Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 247 Octubre de 2019

Andrés Romero Peña, consejero director general de Santalucía

Paloma Serrano

Curioso por naturaleza, este extremeño de 54 años es el actual consejero director general de Santalucía. Se define a sí mismo como una persona bastante normal, amante de su familia, “abogado de vocación” y buen lector. Su carrera profesional se ha desarrollado en Santalucía, aseguradora de la que es el máximo ejecutivo desde hace cinco años, en los que se han producido varios de los cambios más relevantes para la entidad y para el Grupo del que es matriz.

Son líderes nacionales en Seguros de Decesos. ¿Cómo se llega a ello, qué porcentaje tiene este ramo en la cifra total de negocio y cuántos millones de euros en primas?
Es muy satisfactorio y estimulante ocupar una posición de liderazgo en un ramo en el que las familias, además de las propias necesidades de la prestación de servicio garantizada por el seguro, tienen otras necesidades mucho menos evidentes y más profundas. Y nuestra posición sectorial en este ramo se debe, fundamentalmente, a que también sabemos satisfacer estas necesidades no tan obvias, a conocer muy bien a nuestros asegurados, a que sabemos qué hacer en cada momento, a que en cada una de las empresas del grupo contamos con profesionales con una excelente calidad técnica y humana que se esfuerzan día a día para seguir contando con la confianza y lealtad de nuestros asegurados. Creo que, por todo esto, ocupamos la posición que ocupamos.
A finales de 2018 nuestras primas en el ramo de Asistencia Familiar (Decesos y sus complementarios de Asistencia y Accidentes) suponen el 32,2% del total de primas a nivel de grupo, con un volumen de algo más de 830 millones de euros.

Están apostando significativamente por el ramo de Vida. ¿Cuáles han sido sus últimos movimientos, qué porcentaje del total de negocio representa ya y qué objetivos tienen a corto y medio plazo?
El año pasado nos establecimos como uno de los principales operadores del ramo en el mercado español, posicionándonos como 5º Grupo Asegurador en Vida, posición que mantenemos también en el primer semestre de este año. Además, hemos afianzado esta posición con la adquisición, en 2018, del 50% de Pelayo Vida. Uno de nuestros objetivos ha sido contar con un negocio asegurador más equilibrado entre Vida y No Vida. Así, actualmente, el ramo de Vida supone ya un 54% del total.
Nuestro objetivo a corto y medio plazo es ofrecer las mejores soluciones de protección a nuestros asegurados en un entorno marcado por la creciente longevidad, que aumentará aún más en los próximos años y que va a exigir a las personas disponer de ahorros complementarios al sistema público de pensiones, con el fin de hacer frente a la etapa de postjubilación, que se prevé cada vez más prolongada.

Específicamente, ¿qué nos puede decir de su actividad en el segmento de la Gestión de Activos a través de su gestora Santalucía Asset Management?
Actualmente, Santalucía AM ocupa una posición de referencia en el sector. Gestiona aproximadamente 1.700 millones de euros en Fondos de Inversión y más de 3.000 millones de euros en mandatos de gestión de Planes de Pensiones. (Inverco, agosto 2019).
A cierre de agosto de 2019, cuenta con tres fondos calificados con cinco estrellas Morningstar: el Santalucía Ibérico Acciones, el Santalucía Espabolsa y el Santalucía Eurobolsa. El Santalucía Ibérico Acciones terminó 2018 como el mejor fondo de su categoría para inversores minoristas y también lidera el plazo a 3 años. El Santalucía Espabolsa es líder en los plazos de 10 y 15 años. El Santalucía Eurobolsa ha destacado por tener una rentabilidad acumulada del 11,14% en lo que va de año (datos de agosto de 2019) y del 38,29% en los últimos cinco años. (Finect).

La implantación de su Plan Estratégico Transforma 2020 se vertebra alrededor de tres pilares estratégicos. ¿Cuáles son y qué objetivos persiguen?
El objetivo fundamental de Transforma 2020 es consolidar una transformación profunda que nos permita abordar el futuro con éxito. Nuestro plan pone el foco en tres pilares estratégicos: Renovar la apuesta en el negocio principal. Crear nuevos motores de crecimiento. Dotarnos de nuevas capacidades para competir en el entorno digital. No sólo estamos creciendo en tamaño, sino también de forma rentable. Es muy importante hacer operaciones que sigan aportando valor, crecer de forma ordenada, consolidarnos adecuadamente y generar nuevos proyectos de futuro.