Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 246 Septiembre de 2019

Diego Murillo Carrasco, Presidente de Honor de Agrupación Mutual Aseguradora y Presidente de Fundación A.M.A.

Juan Comas

Médico, al igual que su admirado padre, el que ejerció en la Isla de Arosa durante muchísimos años, apasionándoles a los dos su profesión de médicos. Sus padres le transmitieron valores esenciales: trabajo, fuerza, ganas de vivir y optimismo.

En el año 1973 fundó e inauguró el Sanatorio Ntra. Sra. de la Merced acompañado de los doctores Nuño Gallas y Carballo, centro hospitalario médico quirúrgico que disponía de 90 camas y el que dirigió durante 40 años. Sin duda su vida fue la medicina… la obstetricia y la ginecología. Su paso por la política fue durante más de una década, la más cercana al ciudadano como concejal en el Ayuntamiento de Pontevedra durante doce años y ocho como diputado autonómico, con el único fin de devolver a la ciudadanía parte de lo que le había dado.

Después de estas actividades, dejó todas por A.M.A., por la ilusión del proyecto y sus consecuencias. “Prácticamente empezamos desde cero, en un piso alquilado con algunas deficiencias en la calle Villanueva de Madrid y con la permanente ilusión, ideas claras, esfuerzo, trabajo, trabajo y más trabajo y un equipo humano fuera de lo común y hasta hoy y ahí están nuestras magnitudes y logros. Y sin ánimo de ser pretencioso, yo estaba convencido de que este proyecto/realidad sería más que beneficioso para la sociedad española”.

A.M.A. se fundó hace más de cuatro décadas. ¿Cuándo exactamente, dónde, quiénes fueron sus impulsores, bajo qué figura legal y con qué objetivos?
La Mutua nace en 1987 tras la separación por normativa legal de Previsión Sanitaria Nacional. De este modo se convierte en Agrupación Mutual Aseguradora, y comienza su andadura en el mundo del seguro general. Los inicios fueron muy humildes. Trabajábamos en un piso de alquiler en la calle Villanueva de Madrid, con una plantilla de once personas. Hoy somos más de 650 empleados, movemos más de 175 millones de euros al año y tenemos un patrimonio de más de 100 edificios en España y tres oficinas en Ecuador. El crecimiento ha sido espectacular, aunque los puntos cardinales que guían nuestra actividad siguen siendo los mismos que entonces, la apuesta por la calidad del servicio al colectivo sanitario, la cercanía y la fidelización de los mutualistas.

Se les conoce como “la mutua de los profesionales sanitarios”. ¿Son sus mutualistas sólo los de este sector de actividad o también los hay de otros? ¿Cuáles son sus Órganos de Gobierno?
A.M.A. solo se dedica al sector sanitario. Es una mutua hecha por sanitarios para sanitarios. No hay nadie que conozca y entienda sus necesidades como nosotros. Creo que ha sido la especialización y la experiencia que proporcionan los 54 años de vida que tenemos lo que ha hecho que nos hayamos convertido en una de las mayores aseguradoras del país.

Comercializan dos grandes bloques de servicios, Seguros Particulares y Seguros Profesionales. ¿Nos puede mencionar los más demandados?
En A.M.A. hemos sido muy sensibles a las necesidades de los profesionales sanitarios en cualquier ámbito, lo que nos ha obligado siempre a innovar y adaptarnos a los nuevos escenarios con una gama de productos completa, competitiva y de primer nivel. En el ramo asegurador de no Vida, disponemos del Seguro para Autos y Motos, muy reconocido por los mutualistas y el sector, los Multirriesgos de Hogar y de Establecimientos Sanitarios. Hace poco más de un año se creó el seguro AMA Vida para proporcionar recursos económicos a los familiares en caso de fallecimiento y garantizar los ingresos que podamos necesitar en caso de invalidez permanente y absoluta.

Y ahora hablemos de la Fundación A.M.A. que se constituyó en 2010. ¿Por qué, cuál es su estrategia y compromisos?
La Fundación A.M.A. sirve de puente entre el Grupo y la sociedad contribuyendo a su desarrollo a través de tres instrumentos fundamentales, el apoyo a la formación de los profesionales sanitarios, la divulgación científica y el respaldo a organizaciones sin ánimo de lucro en el desarrollo de acciones humanitarias con un foco especial en la infancia. El resultado ha superado las expectativas con creces. Cada vez apoyamos más iniciativas. Empezamos respaldando 11 causas. El último año hemos colaborado en 53. En este tiempo hasta 1.020 estudiantes se han favorecido de nuestro programa de becas. Entregamos los premios científicos, muy consolidados en el sector con una de las dotaciones económicas más elevadas, de 40.000 euros. Concedemos las ayudas a los Comedores Sociales y los bancos de alimentos y el Premio Mutualista Solidario.

¿Cómo colaboran sus mutualistas en las actividades de la Fundación?
Los mutualistas son el mayor patrimonio de A.M.A. Proporcionarles el mejor servicio es el fin que da sentido a nuestra labor y nos orienta hacia el futuro que deseamos. Nos gusta que participen de manera directa en la Fundación, para lo que se creó el Premio Nacional Mutualista Solidario con el objetivo de financiar diez proyectos sociales y de ayuda humanitaria a propuesta de los propios mutualistas.