, empresarios y medios de comunicación, emitiendo comunicaciones de forma regular, además de proporcionar estadísticas e información actualizada sobre la evolución del marco fiscal y legal y organizando una serie de actividades como cursos de formación, mesas redondas y eventos para los socios y público en general con el fin de difundir y reforzar la contribución del capital privado para la economía y el crecimiento de las pymes en España.
Una entidad de capital privado aporta a la empresa además de recursos financieros, profesionalización, credibilidad y experiencia en el diseño de nuevas estrategias de creación de valor. Es capaz de alinear intereses de accionistas y gestores, desarrollando atractivos esquemas de retribución y motivación de estos últimos. Cuando pasan unos años y la empresa ha generado el valor esperado y está lista para ser desinvertida, organiza un proceso de venta que maximiza el valor de su inversión y también la de otros accionistas y gestores acompañantes en estos proyectos.
La inversión de capital privado puede realizarse en cualquier etapa de la vida de una empresa. Partiendo de esta peculiaridad, se establecen los dos términos fundamentales que hacen referencia al sector: Venture Capital y Privaty Equity, ambas tienen elementos comunes entre sí, tales como la participación de un inversor profesional y la aportación de capital y gestión en compañías que no cotizan en bolsa pero también presentan unas características propias.

¿En qué consiste específicamente el capital privado y cuáles son las principales modalidades del mismo?
El capital privado (Venture Capital & Private Equity) es una actividad desarrollada por entidades especializadas que consiste en la aportación de recursos financieros de forma temporal (3-10 años) a cambio de una participación (mayoritaria o minoritaria) a empresas no cotizadas con elevado potencial de crecimiento. Esta inyección de capital se complementa con un valor añadido: asesoramiento ante problemas concretos, credibilidad frente a terceros, profesionalización de los equipos directivos, apertura a nuevos enfoques del negocio, experiencia en otros sectores o mercados etc. El objeto del capital privado es contribuir al nacimiento y a la expansión y desarrollo de la empresa, para que su valor aumente.
Los fondos pueden entrar en cualquier fase de la empresa, y se dividen en:
Venture Capital: la aportación de capital en una empresa que se encuentra en fase inicial o de desarrollo temprana.
Private Equity: la aportación de capital se dirige a empresas en crecimiento o ya consolidadas.

¿De dónde procede el capital de este tipo de compañías?
El capital procede de fondos de pensiones, compañías aseguradoras, familiy offices…

¿Qué sectores son los más activos en este tipo de financiación?
El capital privado tiene un enfoque generalista y multisectorial, ya que lo que estudian son empresas concretas con potencial de crecimiento.
Para el conjunto del Venture Capital & Private Equity, en 2017 los sectores que más volumen de inversión recibieron fueron principalmente Productos de Consumo (26%), Hostelería/Ocio (18,5%) y Transporte/Logística (14,6%). Por número de inversiones, los sectores más relevantes fueron Informática (40%), Productos de Consumo (9%) y Medicina/Salud (8,7%).